lunes , 5 diciembre 2022

Discurso de la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez, en el Acto Solemne de Disculpa Pública de la Alcaldía Miguel Hidalgo, derivado de la Recomendación 19/2018

Discurso 70/2019
23 de julio de 2019

Muy buenas tardes a todas y a todos. Hoy nos reunimos para acompañar a las víctimas 3 y 4 en el acto solemne y formal de disculpa pública que ofrece la Alcaldía Miguel Hidalgo por conducto de su titular, el Alcalde Víctor Hugo Romo de Vivar Guerra, por los hechos que motivaron la Recomendación 19/2018 por el caso del tratamiento ilegal y arbitrario de datos personales a través de la aplicación “Periscope”.

Saludo respetuosamente con quien comparto el presídium, especialmente con el Alcalde de esta territorialidad en nuestra Ciudad.

El acto que hoy presenciamos es el primero de tres actos de disculpa pública que se llevarán a cabo como una forma de reparación del daño, derivados de los hechos documentados en la Recomendación 19/2018 consistentes, entre otras, en la exposición pública a la que fueron sometidas las víctimas por la autoridad de la entonces Delegación Miguel Hidalgo, sin reparo alguno por la protección de sus datos personales.

Éste en particular, es el resultado del cumplimiento del punto recomendatorio tercero orientado a satisfacer a las víctimas 3 y 4 en su derecho a la reparación del daño.

Las víctimas 3 y 4 fueron abordadas el 23 de noviembre de 2015 por un servidor público de la entonces Delegación con motivo de un operativo realizado en Lomas de Sotelo.

En esa ocasión fueron difundidos por Periscope, a través de la cuenta personal del servidor público, la imagen de las dos víctimas, una de ellas de 6 años de edad.

El video grabado en vivo fue difundido ampliamente en redes sociales e Internet. En éste, las víctimas fueron provocadas, hostigadas, agredidas con comentarios despectivos, ofensivos y degradantes en su contra por parte de un servidor público de nivel jerárquico superior.

La difusión del video provocó una cantidad significativa de comentarios en redes sociales que denostaban a las personas agredidas por el servidor público, Arne.

En la investigación motivada por la denuncia que las víctimas hicieron del caso, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México llegó a la conclusión de que la entonces Delegación Miguel Hidalgo se extralimitó en sus funciones, incurriendo en diversas conductas arbitrarias e ilegales que desembocaron en violaciones a derechos humanos de personas pertenecientes a grupos de atención prioritaria en la Ciudad de México.

La exposición pública y la actuación de la autoridad dejó a las víctimas en estado de indefensión. A la fecha de la emisión de la Recomendación 19/2018, el video en comento había sido reproducido cerca de 620 mil ocasiones en la plataforma Youtube. Al día de hoy, se confirman más de 1 millón de visualizaciones que continúan siendo comentadas. La Internet no da derecho al olvido y los comentarios agresivos hacia las víctimas son continuados.

Sumado a ello, el instrumento recomendatorio fue enfático en señalar que la entonces Delegación no contaba con facultades para realizar los operativos que violentaron a las personas, con lo cual se distanció de una actuación apegada a derecho y realizó actos arbitrarios en contra de las personas.

La Comisión a mi cargo hace un llamado a no volver a tergiversar la aplicación de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, atendiendo los principios de derechos humanos, así como la interpretación que al respecto ha hecho la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y a cumplir con las obligaciones en materia de protección de datos personales en poder de particulares y autoridades.

Al reconocimiento de responsabilidad se sumará un posicionamiento institucional que considere este contexto.

También se hará patente el compromiso de la Institución como garante de la promoción y protección de los derechos humanos.

En el caso particular que motiva esta disculpa, es importante decir que en ocho días también se realizará una asamblea vecinal en la zona para hacer, en vivo también ahí, en el entorno cercano a las víctimas, una disculpa pública.

La visión de la reparación integral del daño no puede dejar de lado la disculpa pública a las víctimas, pues es lo justo, lo merecido y lo esperado por una autoridad.

Al respecto, el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, a través de su órgano jurisdiccional -la Corte Interamericana-, ha establecido jurisprudencia modelo que ha sido útil para otros Sistemas Regionales de Protección, así como para el propio Sistema Universal de Derechos Humanos. Tales criterios han sido el estándar a seguir tanto para establecer las medidas de satisfacción, como para llevarlas el día de hoy a cabo.

Al igual que las otras medidas recomendadas y junto con ellas, la finalidad de este acto debe de ser de justicia. Justicia para las víctimas 3 y 4 y garantía de justicia para los casos similares.

Por esa razón, el reconocimiento que se haga el día de hoy está orientado a restablecer la dignidad y la reputación de las víctimas.

Al ser público, el acto de reconocimiento de responsabilidad y disculpas permite a la sociedad en general presenciar la calidad y compromiso de sus autoridades frente al desequilibrio que se generó al incumplir las obligaciones asignadas por la confianza de la ciudadanía y que llevaron a violentar los derechos humanos de las personas.

El compromiso institucional es de la mayor relevancia en la actualidad, ya que de los 35 puntos recomendatorios que ha emitido la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México de 2005 a 2019 que involucran disculpa pública, las autoridades solo han llevado a cabo 11 acciones de disculpa consistentes, en su mayoría, en simples comunicaciones hacia las víctimas. Sin embargo, las disculpas deben ser proporcionales a la magnitud del evento victimizante y al daño de las víctimas, y eso es lo que estamos presenciando el día de hoy.-

Esta es la primera vez que un órgano político administrativo, antes Delegación y ahora Alcaldía en esta Ciudad, ofrece un acto de esta naturaleza, para manifestar un compromiso hacia la comunidad y las víctimas. La Alcaldía Miguel Hidalgo es pues la primera en asumir esta responsabilidad.

Para la Comisión, es importante la satisfacción de las víctimas 3 y 4, y esperamos que este acto dé inicio al cumplimiento de los demás puntos recomendatorios; que se siga en este trayecto y que se entienda que como servidores públicos tenemos obligaciones diferentes a la de los ciudadanos que no tienen este envergadura, y que por lo tanto acciones que hace, y que podemos hacer como ciudadanos, no son permitidas como servidores públicos. Hay una disparidad de poder, hay una responsabilidad y somos nosotros, los servidores públicos, quien debemos ser garantes de los derechos humanos. Muchas gracias.