miércoles , 8 diciembre 2021

Palabras de la Presidenta de CDHCM, Nashieli Ramírez, en inauguración de la exposición fotográfica «A cuatro años del 19 de septiembre, la Reconstrucción de San Gregorio Atlapulco»

Discurso 37/2021
22 de septiembre de 2021

Muy buenas tardes a todas y todos los que están aquí y a quienes nos está siguiendo por redes sociales en este evento de inauguración de la Exposición Fotográfica: “A cuatro años del 19 de septiembre, la Reconstrucción integral con modelo participativo en San Gregorio Atlapulco”.

Quisiera especialmente agradecer a quienes me acompañan aquí en el presídium: a Elvira Crisalia Ríos, a Margarita González, a Jabnely Maldonado, a Martha Ávila y a Donají Olivera, que estemos aquí presentes. Agradecer también ─aquí están enfrente─ a la Diputada Indalí Pardillo, a la Diputada Alejandra, muy bienvenidas a esta Comisión. Y a mi queridísima Lilia Rossbach, que nos viene a traer Buenos Aires aquí a la Comisión.

Especialmente a quienes vienen de San Gregorio y están ahorita aquí en la Comisión. Pero no nada más eso, a los que vienen de San Gregorio y nos van a dejar esta exposición para que mucha gente suba a San Gregorio sin la necesidad de subir. Entonces, creo que eso es lo que más les agradezco y que puedan compartir con nosotros aquí en la Comisión, y con la gente que venga a la Comisión, exactamente un pedacito de San Gregorio acá abajo en Coyoacán. Muchísimas gracias por estar aquí. Muchísimas gracias por permitirnos aquí en la Comisión albergar parte de su trabajo.

Si bien todas las alcaldías de la Ciudad de México se vieron afectadas con motivo del sismo del 19 de septiembre del 2017, pues por lo menos una de cada tres colonias registraron afectaciones. Fueron las alcaldías ─y ya nos lo decía Jabnely─ de Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco, y aquí agregaría Milpa alta, las que concentraron el 92% de las viviendas unifamiliares que sufrieron daños.

Con motivo de tales afectaciones, un año después del siniestro que impacto fuertemente el corazón y la estructura de esta nuestra querida Ciudad, la Comisión emitió un Informe Especial sobre el 19 de septiembre que se llamaba “El estado que guarda la garantía de los derechos humanos de las personas damnificadas por el sismo del 19 de septiembre”.

También emitimos la Recomendación 12/2018 sobre la insuficiencia en la prevención y la mitigación de riesgo a la vida y la integridad personal, así como la falta de certeza en la reconstrucción, en la rehabilitación en ese momento, que enfrentaba la Ciudad.

También se emitió otra Recomendación, la 13/2018 sobre desplazamiento forzado. Algunas de las cosas que señalaban ─y Jabnely al principio nos compartió algo que tenía que ver con eso─, que de repente no entendemos que parte de lo que pasó no nada más es cuando se cae, cuando sufrimos lo que sufrimos, fue que nos vimos obligados a movernos, a desplazarnos de manera forzada porque nadie quería, ni nadie queremos, movernos nada más de un día a otro porque algo pase así.

En el 2019, esta Comisión y la Comisión de Reconstrucción de la Ciudad de México acordamos realizar un seguimiento con 40 indicadores para verificar el avance de las tareas y los acuerdos: Diez son estructurales, 10 de proceso y 20 de resultados. Los resultados de seguimiento, tanto del año pasado como de este año, ya están disponibles en la página de la Comisión para que lo sigan. Es un ejercicio de rendición de cuentas.

Y aquí quiero hacer un primer alto, y tiene que ver porque naturalmente falta todavía mucho por hacer. Y cuando uno pierde algo, cuatro años parecen un siglo y no se puede minimizar. Pero también es cierto que en términos de los procesos de reconstrucción a nivel mundial lo que está pasando en esta Ciudad con la reconstrucción es fuera de todo rango tradicional de reconstrucción.

Por decirles un ejemplo: quienes perdieron su casa en 1985, su lugar donde vivían, además de que no tuvieron un programa de la naturaleza del que se está aplicando en la Ciudad en términos de los apoyos y los ajustes, muchos de ellos tuvieron que esperar 20 años en recibirlo.

Si es que lo que la Comisionada nos está diciendo y los indicadores también nos lo están diciendo, que ahí van en su avance, estaríamos en un tiempo récord de cinco años en terminar un proceso de las dimensiones del impacto que tuvimos. Por lo tanto, tenemos, así como de reconocer en dónde hay fallas, sobre todo reconocer que la desesperación y la urgencia de la gente son totalmente válidas, porque ya quisiera uno estar fuera un día. O sea, el día que vamos a un lugar y nos dicen: “No, no vas a regresar mañana, se perdió el autobús o se retrasó el avión”, ya estamos urgidos de un día de no regresar al lugar, imaginémonos que tenemos cuatro años esperando a un lugar ─que como lo decía esta Donají y lo decía Martha─ no nada más son ladrillos, no nada más es un techo: es la vida, es la convivencia, es lo que nos compartía Margarita, que tiene que ver con que también se reconstruye y se reconstruye sobre no nada más las piedras, sino se reconstruye sobre la comunidad, nuestros lazos nuestras familias, nuestros vecinos, nuestras vecinas.

Entonces, a la Comisión le da muchísimo gusto el poder albergar y ser cómplice ─con Donají─ de este gran trabajo y del compromiso, no nada más de ella, sino de ella en complicidad con ustedes, con la gente, con las apuestas comunitarias, con las apuestas participativas, que son las que más perduran, porque va a seguir temblando en esta Ciudad. Ahora dicen que septiembre ya no se llama septiembre, sino septiemble. Qué bueno que ya estamos acabando.

Y lo que tenemos que hacer es, uno, seguir trabajando sobre la prevención y la mitigación en esta Ciudad, que nos permita tratar de de mitigar los posibles daños de cualquier tipo de impacto de un desastre natural. Y dos, sobre todo el aprender que lo colectivo, lo comunitario, lo que nos une, eso no lo va a romper ningún temblor. No se va a caer como ningún techo, sino al contrario.

Y finalmente una muestra y también es cierto que quisieras concluir haciendo un reconocimiento al papel, porque no es fortuito, de que seamos puras mujeres las que estemos aquí. Y aquí tenemos un gran liderazgo de muchísimos años y de trabajo como es el de Jaime, en el trabajo de la construcción de esta Ciudad, pero él mismo no me dejará mentir que son las mujeres las que han construido esta Ciudad y por lo tanto somos las mujeres las que reconstruimos y volveremos a reconstruir esta Ciudad.

Y por lo tanto, también me da mucho gusto que estén aquí. Me da mucho gusto que aquí las nuevas generaciones, lo que empezó la abuelita y tu mamá, y que ustedes estén aquí también en esa lucha, y que eso, exactamente, no podemos ver esta Ciudad de México sino la vemos con las manos, el poderío, el tesón, el compromiso y las ganas y la resiliencia de reconstruirse y volver a construir de estas mujeres chilangas que somos, y por lo tanto muchísimas felicidades y me da mucho gusto estar aquí con ustedes compartiéndolo.