jueves , 27 enero 2022

Discurso de la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez Hernández, en ceremonia de entrega del Reconocimiento Hermila Galindo 2021

Discurso 23/2021
17 de junio de 2021

Muy buenos días a todas, todos y todes, sean bienvenidas y bienvenidos a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, a quienes están aquí ─somos pocos por la pandemia todavía─, y a quienes nos están siguiendo por redes sociales.

Agradezco particularmente a Margarita (Garfias Hernández), a Elvira (Pablo Antonio), a Carmen (Alcázar Castillo), a Leticia (Becerril Palacios), a Pol (Martínez Peredo), a Gretchen Kuhne y a Quetzalli, el que estén aquí con nosotras y particularmente también a mis queridísimas Consejeras de esta Comisión, Tania Espinosa Sánchez y Genoveva Roldán Dávila. Al equipo…, aprovecho de una vez porque luego me acabo despidiendo sin agradecer al equipo de la Secretaría Ejecutiva que tuvo a su cargo la operación completa de la entrega de este Reconocimiento, que como ven cumple 15 años.

Y escuchándolas y viéndolas, de entrada sí quiero decirles ─nosotros formamos parte del jurado─ en verdad fue muy difícil el poder seleccionar a las que están aquí, pero también a las que no están aquí que participaron, porque cada vez más es más notorio y es más evidente el trabajo que en particular mujeres hacen para mujeres.

Y decidimos igual entregar esta vez significativamente menciones honorificas, porque no podíamos tener empates y más allá de lo que está en la convocatoria puesto, pero en verdad es muy difícil el poder seleccionar ante lo que representa el trabajo cotidiano de las que están aquí, de las que se convocaron y las que no están y ni siquiera podemos leer de su trabajo cotidiano en convocatorias como la que hace la Comisión con este premio.

Quizá lo fundamental exactamente es la riqueza de lo que ayer revisaba Gretchen y lo que nos decía, pero de lo que finalmente muchos y muchas tuvimos la oportunidad de conocer a través de sus palabras y de los vídeos y él por qué están aquí exactamente recibiendo este premio.

La Ciudad de México se conformó y es lo que es básicamente por la lucha de millones de mujeres. Quienes metieron el agua a esta Ciudad fueron las mujeres; quienes lucharon por la electrificación de sus colonias fueron las mujeres; quienes lucharon por tener sus calles pavimentadas fueron las mujeres. Fueron las mujeres de la Ciudad de México quienes finalmente construyen esta Ciudad que hoy podemos disfrutar nosotras, nuestras familias y quienes nos rodean en comunidad, y lo siguen haciendo ahora.

Básicamente ahora ─y ya lo decía y aquí lo planteaba Margarita─ en esta parte que tiene que ver con quién nos cuida, y ahí cabemos todas. Cabemos todas porque no debe de ser, pero el cuidado está feminizado. Parte de la agenda de cuidados es exactamente hacerla más sustantiva en términos de que no sea solamente responsabilidad de las mujeres, pero así es.

Aquí lo repitieron varias veces, lo decía Lety, lo decía Margarita; éstos son trabajos de 24/7 para todas todos los días, en todo momento; y el hacer esto desde una visión no de voluntad sino de derecho tiene un alto significado.

Hoy las mujeres de la Ciudad ─además─ ven como en todo muy diferenciado lo que fue el impacto del COVID-19, tanto en los cuidados, como los accesos y como en muchísimas materias, y aquí está muy claro cómo estamos…, no nada más es decir las mujeres en general, sino aquí ustedes fueron testigos, estamos hablando de estas miradas ─y nos lo compartía muy bien Elvira─ estas miradas interseccionales: es soy indígena, soy joven, soy mujer y soy migrante; y esas visiones y esta parte de cómo tenemos que afinar la mirada es exactamente el reto que tenemos si es que queremos seguir construyendo alternativas para un mundo más igualitario y básicamente el poder avanzar en todos los espacios, los espacios comunitarios, los espacios de la calle, los espacios de la era digital y todas las diversidades, incluyendo las diversidades en nuestras orientaciones y preferencias sexual.

Entonces creo que, la verdad, me resta muy poco qué decir después de lo que todas ustedes plantearon y colocaron en medio, esa es la agenda, esa es la agenda de derechos con las mujeres en la Ciudad, en donde básicamente vamos avanzando cada vez más en términos de cómo hacemos incidencia y visibilización.

Acabamos de pasar las elecciones. Vamos a tener por primera vez un número significativo de mujeres en las Alcaldías, la mitad, básicamente paridad. Todavía en la pasada administración había cuatro mujeres de 16. Hoy hay ocho, vamos a tener ocho Alcaldesas. Vamos a tener segundo Congreso de la Ciudad paritario. El que está concluyendo tiene 33 mujeres. Está contemplado la proyección que para éste que va a iniciar a finales de agosto, por el primer día de septiembre, va a estar conformado por 34 mujeres, y eso nos habla también de un avance importante en términos de estas miradas y estos espacios; porque esa es otra característica del reconocimiento de la defensa de las defensoras de derechos humanos, y es que de repente eres la que construyes todos los cimientos y cuando llega el momento de tener exactamente los espacios de decisión y de poder entran otros y no entran y no están ahí reflejados en equidad quienes están en eso.

Finalmente el compromiso de la Comisión es seguir trabajando con ustedes, seguir trabajando para ustedes y con su ayuda poder cada vez más tener más afinadas estas perspectivas de interseccionalidad, estas perspectivas que no nos permitan y no nos dejen no perder la visión diferenciada y por lo tanto la atención.

Muchísimas felicidades en verdad. Muchas felicidades por lo que ustedes son, por lo que trabajan, pero también por lo que simbolizan y esa es la lógica exactamente de este premio, es cómo ustedes y su trabajo representan el trabajo de muchos, muchas y muches que no están aquí recibiéndolo, pero que sí estamos aquí visibilizándolo y creo que eso es lo más importante.

Muchas felicidades.