sábado , 25 marzo 2023

Palabras de la Doctora Perla Gómez Gallardo, Presidenta de la CDHDF, en la inauguración del Foro: Libertad de Expresión, reflexiones y propuestas para el Constituyente de la Ciudad de México

Discurso 17/2016
4 de mayo de 2016

Gracias, buenos días a todas y todos, bienvenidas y bienvenidos al Foro: Libertad de expresión, reflexiones y propuestas para el Constituyente de la Ciudad de México, que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) realiza en conjunto con diversas organizaciones como el Centro de Información de la Mujer, A.C, (CIMAC), el Centro de Comunicación Social, (CENCOS), la Cátedra “Miguel Ángel Granados Chapa”, Propuesta Cívica, Reporteros MX y RevistaZócalo.

Gracias a las Organizaciones de la Sociedad Civil que nos acompañan, periodistas, medios de comunicación y personalidades de las diferentes instituciones que nos honran con su presencia.

El Foro que hoy nos reúne, tiene como objetivo contribuir a fortalecer el debate y retomar los aportes de la Sociedad Civil, periodistas, y medios de comunicación, para que los derechos a la libertad de expresión, la libertad de prensa y a la información, se incorporen a plenitud y en todas sus vertientes en la naciente Constitución, como derechos fundamentales para quienes habitan y transitan en la capital del país.

Dos motivos nos convocan hoy en este Foro: la urgencia de abrir un espacio de discusión plural acerca de los tres derechos mencionados, con vistas a la redacción de la Constitución que regirá en breve a las y los habitantes de la Ciudad de México, así como la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, celebrado ayer 3 de mayo y establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1993, como un día especial dedicado a quienes ejercen el periodismo en el mundo.

Con relación a este día, advertimos hay mucho que recordar, exigir y visibilizar, ante las condiciones extremas de vulnerabilidad y riesgos que enfrentan quienes ejercen la libertad de prensa en el mundo. Tan solo en el último cuarto de siglo 2,297 personas periodistas y colaboradoras de prensa, han sido asesinadas a nivel global. Lamentablemente, una tercera parte de ellas en México de acuerdo con el informe de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) de febrero de 2016.

La prensa en el mundo se enfrenta cada día a un “clima de miedo y de tensiones generalizadas frente una creciente influencia de los Estados y de intereses privados”, como lo refiere Reporteros Sin Fronteras en su balance 2016 sobre la “Clasificación de la Libertad de Prensa en el Mundo”.

A escala nacional, de acuerdo al monitoreo de medios y registros que lleva a cabo la propia Comisión de esta Ciudad, en lo que va del primer cuatrimestre de este año se han registrado 135 hechos que han inhibido la libertad de prensa y la libertad de expresión en el país, de los cuales 30 corresponden a mujeres y 93 a hombres, y en 12 casos se refiere a agresiones a medios de comunicación.

Tan sólo en el mes de marzo, se registró la mayor cifra de agresiones con 66 casos, de los cuales 15 fueron dirigidas a mujeres, 45 a hombres y 6 medios de comunicación. Si esta tendencia se mantuviera a nivel nacional, al cierre del año, se habrán contabilizado cerca de medio millar de agravios, lo que sería alarmante.

Apenas el lunes 25 de abril, conocimos del homicidio de otro periodista, Francisco Pacheco Beltrán, corresponsal de El Sol de Acapulco del estado de Guerrero. Su asesinato eleva a seis la cifra de comunicadoras y comunicadores muertos de forma violenta durante este año. Marcos Hernández Bautista, Reynel Martínez Cerqueda, Gonzalo Alberto Manzanillo, Anabel Flores Salazar y  Moisés Dagdug Lutzow, son las otras víctimas mortales de la violencia que enfrenta el gremio y sus familias.

Estos nombres se suman a las cifras de personas periodistas asesinadas en poco más de una década, 110 de acuerdo a los registros de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y otras 21 personas desaparecidas.

En lo que corresponde al monitoreo de agresiones a personas periodistas en esta Ciudad, se registraron 21 casos en el primer cuatrimestre de este año, 6 de los cuales corresponden a mujeres y 11 a hombres, además de dos medios informativos.

Las agresiones identificadas como las más frecuentes son: la censura, el control informativo, las amenazas, la intimidación y las agresiones físicas. En varios de estos casos, la CDHDF ha colaborado con el acompañamiento y orientación a las y los periodistas.

Frente a este panorama, para la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, la libertad de prensa y de expresión enfrentan hoy grandes retos, como son el control de la información, la concentración de los medios de comunicación, la limitación y control de las redes sociales, la criminalización de la protesta social e impunidad frente a las agresiones, asesinatos y desapariciones de periodistas.

Estamos convencidas que la libertad de expresión, es uno de los derechos fundamentales que necesita un país para desarrollar su democracia. En México este derecho está en crisis como lo están los derechos humanos en general, tal como lo afirmó en su Informe sobre la Situación de Derechos Humanos en México, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en marzo de este año, cuando señaló que “México atraviesa una grave crisis de violencia y de seguridad desde hace varios años”, donde la libertad de expresión y la libertad de prensa han sido lastimadas profundamente.

Aunque también reconocemos los avances en materia legislativa en el Distrito Federal en los últimos diez años, como la regulación del secreto profesional, el derecho al honor y la propia imagen, la despenalización de los delitos de prensa, la Ley para la Protección de Personas Defensoras y Periodistas (pendiente de reforma actualmente en la propia Asamblea), el acceso a la información y la protección de datos personales, pero también somos conscientes de que existen rezagos en la administración y procuración de justicia para los casos de periodistas agraviados, así como los ataques indirectos a la libertad de expresión que se siguen manifestando a través de las demandas de daño moral, que son importantes retos para garantizar la protección para aquellos que se encuentran en riesgo y para evitar la impunidad.

Frente a este panorama, hoy nos toca seguir trabajando por los derechos de todas y todos a la libertad de expresión y al libre ejercicio de la libertad de prensa. La Comisión está comprometida a coadyuvar para proteger y vigilar que los derechos antes mencionados se respeten y que la autoridad garantice su cumplimiento.

Hoy en este Foro, tenemos la oportunidad de enriquecer el debate y proponer una agenda donde los derechos y las libertades de periodistas, medios y ciudadanía queden plasmados en la Constitución que está por nacer. Aprovechemos la oportunidad que nos brinda la historia, y seamos responsables de este ejercicio.

No quiero concluir, y lo vamos a hacer como lo estaremos haciendo siempre, en cualquier mensaje de libertad de expresión, solicitando un minuto de silencio por aquellos valientes periodistas, hombres y mujeres que por haber hecho un ejercicio responsable de su labor, ya no están con nosotros. .

El día de hoy también estamos muy tristes porque el fin de semana falleció José Luis Vázquez, el Director de la Escuela Carlos Septién García; y anoche falleció Omar Raúl Martínez. Les pido por favor un minuto de silencio.

Cada ausencia pesa, cada ausencia nos duele, pero ninguna persona nos deja de importar y la memoria queda vigente; tanto para aquellos que no están hoy, están más presentes en nuestro corazón y en nuestra corresponsabilidad para que este mundo siga cambiando. Gracias.