viernes , 3 febrero 2023

Discurso de la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez Hernández, en el Primer Encuentro Nacional de Mujeres Titulares de los Organismos Públicos de Derechos Humanos

Discurso 11/2022
29 de abril de 2022

Muy buenos días a todas, todos y todes a las que están aquí y a quienes nos están siguiendo a través de nuestras redes sociales.

El día de ayer comenzamos lo que denominamos el “Primer Encuentro Nacional de Mujeres Titulares de los Organismos Públicos de Derechos Humanos”.

Y hoy queremos compartir con ustedes la ponencia magistral de Belén Sanz Luque, representante en México de ONU Mujeres.

Hoy están con nosotros, como lo comentaba, las Presidentas de Derechos Humanos de nuestro país. Hoy somos 12 las que dentro del Sistema No Jurisdiccional de Derechos Humanos somos mujeres. Representamos el 36% de las y los titulares. Y esto es un avance porque es la primera vez en la historia de estos 30 años, promedio, que tiene el Sistema en México que tenemos esta gran cantidad de mujeres, que todavía es poca si lo consideramos no nada más en términos nacional, sino cómo está conformado y quiénes son las y los defensores públicos de nuestro país.

En términos globales, el 56.1% de quienes trabajan en las Comisiones somos mujeres. ¿Qué quiere decir esto? Somos las mujeres que formamos ligeramente y, por lo menos, tenemos paridad en el ejercicio exactamente de esta labor. Pero cuando llegamos y cuando se trata de la titularidad eso va disminuyendo y no es está relacionado con el número con quienes finalmente son los titulares.

Es por eso que es importante para las Presidentas aquí presentes, me permito mencionarlas rápidamente: Yessica Janeth Pérez Carreón, de Aguascalientes; Ligia Nicthe-Ha Rodríguez, de Campeche; Cecilia Narciso, de Guerrero; Olga Susana Méndez, de Nuevo León; Giovanna Itzel Argüelles, de San Luis Potosí; Olivia Lemus, de Tamaulipas; Jakqueline Ordoñez, de Tlaxcala; Namiko Marzumoto está viéndonos a distancia, del estado de Veracruz; y María de la Luz Domínguez Campo, de Zacatecas, mis compañeras a quienes saludo de manera especial.

También hoy quiero destacar la presencia virtual de Nadia Alejandra Cruz, Defensora del Pueblo de Bolivia; igual a María José, Coordinadora de la Defensoría de la Mujer de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que son defensoras en este país; y a la doctora Estelvi Jiménez Salinas.

Quisiera hacer rápidamente un señalamiento antes de darle la palabra a nuestra querida Belén Sanz Luque, representante en México de ONU Mujeres, que amablemente ha venido a acompañarnos para darnos la conferencia “Avances y desafíos para la participación y liderazgo de las mujeres en la vida pública”.

Decirles por qué es importante que las mujeres estemos construyendo redes alrededor de la defensa de los derechos humanos.

No se puede hablar de la defensa de los derechos humanos sino está desde la lógica y la perspectiva de las mujeres. No podemos avanzar ni en los procesos de interseccionalidad ni en los procesos de progresividad, de los avances mismos de la garantía de todas y todos los derechos humanos, sino lo hacemos con esta mirada que tiene que ver con las miradas de las mujeres, simplemente porque ahí exactamente está la brecha de desigualdad, están los sentidos del derecho en el acceso, digamos, de los derechos.

Somos, además, las mujeres quienes más estamos en las instituciones públicas de derechos humanos. Defendemos derechos humanos y por lo tanto es importante que en los puestos de decisión, como pueden ser estos puestos, tiene que haber esta mirada feminista, una agenda feminista, una agenda de derechos de las niñas y de las mujeres, no nada más en nuestro país, sino también en el mundo.

Sin más que compartirles, éste es el mensaje de este encuentro. Éste es el mensaje que queremos dar las Presidentas de las Comisiones de Derechos Humanos de este país. Decirles que en estas mujeres tienen no nada más a las defensoras en general de derechos humanos, sino que tienen a mujeres que están comprometidas con la defensa de los derechos de todos en sus estados y con la defensa de los derechos humanos de las mujeres.

Muchísimas gracias, Belén. Sin más, bienvenida