lunes , 5 diciembre 2022

Palabras de la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez, en la presentación de las Comisiones contra la Corrupción Policial y la Violencia a Mujeres Policías en la CDMX

Discurso 67/2019
16 de julio de 2019

Buenos tardes a todas, todos y todes. Agradezco la invitación de la Jefa de Gobierno, Doctora Claudia Sheinbaum Pardo, para participar en la Presentación de las Comisiones Ciudadanas contra la Violencia a Mujeres Policías y contra la Corrupción Policial en la Ciudad de México.

Saludo a quienes me antecedieron en la palabra y también a quienes no han hablado, la Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, y la Procuradora, Ernestina Godoy.

Según datos del INEGI, a nivel nacional, el 20% de quienes son policías en México son mujeres; en la Ciudad estamos acercándonos al 25%; es decir, estamos arriba de la media. A pesar de esto, en 2006 solamente el 23.6% de los ascensos en la Secretaría de Seguridad Ciudadana fueron ganados por mujeres.

Tanto las mujeres como los hombres policías son vistos como si no fueran ciudadanos, por lo que se tienen actitudes hostiles en su agravio; sin embargo, son las mujeres policías quienes son vistas con mayor desconfianza, pues se les juzga por asumir roles que consideran exclusivos para los hombres, se les masculiniza, se les crítica y se les reta por asumir un espacio de poder en lo público.

Las mujeres policías son víctimas de diferentes tipos de violencia en el espacio laboral, emocional, psicológica, económica, sexual, física, discriminación por embarazo, entre otros, y cosas que ya Gabriela Rodríguez señaló en términos de lo que implica el acoso laboral y el acoso sexual en ámbitos laborales para las mujeres policías.

Desde 2012, como resultado de la Reforma Constitucional en materia de Derechos Humanos del 2011, fecha en que esta Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, creó la Quinta Visitaduría General especializada en materia de derechos humanos laborales, los agravios a este grupo de población no nos han sido ajenos, inclusive en estos 7 años se ha generado valiosa experiencia en la atención de casos relacionados con violencia de género en el ámbito laboral policial.

De 2015 a la fecha se han recibido aproximadamente 720 quejas en agravio de mujeres policías. La mayoría se han concluido, y actualmente existe un promedio de 100 quejas en investigación.

Este Organismo Público de Defensa de Derechos Humanos celebra la iniciativa de crear estas dos Comisiones: tanto la “Comisión ciudadana contra la corrupción policial”, como la “Comisión ciudadana contra la violencia a mujeres policías”, ambas de la Ciudad de México, y encabezadas por el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia, y ampliamente ya relatadas por Salvador Guerrero, cuya finalidad es crear un mecanismo interinstitucional para la atención de estos casos.

Particularmente este Organismo participará en la “Comisión ciudadana contra la violencia a mujeres policías”, pues como mencionaba, los casos que ahí se atenderán, no han sido ajenos a este Organismo.

La integración de esta Comisión permitirá que las autoridades involucradas, Secretaría de Seguridad Ciudadana, Procuraduría General de Justicia y la Secretaria de las Mujeres, cumplan con su obligación de prevenir, investigar, sancionar y reparar los derechos humanos de las mujeres, pues con la detección de casos, podrán obtener estadística que permita incorporar acciones de prevención de la violencia en contra de las mujeres policías, además de brindar una atención individualizada a quienes decidan denunciar los hechos.

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México considera un valioso aporte la creación de este mecanismo, a fin de que las mujeres policías cuenten con una atención integral dentro de su propia corporación, a través de mecanismos accesibles, seguros y confiables que eviten su revictimización.

En ese sentido este Organismo participará en el mecanismo descrito como vocal técnico, aportando estándares en materia de derechos humanos y perspectiva de género para la atención de los casos, al momento de la integración del informe técnico justificado y la opinión respectiva, a fin de que la confianza que se ha construido con las mujeres policías sea trasmitida en este mecanismo.

Además, si una vez que el mecanismo ha remitido el informe técnico respectivo a la Secretaria de Seguridad Ciudadana, a la Procuraduría General de Justicia u otra autoridad competente, éstas no brindan la atención correspondiente, además del mecanismo señalado ya por Salvador, este Organismo también en esa lógica podrá iniciar las investigaciones respectivas.

Hace 50 años, exactamente en 1969, esta capital se colocaba a la vanguardia conformando la primera agrupación de mujeres policías. Hoy, como hace 50 años, se coloca a la vanguardia creando un mecanismo que permite, y un espacio que permite, que las mujeres policías puedan trabajar en un espacio libre de violencia. Muchísimas felicidades.