jueves , 29 septiembre 2022
Galería: Acto de Reconocimiento de Responsabilidad de FGJCDMX, en Recomendación 08/2014

Palabras de la Presidenta de CDHCM, Nashieli Ramírez, en el Acto de Reconocimiento de Responsabilidad de la FGJCDMX en la Recomendación 08/2014

Discurso 21/2022
16 de agosto de 2022 

Buenas tardes a todas, todos y todes quienes nos acompañan el día de hoy en la sede de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y a quienes nos siguen a través de la transmisión en vivo en nuestras redes sociales.

De forma especial saludo a Lucía Lagunes Huerta, Directora General de Comunicación e Información de la Mujer, A.C., (CIMAC), ─como todas la conocemos─, a las integrantes de dicha asociación periodística, y a Jasmín Vera Aguilar, Fiscal de Investigación Estratégica de Asuntos Especiales, así como a todos los que nos acompañan aquí presencialmente en la Comisión.

El motivo que nos reúne el día de hoy es el reconocimiento público de responsabilidad que hace la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, por las violaciones a derechos humanos cometidas con motivo del allanamiento de oficinas y robo a las oficinas del medio de comunicación en el 2011. Hace ya 11 años…

Todavía me acuerdo de esa mañana cuando Lucía nos habló a diferentes integrantes de organizaciones sociales aliadas de CIMAC, que trabajábamos con CIMAC, para avisarnos cómo estaban las oficinas y lo que había pasado, y de entrada ─sí hacer un apuntalamiento aquí personal─ el miedo de las compañeras exactamente cuando llegaron a esas oficinas, viendo lo que había pasado.

En agravio a 18 mujeres periodistas de esa organización y que motivó la emisión de la Recomendación 08/2014 por la “Omisión de investigar diligentemente delitos cometidos en agravio de personas que ejercen el periodismo”.

Este acto de reconocimiento público es parte de las medidas de satisfacción encaminadas a reparar el daño inmaterial o moral que ocasionó la autoridad responsable a las víctimas, pero también contribuye de manera instrumental a que violaciones a los derechos humanos como las documentadas no se repitan.

En su momento, la Comisión de Derechos Humanos, en ese entonces del Distrito Federal, señaló que la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal incurrió en omisiones graves relacionadas con la correcta averiguación previa, elaboración de análisis de riesgo y contexto, la investigación de los hechos, la determinación de responsabilidades y los derechos de las víctimas del delito como brindar asesoría legal y atención psicológica a todas mujeres periodistas pertenecientes a CIMAC.

La investigación realizada por la Cuarta Visitaduría General de la Comisión arrojó una serie de puntos recomendatorios con los que se impulsó la reparación integral en los diferentes tipos de daño.

Algunas de las medidas que ya han emprendido las autoridades son la capacitación al personal de la Agencia Central de Investigación para la atención de Delitos cometidos en agravio de las y los periodistas en ejercicio de esta actividad en materia de derechos humanos, perspectiva de género y libertad de expresión; así como el deslinde de responsabilidades al personal de la Fiscalía con apoyo del Programa de Lucha Contra la Impunidad de esta Comisión, con lo cual se logró que se impusiera una sanción al personal ministerial directamente responsable de los hechos documentados.

Uno de los puntos recomendatorios consistió en concretar la creación del Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en la Ciudad de México, instancia que ya opera en esta entidad federativa desde hace siete años, y aquí contamos la presencia de quien la dirige. Gracias Tobyanne Ledesma Rivera.

A ocho años de seguimiento a la Recomendación, la representación de la autoridad responsable dirige hoy un mensaje de reconocimiento de responsabilidad que resulta uno de los actos más importantes para alcanzar la reparación del daño.

Tal como lo ha sostenido la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), esta Comisión comparte que el reconocimiento de responsabilidad debe de ser fruto de un profundo examen y revisión de cada institución implicada en fallas que propiciaron la violación a los derechos humanos de las personas y es, por tanto, un reconocimiento del incumplimiento de las obligaciones del Estado que emanan de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

El reconocimiento de responsabilidad conlleva el reconocimiento de que la obligación del Estado consistía en evitar que hubieran sucedido los hechos que fueron denunciados y que ocasionaron un agravio profundo a las personas y a la sociedad.

En ese sentido reza el Principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión: “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada…”.

Este acto público que se celebra el día de hoy, a 11 años de los hechos, de cara a las víctimas y a la sociedad en su conjunto, en un contexto de violencia hacia las personas periodistas que ya se registraba entonces y que persiste. El daño a la labor periodística es el daño a la libertad de expresión de toda una colectividad y es ese reconocimiento el que debe de quedar claro a la par del daño específico a las víctimas y, en este caso, a CIMAC como medio de comunicación independiente.

Al ser público, por tanto, el presente acto de reconocimiento de responsabilidad permite a la sociedad en general presenciar la calidad y el compromiso de sus autoridades frente al desequilibrio que se generó al incumplir las obligaciones de protección, de acceso a la justicia, entre otros.

En ese sentido, es congruente que los actos de reparación conduzcan a las instituciones a asumir de manera crítica su responsabilidad y modificar las condiciones estructurales que generan tales violaciones. Lo anterior, ya que el reconocimiento de responsabilidad significa dar cumplimiento a los estándares más altos de reparación del daño.

Esperamos que el día de hoy, este reconocimiento abone también a la visibilización del trabajo que CIMAC realiza día con día en el ejercicio de periodismo independiente y de investigación con perspectiva de género, y que abre espacios de participación a otras mujeres de manera que la propia sociedad participe en la vigilancia y defensa de los medios de comunicación independientes.

La Comisión reitera su compromiso de acompañamiento a las víctimas y seguimiento a las autoridades. Y agradece de manera especial a la Fiscalía que se haya realizado esta acción en esta Comisión.

Gracias.