jueves , 26 enero 2023

Necesario reconocer el derecho de niñas y niños a su sexualidad

Boletín 338/2012
14 de septiembre de 2012

• La Convención sobre los Derechos del Niño los protege desde una perspectiva universal.

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, aseveró que como parte del proceso de desarrollo de los derechos de la infancia, es necesario reconocer el derecho de niñas y niños a su sexualidad, como parte de las obligaciones del Estado.

Puntualizó que este sector de la población es visto como propiedad por los padres y madres de familia y como proyectos de la comunidad adulta. No obstante, hoy en día con la evolución de los derechos de las y los niños, así como con las herramientas jurídicas es posible reconocerlos como sujetos plenos de derechos y no como objetos de estos.

Mostró su desacuerdo con la forma en que se aborda el tema de la sexualidad en los libros de texto de la educación básica. Explicó que dichos libros solo se dedican a los conceptos fisiológicos sin atender el contexto del asunto y mucho menos las diversas posibilidades de la salud sexual.

En el marco de una conferencia de prensa realizada en la Universidad Iberoamericana (UIA), destacó la relevancia de la Convención sobre los Derechos del Niño por la protección que hace de sus derechos desde una perspectiva universal y más amplia.

González Placencia señaló que uno de los principios fundamentales de dicha Convención es el interés superior de la infancia, el cual refiere a la política pública, las decisiones que deben tomarse y la relación de los adultos con niñas y niños.

En este contexto, enfatizó que es responsabilidad de madres, padres, adultos y el Estado la protección de sus derechos. Por tanto, el tema de la sexualidad cambia a ser una obligación por parte de todos para reconocer a niñas y niños como seres sexuales.

Otro segundo principio fundamental, dijo, es la autonomía progresiva que plantea que los niños se relacionan de forma distinta y no como seres incapaces, término que utilizan algunos abogados para referirse a este sector. Es por eso que el Estado y la sociedad deben garantizar que esa autonomía se logre de manera adecuada.

El Ombudsman capitalino expuso que la CDHDF tiene gran apertura en el tema de la sexualidad con el fin de no censurar y sí asesorar adecuadamente. En este sentido, añadió, escuelas las y los profesores están obligados a brindar la información para evitar condiciones donde se creen espacios para la discriminación.

Señaló como principal obstáculo histórico la realización plena de la sexualidad, la represión tanto de la sociedad como de nosotros mismos. En los últimos 30 años los derechos sexuales se han desarrollado gracias al combate de la discriminación a través de la inclusión, principalmente en el lenguaje. Apuntó que esto permite el reconocimiento de la diversidad humana.

Además, indicó que debido al cambio de uso del concepto diferencia por diversidad, éste permite la inclusión de sectores en todos los niveles. Es fundamental, dijo, reconocer que todos tenemos los mismos derechos pero todos somos únicos a partir de las características físicas, emocionales, mentales, sociales, políticas, religiosas, económicas, culturas, espirituales y preferencias sexuales.

La conferencia contó con la participación del Presidente del Comité Iniciativa Juvenil de la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS), Antón Castellanos Usigli; la integrante del Comité WAS, Nadine Terrein Roccati; el integrante del Comité Consultivo del WAS, Luis Perelman Javnozon; y la Coordinadora de la Licenciatura en Psicología de la (UIA), Alma Mireya Polo.