sábado , 4 febrero 2023

CDHDF pide incorporar la perspectiva de género al quehacer legislativo, ejecutivo y judicial

Boletín 028/2014
27 de febrero de 2014

• Clausura la Doctora Perla Gómez Gallardo los trabajos del Foro “La Igualdad de Género: Eje Fundamental de los Derechos Humanos”, en la ALDF.

La Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Doctora Perla Gómez Gallardo, destacó la importancia de  incorporar al quehacer Legislativo, Ejecutivo y Judicial la perspectiva de género, como elemento indispensable para avanzar en el pleno respeto de los derechos de niñas y mujeres que transitan y habitan en la ciudad de México.

Al clausurar el Foro “La Igualdad de Género: Eje Fundamental de los Derechos Humanos”, organizado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), comentó que las instancias responsables de promover, proteger y garantizar los derechos de las mujeres, deben generar espacios de reflexión para identificar las dificultades y retos que enfrentan para incidir en la garantía de sus derechos.

“La toma de decisiones en los ámbitos, en el diseño de nuestro marco jurídico, de la procuración e impartición de justicia y en el diseño de políticas públicas, deben partir de un diagnóstico real sobre la situación que guarda el ejercicio de los derechos humanos de las niñas y las mujeres en el Distrito Federal”, dijo.

En el Auditorio Benito Juárez de la ALDF, indicó que el compromiso institucional debe ser conocer la situación del sector femenil en la ciudad para, a partir de ello, analizar si las decisiones que se toman inciden realmente en la trasformación de sus vidas y en garantizar sus derechos.

Por otra parte, al participar en la Mesa IV sobre la agenda pendiente sobre los derechos de las mujeres, la Encargada de Despacho de la Secretaría para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la CDHDF, Orfe Castillo Osorio, aseguró que las mujeres son un grupo en desventaja social.

Enfatizó que no conoce o ha conocido a ninguna mujer que no haya sufrido violencia por cuestiones de género.