viernes , 3 febrero 2023

Necesario plantear la dimensión nacional de las agresiones a periodistas para crear mecanismos eficaces de protección: Ombudsman capitalino

Boletín 161/2012
2 de mayo de 2012

  • Durante el Foro se guardó un minuto de silencio en memoria de la periodista Regina Martínez, asesinada el pasado fin de semana.

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se conmemora el 3 de mayo, el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, sostuvo que es necesario plantear la dimensión nacional de la problemática que enfrentan las y los periodistas en México, más allá de las jurisdicciones federal o locales, para crear mecanismos eficaces de defensa y protección.

Durante el Foro: “Federalización de delitos cometidos contra periodistas. Reformas pendientes a la legislación secundaria”, enfatizó que implica generar mecanismos de coordinación entre la Federación, los estados, las Comisiones de Derechos Humanos, para trabajar en Red porque lamentablemente estos mecanismos de protección no están funcionando.

El Ombudsman capitalino consideró que ante los recientes asesinatos y agresiones a periodistas es urgente levantar la voz para exigir a los Gobiernos federal y los estatales mayores mecanismos que eviten estas circunstancias a lo largo del país. Los homicidios conmueven e indignan, por lo que no se puede esperar a que ocurra otro caso para que se pongan en marcha dichos mecanismos.

En el marco del Foro, Luis González Placencia pidió a las y los asistentes guardar un minuto de silencio en memoria de la periodista Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, quien fue asesinada hace unos días.

Por su parte, el Representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (OACNUDH), Jesús Peña, estimó que la muerte de la periodista Regina Martínez, sumada a las 76 más registradas oficialmente en México desde el año 2000, confirman la situación precaria que enfrenta el gremio periodístico y la necesidad de adoptar medidas que permitan prevenir y proteger a actores clave de toda sociedad democrática.

Para la OACNUDH, dijo, son preocupantes los altos niveles de impunidad registrados en nuestro país por los ataques y agresiones a periodistas porque son un incentivo para escalar la violencia y reproducir los actos delictivos en contra de este sector.

Jesús Peña explicó que algunos de los elementos básicos que podría considerar la legislación secundaria para la protección de periodistas son la gravedad de la conducta delictiva perpetrada (asesinatos, desapariciones, privación ilegal de la libertad, entre otros); la condición del presunto autor del delito (si se trata de una autoridad local, municipal, federal o miembro del crimen organizado); la condición de vulnerabilidad de la víctima (cobertura en espacios geográficos de alto riesgo, tratamiento de temas de gran sensibilidad o interés público como el narcotráfico, la corrupción o tráfico ilícito de personas).

Otro criterio sería la trascendencia del delito (el mensaje atemorizando y el anhelo silenciador que busca la conducta delictiva); atender la voluntad de la víctima (que la competencia federal no se perciba como una interferencia en la búsqueda de justicia).

A su vez, la integrante de Reporteros Sin Fronteras, Balbina Flores, explicó que tanto la Ley de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos como la reforma al Artículo 73 Constitucional tienen que avanzar conjuntamente.

“Si no avanzan a la par es como si todo el proceso de protección a periodistas quedara cojo, desbalanceado. Si no avanza, si no se fortalece el asunto de la federalización seguiremos lamentablemente contando periodistas asesinados y desaparecidos”, sentenció.

En su oportunidad, el Abogado General de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Raúl González Pérez, aseguró que “hay evidencia empírica” de que “la impunidad está presente en la persecución de los delitos contra las y los periodistas”.

Apuntó que las entidades federativas no tienen la capacidad suficiente para enfrentar el fenómeno de agresiones al gremio periodístico, debido a que en muchas ocasiones las autoridades están inmersas en la acción o en la tolerancia del ataque.

Además, agregó, no se puede desconocer el factor real de poder del crimen organizado, que rebasa la capacidad instalada de cualquier entidad, por lo que se pronunció por fortalecer la estructura de la procuración de justicia.

En tanto, el representante de la organización Artículo XIX, Iván Baez, aseveró que no hay mejor protección para el ejercicio de las y los periodistas que evitar la impunidad en las agresiones y llevar a los responsables de éstas ante la justicia, aunado a la reparación integral del daño a la víctima.

“Si no se logra combatir la impunidad no se podrá avanzar en materia de protección a las y los periodistas”, enfatizó.