viernes , 3 febrero 2023

CDHDF inicia investigación de oficio por la detención de más de 250 niños, niñas, adolescentes y jóvenes

Boletín 261/2012
16 de julio de 2012

• Indaga posibles violaciones a la libertad personal y debido proceso y garantías judiciales

• Documenta omisiones a la protección del interés superior de niñas y niños detenidos

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) abrió una investigación de oficio por posibles violaciones al derecho a la libertad personal y la obligación de proteger el interés superior de más de 250 niñas, niños, adolescentes y jóvenes detenidos como parte de un operativo de la Secretaría de Seguridad Pública para evitar disturbios. Además, indaga posibles violaciones de debido proceso y garantías judiciales que se puedan documentar en adelante.

La CDHDF emitió medidas precautorias desde el día de ayer, solicitando el respeto a sus derechos de integridad y debido proceso y particularmente los derechos propios de su condición de niños, niñas y adolescentes. De igual forma, Visitadores y Visitadoras de la Comisión permanecen en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) documentado y dando acompañamiento al caso.

Este Organismo estará pendiente en las siguientes horas para la determinación que tendrá que efectuar la PGJDF sobre la situación jurídica de los más de 250 jóvenes. De antemano la CDHDF, expresa su preocupación en virtud de que la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) tardó en ponerlos a disposición ante el Ministerio Público casi seis horas.

De acuerdo con los testimonios que hasta ahora han obtenido las y los Visitadores, destaca que  muchos de los adolescentes no fueron detenidos ocasionando disturbios, sino que afirman haber sido detenidos por su apariencia de “jóvenes reguetón”. Varios de ellos señalan que al momento de su detención estaban comiendo tacos en puestos de vía pública, incluso en lugares establecidos y que fueron sacados de los mismos.

La CDHDF ha gestionado ante la Procuraduría capitalina para asegurar que las adolescentes y jóvenes detenidas sean certificadas médicamente por personal femenino. Asimismo, para que todas y todos los jóvenes puedan tener acceso telefónico para avisar a sus familiares, se les informen las causas, motivos y razones de su detención, así como toda la información que requieran para su defensa.

Preocupa a la CDHDF la desinformación que han referido los familiares de las personas que hoy se encuentran privadas de libertad, por lo que se ha solicitado a la Procuraduría capitalina que como parte del derecho a la defensa de los jóvenes se proporcione a sus familiares la información correspondiente.

Desde la Recomendación sobre el caso New´s Divine, la CDHDF ha solicitado a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal (GDF) la construcción de una política integral sobre juventudes, que evite su criminalización.

En esa misma Recomendación, la CDHDF solicitó a instancias como la PGJDF y la SSP se eviten operativos razias que pongan en riesgo la integridad de las personas detenidas.

Actualmente, la CDHDF investiga otros dos casos conocidos como “fiestas clandestinas” en los cuales se advierte un patrón de operativos razias, a partir de los cuales se detiene a jóvenes por estar en un lugar o por su apariencia.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el domingo 15 de julio un grupo de jóvenes se reunió en la colonia Roma, en la Calle de Querétaro, con el fin de asistir a un concierto de reguetón difundido en redes sociales, que en realidad no estaba programado.

Esto generó la molestia de los jóvenes, quienes ocasionaron disturbios en la Glorieta de Insurgentes, la estación del Metro Insurgentes y en Paseo de la Reforma. Existen señalamientos directos por parte de personas víctimas de agresiones y reportes de la SSPDF de que se lanzaron petardos.