sábado , 10 junio 2023

Palabras de la Doctora Perla Gómez Gallardo durante su participación en el Pronunciamiento conjunto contra la fobia y las diversas manifestaciones que agreden la dignidad de la población lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual, que habita y transita en la ciudad de México, y el lanzamiento de la Campaña CDMX sin fobia LGBTTTI, en la sede de la CDHDF

Discurso 33/2014
12 de mayo de 2014

Buenos días a todas y todos. Antes que nada, celebró la concurrencia el día de hoy del Magistrado Edgar Elías Azar, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF); de Jacqueline L´Hoist, Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), en representación del doctor Miguel Ángel Mancera, a quien le hacemos extensivo un cordial saludo; al Diputado Manuel Granados Covarrubias, Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF); y a Ricardo Román Vergara, Director de Inspira Cambio, AC.

Esta concurrencia es muy importante en lo que implica el que se asuma este compromiso por las y los titulares, en una lógica de reconocimiento y de muestra de un mensaje que no puede soslayarse.

Saludo también a las instancias que apoyaron la organización de este evento y se sumaron a la Campaña contra la fobia hacia la población LGBTTTI, misma que hoy se presenta, ya que sin su apoyo no hubiera sido posible.

Agradezco a la Embajada del Reino de los Países Bajos, a la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal, al INJUVE, al Mecanismo de Seguimiento y Evaluación del Programa, a la Clínica Especializada Condesa, al Centro Comunitario de Atención a la Diversidad Sexual, a las Delegaciones Cuauhtémoc y Xochimilco, y especialmente a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) BarmexAmor es amorGrupo de Diversidad SexualAsociación Médica Estudiantil PolitécnicaEscobra Reproducción y Sida, entre otras muchas más que se están sumando a esta campaña.

Gracias a ustedes, hoy podemos sumarnos en este pronunciamiento conjunto y ratificar nuestro compromiso contra la fobia y diversas manifestaciones que agreden la dignidad de la población LGBTTTI que habita y transita en la ciudad de México.

En la Comisión, desde el año 2010, al mes de noviembre de 2013, hemos recibido 151 quejas presuntamente violatorias de los siguientes derechos humanos: igualdad ante la ley y no discriminación, derecho de las personas privadas de su libertad, derechos sexuales y reproductivos, derecho a la honra y a la dignidad, derecho a la integridad personal, derecho de la víctima o persona ofendida, derecho a la salud, a la seguridad jurídica, a la libertad y seguridad personales, y al debido proceso y garantías individuales.

Si bien estas cifras no son representativas del fenómeno de fobia y discriminación social, pues sólo registran presuntas violaciones cometidas por alguna instancia de gobierno, sí nos permiten dimensionar que la violencia y la discriminación nos representa un reto que hay que abordar de manera conjunta entre todas y todos.

La Comisión de Derechos Humanos celebra este momento en que el Gobierno del Distrito Federal, representado por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal suscribimos este compromiso y enviamos un mensaje directo y contundente para que en la ciudad de México la orientación sexual y la identidad y expresión de género dejen de ser motivos de violaciones a derechos humanos, de discriminación y de violencia, que se traducen lamentablemente en casos tan graves como los crímenes de odio cometidos por parte de quienes no aceptan convivir en una sociedad plural y diversa en la que el respeto a la diferencia y a las libertades fundamentales debiera ser el eje rector de nuestra convivencia.

El día de hoy es una fecha que marcaremos como un hito en la evolución del ejercicio de los derechos humanos en nuestra ciudad y en nuestro país, pues no basta con expresar el respeto a la diferencia y a la pluralidad de nuestra sociedad en términos legales, sino que además, resulta indispensable que esa expresión se traduzca en una voluntad política clara y verificable. Por ello, este pronunciamiento conjunto, como una muestra de esa voluntad, resulta de especial trascendencia para el ejercicio de los derechos humanos en nuestra ciudad. Esta expresión de la voluntad política de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y, desde luego, de esta Comisión, representa el resultado del trabajo incansable de las Organizaciones de la Sociedad Civil, que han hecho posible que hoy podamos pronunciarnos contra una de las radicales y peligrosas conductas generadoras de incontables manifestaciones de violencia, en contra de las agresiones a la dignidad y de las violaciones a los derechos humanos;

Pronunciarnos en contra del odio, de la fobia, de la discriminación y de la violencia, es una expresión pública que envía un mensaje claro a la sociedad en nuestra ciudad: aquí ninguna autoridad propiciará o permitirá que a las y los integrantes de este grupo poblacional se les violente su derecho y mucho menos que sean discriminados o violentados por su condición, orientación, preferencia o identidad sexual.

Este acto nos compromete también con la memoria y el trabajo de aquellas personas que fueron víctimas de crímenes de odio por su orientación sexual o por su identidad y expresión de género, así como aquellas víctimas de la fobia social que tanto nos han lesionado como colectividad.

Estamos seguros que el compromiso que hoy se avala, se reflejará en acciones que disminuirán las violencias a derechos humanos contra la población LGBTTTI, por parte del servicio público, que traerán apertura a las propuestas de armonización con los estándares internacionales, como lo es el garantizar, a través de una reforma procesal, el reconocimiento de la identidad de género; impulsar el establecimiento de políticas públicas y mejora de protocolos de atención en todos los ámbitos de gobierno es otra acción para garantizar la igualdad de condiciones para el ejercicio de los derechos humanos de la comunidad, que puede dar accesibilidad al derecho a la educación y al trabajo, en particular a las mujeres lesbianas que sufren doble discriminación: por ser mujeres y por su orientación sexual; visibilizar los derechos de las personas bisexuales; que las personas intersexuales accedan a una vida digna, con plenitud de derechos; garantizar los derechos y el respeto que exigen las familias y eliminar la discriminación en la Ciudad de México.

La Asamblea Legislativa, en las diversas (…) que tendrán en los compromisos institucionales para la Reforma respectiva, y que debemos seguir acompañando e impulsando para avanzar en la construcción de una sociedad igualitaria y respetuosa.

La discriminación y la violencia continúan impidiendo el pleno ejercicio de los derechos humanos de quienes viven la diversidad sexual y vulneran su dignidad e integridad física y mental. Por ello, debemos sumar todos nuestros esfuerzos para garantizar que estos actos no se repitan y que poco a poco vayan desapareciendo de nuestras prácticas sociales.

La agenda pendiente para la población LGBTTTI es amplia, pero mayor es la alianza que el día de hoy hacemos al asumir el compromiso entre la Comisión y los entes del Gobierno del Distrito Federal, del Poder Legislativo y del Poder Judicial, por el respeto y garantía del derecho de todas y todos a ejercer una sexualidad libre de coerción, discriminación y violencia, y a promover la plena inclusión y respeto de los derechos humanos de la población LGBTTTI en todos los ámbitos de la vida pública-privada, como una forma sustantiva de construcción de una sociedad más democrática y libre para todas y todos.

 Enhorabuena por este compromiso político. Cuenten con esta Comisión para acompañar y dar seguimiento a los compromisos del Pronunciamiento y para seguir luchando por el pleno reconocimiento y respeto de sus derechos humanos. Esto no es una concesión graciosa: esto es lo mínimo, en respeto, en dignidad e identidad que nos debemos como instituciones, como sociedad y, más que nada, como personas. Muchas gracias.