jueves , 26 enero 2023

El partido Nueva Alianza firmó la Carta Compromiso por los Derechos Humanos en la Agenda Legislativa del DF

Boletín 318/2012
30 de agosto de 2012

• Impulsará una iniciativa de Ley de Responsabilidades para el Distrito Federal

En presencia del Ombudsman capitalino, Luis González Placencia, el legislador electo del Partido Nueva Alianza (PANAL) a la VI Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Jorge Gaviño Ambriz, signó la Carta Compromiso por los Derechos Humanos en la Agenda Legislativa de la ciudad.

En su intervención, el Diputado electo y Presidente del PANAL dijo que la VI Legislatura es un órgano parlamentario con facultades legislativas incompletas en el Distrito Federal, por ejemplo en el tema de responsabilidades.

“Para castigar a los funcionarios señalados por corrupción en el Distrito Federal lo tenemos que hacer a través de una Ley Federal, ya abrogada para la federación, emitida en el sexenio de Miguel de la Madrid. Cómo vamos a pedir que se castigue de manera eficaz y eficiente a un servidor público que infringe la norma, con una norma obsoleta”, cuestionó.

Apuntó que el PANAL va a impulsar una iniciativa de Ley de Responsabilidades para el Distrito Federal, para que el Congreso la revise y emita una Ley de Responsabilidades moderna.

Por su parte, del Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) destacó la relación complementaria entre este Organismo defensor y la ALDF, e hizo énfasis en que cuando una autoridad rechaza una Recomendación o la incumple desafía a las y los legisladores, quienes son los que colocan las normas en sus obligaciones y a través de ello, a la ciudadanía.

Apuntó que a la luz de la Reforma Constitucional en Derechos Humanos habrá que incorporar en la agenda legislativa local temas fundamentales como la educación. “Hay condiciones ya para valorar la necesidad de que el Gobierno del Distrito Federal se haga cargo de la educación en la ciudad, con una perspectiva ahora de derechos humanos”.

Hizo hincapié en que más que incorporar los derechos humanos como una materia, hay que transversalizar el tema en toda la educación, donde juega un papel importante el contexto que se da en la relación entre alumnos, maestros, autoridades, familiares y entornos en donde están las escuelas.

“De nada nos va a servir meter una materia de derechos humanos si tenemos, por ejemplo, el problema del bullying. La enseñanza de los derechos humanos está más allá de los contenidos curriculares, está en las actitudes”, dijo. Resaltó que la relación maestro-alumno es fundamental en la construcción de una cultura efectiva de respeto a los derechos humanos. “Seguramente eso será un coadyuvante importante para generar entornos de paz, que tanto necesitamos hoy en las escuelas de la ciudad”.

En la firma de la Carta estuvo presente también el Secretario General del PANAL en el Distrito Federal, Alejandro Culebro.

Carta Compromiso

Diputadas y Diputados electos del PANAL de la ALDF se comprometieron a: I. Impulsar y aprobar reformas e iniciativas de Ley que contribuyan al ejercicio de un gobierno democrático basado en los derechos humanos y libertades fundamentales, el respeto a la dignidad, la autonomía de las personas, la igualdad y no discriminación, la participación ciudadana y la perspectiva de género, conforme a la Constitución mexicana y los instrumentos internacionales en la materia.

II. Incorporar el enfoque de derechos y la perspectiva de género en las reformas e iniciativas de ley, con base en la garantía de los derechos, el empoderamiento de las personas, el abatimiento de la desigualdad social y la atención prioritaria de las personas en situación de vulnerabilidad o riesgo.

III. Impulsar la progresividad e integralidad de los derechos humanos de las personas que habitan o transitan en la Ciudad de México en la agenda legislativa, a fin de asegurar que las libertades y derechos no sean restringidos o limitados por motivo alguno, estableciendo mecanismos que hagan exigibles y garantizables los derechos económicos, sociales y culturales.

IV. Adoptar y aplicar el criterio de interpretación y protección más amplio de los derechos humanos, tanto en la presentación de leyes y reformas legislativas, como de la valoración que se realice respecto de la aceptación y cumplimiento de las determinaciones o recomendaciones de los organismos locales, nacionales e internacionales de protección, promoción y defensa de derechos humanos.

V. Asegurar el derecho de acceso a la información, la transparencia y la rendición de cuentas, así como impulsar los mecanismos de control y supervisión de los actos de gobierno, su investigación y, en su caso, la sanción correspondiente frente a la responsabilidad en que hayan incurrido las y los servidores públicos del Distrito Federal, a través de las reformas legislativas necesarias para su cumplimiento.

VI. Asegurar las condiciones legales e institucionales necesarias para prevenir, reparar violaciones a los derechos humanos, así como evitar su repetición, considerando el impulso en la legislación de un sistema de reparación integral del daño a las víctimas.

VII. Impulsar y aprobar las reformas legislativas necesarias para asegurar la implementación de un sistema penal acusatorio garantista que asegure el respeto de los derechos humanos en la procuración y administración de justicia y en la fase de ejecución de las sanciones penales, así como la debida atención a víctimas, personas procesadas y privadas de su libertad.

VIII. Promover una agenda legislativa tendente a fortalecer el esquema de seguridad ciudadana, basado en la resolución no violenta de conflictos, la participación y la prevención social del delito, que tienda a la disminución de las diversas manifestaciones de la violencia y del número de víctimas que ésta ocasiona.

IX. Legislar para establecer mecanismos de consulta e interlocución, apropiados y efectivos, que aseguren la participación libre e informada de las personas y las organizaciones de la sociedad civil en los asuntos públicos de la Ciudad.

X. Impulsar la aprobación de la agenda legislativa en materia de derechos humanos, en cumplimiento a la Ley del Programa de Derechos Humanos.

XI. Fomentar una cultura de paz y de derechos humanos entre las personas que viven o transitan en el Distrito Federal y, de manera especial, impulsar los mecanismos que permitan garantizar la capacitación de las y los legisladores y las y los servidores públicos en materia de derechos humanos.