lunes , 5 diciembre 2022

Palabras de la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez Hernández, durante la presentación de avances de la Alerta por Violencia de Género en la Ciudad de México.

Discurso 29/2021
25 de julio de 2021

Buenas tardes a todas y todos, aquí desde la distancia; saludo con afecto a mis compañeras aliadas, que están ahí en el presídium, y al Secretario de Gobierno, ¿cómo éstas, Martí? A quienes nos están acompañando, aquí en esta plataforma; y también a quienes están allá, de manera presencial.

Como ya lo habían comentado, quienes me antecedieron en la palabra, este es un ejercicio de Rendición de Cuentas, que se hace de manera cotidiana, mensualmente.

Llevamos alrededor de 20 eventos, en donde lo que hacemos es, y lo que escuchamos de parte de las autoridades, son los avances, en términos de lo que ha generado esta Ciudad, alrededor de la Alerta por Violencia Contra las Mujeres.

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) saluda los avances que ha representado la creación de la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio, así como la Unidad de Análisis y Contexto de Delitos de Género, incorporada ya en su Ley Orgánica.

Este trabajo, sumado al trabajo coordinado, como lo señalaba la Fiscal, es fundamental para seguir combatiendo la impunidad y, bueno, la información que nos dan, va sobre esa ruta.

En este mismo sentido, la creación de la Unidad Especializada de Género, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), como parte de los esfuerzos del Gobierno de la Ciudad para combatir y contribuir en la prevención, sensibilización y concientización de la erradicación de cualquier tipo de violencia, no solo al exterior sino también al interior de las instituciones que trabajan muy cercanas a las víctimas; importante, como ha sido el proceso de las instituciones para interiorizar y fortalecer los más altos estándares de Derechos Humanos en la atención a la violencia de género, y ya lo comentaba Marcela Figueroa Franco, también la CDHCM está participando, en este caso, con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en la formación, en la capacitación de los compañeros y las compañeras policías, exactamente en este enfoque.

Un acompañamiento eficaz y eficiente empieza también por una mayor cercanía con las víctimas. Ingrid Gómez Saracibar nos compartía el estado de cuenta, sobre todo, del cumplimiento de lo que es la intervención para la disminución del riesgo feminicida, que es un ejemplo de esto, y la Red de las Mujeres En Alerta Por Ti, que es otro ejemplo de esto.

Yo quisiera detenerme aquí un poco, para compartirles una experiencia, igual, de la cual a partir deriva exactamente esto que nos compartía Ingrid, y que creo, desde la CDHCM, que es fundamental, porque refleja básicamente cómo tenemos, y cómo las acciones territoriales, y las acciones que tienen que ver con prevención, son fundamentales, si es que queremos abatir y disminuir la incidencia de la violencia hacia las mujeres en nuestra Ciudad.

Y éste es el ejemplo del programa desarrollado en Iztapalapa, que se llama “Siempre Vivas”, y que de hecho generó, del año pasado, una serie de acciones, que son muy, están muy reflejadas en lo que nos compartía Ingrid, en la Red de Mujeres En Alerta Por Ti. Este programa está caracterizado por visitas de puerta en puerta, y ha buscado detonar procesos de sensibilización y reflexión con las familias de Iztapalapa, que permiten dotar, desde habilidades y herramientas para entablar relaciones familiares armónicas, identificar factores de riesgo, y prevenir la violencia familiar y de género.

El año pasado hubo una intervención en 10 colonias, con 230 orientadoras comunitarias; fueron visitados más de 66 mil domicilios, en 29 mil 032 hogares, donde se brindó información de prevención sobre la violencia; y en más de 11 mil se logró construir procesos de prevención de la violencia familiar y cultura de paz. La incidencia en los domicilios fue de 67%.

En este equipo de aproximaciones, más comunitarias y orientadas a fortalecer el tejido social, la CDHCM ha participado en el diseño de los programas, en la formación de capacidades para las orientadoras sobre perspectiva de género, derechos humanos, cultura de paz, educación popular, metodología para el trabajo de campo.

Igualmente, se dio acompañamiento y se coordinó al equipo conformado para trabajar en la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, donde un equipo de más de 20 orientadoras comunitarias visitó las viviendas, en las tres zonas que integran la colonia.

Por otra parte, con la finalidad de seguir desarrollando espacios de promoción de Derechos Humanos, la CDHCM impulsó la construcción de una Red de Mujeres Por el Derecho a una Vida Libre de Violencia con la organización Atepetec, AC, y se elaboró un tríptico de difusión para la promoción del derecho a una vida libre de violencia, también en esa zona, y la canalización a los Centros de Justicia para las Mujeres, a las Lunas y a las Casas Siempre Vivas, de Iztapalapa.

Una perspectiva comunitaria favorece la atención focalizada y contextualizada a problemáticas locales, sin dejar de ofrecer una visión distinta; de la manera en que las autoridades puedan abordar un fenómeno tan complejo, como la violencia de género con un enfoque preventivo y una mirada de Justicia Restaurativa. Atender una problemática pública con tantas aristas, y que impacta de manera diferenciada, llegando incluso a ser devastadora, la vida de niñas y mujeres que habitan y transitan en la Ciudad, es una labor titánica que requiere un esfuerzo constante, permanente, de todas las instituciones, para lograr sinergias, trabajo colaborativo en favor de las víctimas.
Cabe señalar entre, 2018 y 2021, la CDHCM ha emitido 14 Recomendaciones relacionadas con violencia de género, con 252 víctimas asociadas; y ha realizado cuatro Informes, y ha acompañado 106 actos de protesta.

Ante los avances, no hay que dejar de reconocer que el contexto de la emergencia sanitaria pone sobre la mesa distintas cosas y enaltece la agenda de los temas y manifestaciones de violencia, sobre las que aún hay mucho por hacer, y cuya atención enfrenta distintas limitaciones materiales o normativas.

El Sistema de Cuidados, sobre el cual se ha pronunciado esta CDHCM, y a través del cual se ha buscado reducir la brecha de discriminación, así cómo generar mayores oportunidades para el desarrollo del proyecto de vida de niñas y mujeres de distintas edades, extracciones, formas de identificarse y amar, es uno de ellos.

Desarrollar más y mejores herramientas para la investigación de delitos que afectan de manera desproporcionada a niñas y mujeres, la transversalización de la perspectiva de género en todos los espacios de atención a personas usuarias de servicios públicos, y el estrecho seguimiento a las acciones ya implementadas, es una ruta que se debe seguir fortaleciendo.

Las instituciones pueden y deben apostar por la prevención, sin dejar de lado la importancia de generar y encontrar mecanismos dinámicos de atención inmediata que incidan, no solo en las políticas públicas, sino también, como lo decía la Fiscal, en la esfera privada, donde la violencia se esconde de la mirada pública y perpetúa la impunidad.

Muchísimas felicidades por los avances, y seguiremos en coordinación..