lunes , 5 diciembre 2022

Palabras de la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez, en la Firma de Convenios de Colaboración General y Específico con la Comisión de los Derechos Humanos de Quintana Roo.

Discurso 69/2019
23 de julio de 2019

Buenos días a todas, todos y todes. Bienvenidos a esta Comisión; especialmente, quiero darle la bienvenida a Marco Antonio Tóh Euán, con quien hemos tenido, desde, más o menos tomamos posesión en la misma época, tenemos el mismo tiempo de estar cada uno, yo aquí en la Ciudad y él en Quintana Roo, y desde siempre ha habido un vínculo y trabajo en conjunto.

La diversidad en los ‘Ombudsperson’, pues es tan diverso como la sociedad misma. Entonces, comprenderán que hay compañeros y compañeras con las que se tienen mayores vínculos de trabajo que con otros, simplemente porque hay mayores coincidencias.

Y, bueno, Quintana Roo y Marco, en específico, es un ejemplo de cómo tenemos mucho en común, y mucho que fortalecernos en conjunto, las dos Comisiones.

Quiero agradecer la presencia de las compañeras que vienen, , de Quintana Roo, que nos acompañan hasta acá, porque eso también le da, y eso es mensaje para nosotros, los que estamos aquí, de la importancia que tiene y que se da a este Convenio de parte de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, y principalmente un saludo a Omega, con quien también ya hemos tenido algunas aventurillas de trabajo.

A ver, vamos a firmar dos Convenios, y como ya lo remarcaba Marco Antonio, mucho tienen qué ver con el fortalecimiento, en términos de conocimiento, de articulación para fortalecer líneas de investigación y fortalecimiento de capacidades y de formación de capital humano vinculado al enfoque de derechos y a todo lo que esto conlleva.

De entrada, hay que reconocer que la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo tiene este Instituto que, básicamente le apuesta, exactamente, a la formación de recursos humanos, de personas que tengan enfoque de derechos y que eso no se ve en ninguna Comisión, ni siquiera en la Nacional, ni tampoco nosotros, como una apuesta que, como sabrán, implica también mucha coordinación, porque no es nada más que la Comisión de Derechos Humanos tenga nada más que se pueda manejar con el personal que tiene para tener un Instituto de esa naturaleza, sino que hace alianzas con Universidades, con la academia, con las organizaciones de Quintana Roo, para poder establecer y tener un centro, de una apuesta que desde acá aplaudimos, y creemos que tenemos que fortalecer entre todos, porque lo que se haga ahí también tiene impacto, no nada más en Quintana Roo, sino en general en el sistema no jurisdiccional, yo creo que es algo por lo que la Comisión de Derechos Humanos nos da mucho gusto ser parte de esa apuesta, porque creemos que es una apuesta que rebasa las fronteras de Quintana Roo y que, lo que podamos hacer nosotros desde nuestra parte, nosotros tenemos un Centro de Investigación y Documentación, que no tiene la misma lógica, pero que creo que también este Convenio va a favorecernos para ir creciendo y fortaleciendo. Entonces, ese es básicamente el marco del Convenio.

Pero atrás de este Convenio, también está un reconocimiento de cosas que a los Organismos Públicos de Derechos Humanos nos unen. Y, podría pensarse, bueno, además de no tener las mismas playas de El Caribe mexicano, ¿qué nos une? Nos une más de lo que pensamos. O sea, si nosotros vemos los indicadores en Benito Juárez, específicamente en Cancún, que es el Municipio capital del Municipio de Benito Juárez, la capital, pues estaríamos hablando, y lo platicamos la última vez que estuvimos juntos, en términos de cómo hay indicadores de violación a derechos, que son muy similares a los de la Ciudad de México; pero mucho: indicadores, en términos, por ejemplo, de embarazo infantil temprano, violación al Debido Proceso, y planteamientos que tienen qué ver con la Seguridad Ciudadana. Nos unen más de lo que podemos pensar, en término de la agenda de trabajo.

Entonces, finalmente, el cómo también, desde la lógica de esta Ciudad, que tiene agendas más progresistas, también ahí vamos a jalar agendas como Perspectiva de Género, Diversidad Sexual, y toda esta agenda que aquí en la Ciudad ya la damos por dada, en donde podemos igual seguir aportando.

Entonces, creo que, cuando ya escarbamos un poquito, tenemos más agenda en común de la que podemos pensar, y creo que por eso el oficializar, el formalizar el trabajo nos va a permitir avanzar mucho más rápido en lo que nos toca a cada uno y en lo que nos converge a cada uno en el trabajo que hacemos cotidianamente.

La otra, y creo que este es el momento especial para decirlo también, es que estamos viviendo momentos en donde tenemos que fortalecer el sistema no jurisdiccional de derechos humanos. Y esa lógica, este tipo de Convenios tienen también, digamos, luz en una apuesta que tiene que ver en cómo vamos fortaleciéndonos como sistema ante un entorno que cuestiona, y que está cuestionando también la utilidad o no del sistema no jurisdiccional de derechos humanos. Entonces creo que viene bien por eso en ese mensaje esta forma de Convenio con la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo.

En lo personal y en lo institucional nos da muchísimo gusto que estemos aquí, que estemos formalizando esta alianza y estas colaboraciones, que esperamos que les sean de utilidad no nada más a nosotros, los que estamos ahora sí que metidos en este trabajo, sino quienes son destinatarios de nuestro trabajo. Pensar en que si nosotros somos más sólidos, que si nos fortalecemos, que si tenemos mayores capacidades, lo que vamos a hacer es ser mejor y mejores con las personas, con la gente que se acerque a esta Comisión y a la Comisión de Quintana Roo en las lógicas exactamente de vernos como sus últimos o sus únicos defensores ante la autoridad, ante muchas veces la invisibilidad y la negligencia y las omisiones que se tienen para el acceso a la justicia, al debido proceso, a sus derechos económicos, sociales y culturales, a la no discriminación, es decir, a la igualdad y a la dignidad humana, que ante todo es a lo que nos dedicamos a trabajar.

Entonces, ojalá y espero que sí, lo que venga de aquí en adelante exactamente a quien ayude finalmente sea a la gente, a la gente que se acerca a los Comisiones de Derechos Humanos en la lógica de buscar justicia y verdad, y creo que eso nos llama muchísimo más porque no es nada más en el sentido de acumular individualmente más conocimiento, sino más bien es fortalecernos en lo colectivo para mayor conocimiento, para atender exactamente a más personas de mejor manera.

Muchísimas gracias.