lunes , 23 mayo 2022

En 2012 se registraron 260 agresiones a defensoras y defensores de derechos humanos: CDHDF

Boletín 497/2012
25 de diciembre de 2012

• La mayoría de las agresiones fueron perpetradas por grupos armados.

• El Distrito Federal, entidad en la que se presentaron la mayoría de los ataques.

A escasos días de finalizar el año, durante 2012 se registraron 260 agresiones a defensoras y defensores de derechos humanos en el país, 170 contra hombres y 90 contra mujeres; la mayoría fueron perpetradas por grupos armados y se presentaron principalmente en el Distrito Federal.

De acuerdo con cifras de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), los presuntos responsables de las agresiones fueron grupos armados, en 67 casos; la Policía Federal, en 29; y la Policía Estatal, en 21.

También gobiernos estatales y municipales, en 19 casos; la Policía Municipal, en 18; empresas privadas, en 17; gobernadores, en 13; el crimen organizado, en 9; elementos del Ejército, en siete; trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en siete; y no se identificó al agresor en 74 casos.

De las cifras anteriores se desprende que agentes estatales estuvieron inmiscuidos en 114 casos de agresiones y no estatales en 93.

Cabe destacar que en una agresión pueden estar inmiscuidas una o más autoridades gubernamentales.

Las agresiones más recurrentes fueron detención arbitraría (72 casos); hostigamiento (61); agresión física (49); amenazas (40); intimidación (33); y amenazas de muerte (22).

Así como homicidio (21 casos); allanamiento (19); desaparición forzada (10); tortura (8) y robo (7). Es de destacar que en una agresión se pueden clasificar uno o más tipos de ataques a defensoras y defensores.

Las entidades federativas en donde se presentaron la mayoría de las agresiones fueron: el Distrito Federal, con 58 casos; Oaxaca, con 56; Chiapas, con 36; Michoacán, con 23; y Estado de México, con 17.

Además, Chihuahua, con 13 casos; Guerrero, con ocho; Sinaloa, Morelos y Durango, con siete cada uno; Puebla, con seis; y Coahuila y Nuevo León, con cinco cada uno.

Los principales derechos defendidos por las defensoras y defensores víctimas de agresiones son: el derecho al medio ambiente; los derechos políticos; de los pueblos indígenas; laborales; de los migrantes; de las mujeres y de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI).

La CDHDF manifiesta su preocupación por que en 2012 aumentaron considerablemente las agresiones contra personas defensoras de derechos, pues en 2011 se registraron sólo 63 y en 2010 fueron 47 casos.

Las y los defensores pueden ser cualquier persona o grupo de personas que se esfuercen por promover o defender los derechos humanos. Se caracterizan por sus acciones que persiguen la igualdad entre todas las personas y la protección de los derechos humanos.

Su labor comprende la búsqueda de la verdad y de la justicia, la documentación y divulgación de información, la movilización pública, así como el ejercicio de diversos derechos con la finalidad de defender derechos humanos.

El Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, ha advertido que una de las amenazas más importantes sobre defensoras y defensores de derechos humanos es su criminalización.

“Ya calificarse como defensor o defensora en un contexto como el que estamos viviendo en el país, en el que son frecuentemente criminalizados y descalificados, ya es un acto de valentía”, ha subrayado.