sábado , 4 febrero 2023

Registra CDHDF 62 agresiones en contra de defensores de Derechos Humanos en lo que va del año, incluídos cinco asesinatos.

Boletín 147/2012
22 de abril de 2012

  • Congratula a la CDHDF que el XX Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo” reconozca y visibilice a quienes enfrentan por exigir los derechos de otras personas

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) ha registrado 62 agresiones en contra de defensores de derechos humanos en todo el país, en el transcurso de este año, señaló el Secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Gerardo Sauri Suárez.

Al dar la bienvenida a las y los asistentes al Foro Derechos Humanos en México: una realidad pendiente, en el marco del XX Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”, dijo que entre las agresiones se cuentan 5 asesinatos: dos en Oaxaca; dos más en Cherán, Michoacán, y uno en Puebla.

Dijo que para la CDHDF las agresiones de este año significan un panorama sumamente grave, ya que a través de su Relatoría para Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, considera que existieron otras muchas agresiones que no fueron registradas o fueron invisibilizadas.

Y es que, advirtió: “La tendencia es a incrementarse; en 2010 registramos 47 agresiones; y en 2011 fueron 73. Nos encontramos en un momento complejo, no sólo por la escalada de violencia institucional, de Estado, sino la de los grupos delincuenciales”.

Sauri Suárez lamentó que en el marco del proceso electoral, el desgaste de la institucionalidad facilite la violación a los derechos humanos, incluyendo los de los defensores, quienes se encuentran luchando ahora en contra de los abusos hacia sus propias personas.

Se congratuló también por la decisión del Comité Organizador del Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”, que en su XX edición distingue a la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), con trabajo en Monterrey, Nuevo León, y al poeta Javier Sicilia Zardain, por su lucha por hacer visibles a las víctimas de la guerra contra el narcotráfico.

Don Sergio, recordó, marcó pauta como Obispo, dentro del movimiento de la Iglesia Católica en América Latina para promover la justicia y la dignidad de las personas, base sobre la que se desarrolló la lucha por los derechos humanos.

Como Obispo de Cuernavaca, agregó, Don Sergio publicó el Decreto en Contra de los Involucrados de la Aborrecible Práctica de la Tortura: “Este Decreto quiere ser ante todo una enérgica afirmación de la dignidad del hombre y de los derechos humanos; es un llamado a la conciencia cristiana y una contribución a la paz pública en un Estado de derecho como lo es México. La tortura constituye una violación y traición a la confianza depositada por el pueblo en sus autoridades, se hace en la clandestinidad, con visos de legitimidad, a pesar de que su práctica está condenada en la ley de los derechos humanos”.

El XX Premio Nacional, agregó, alegra a la Comisión, porque frente a las terribles noticias sobre las agresiones sistemáticas en su contra, visibiliza el trabajo de los defensores, reafirma el derecho a defender derechos humanos y lo reconoce como una acción peligrosa, por la que enfrentan riesgos para su integridad y su vida: lesiones, amenazas, hostigamiento, intimidaciones e incluso la muerte.

Dentro del Programa del Foro se dictó la Conferencia Magistral que inauguró los trabajos del Foro “Derechos Humanos en México: una realidad pendiente”, a cargo del Pastor de la Iglesia Metodista en México, José Luis César Pérez Guzmán, titulada “Defensa de los Derechos Humanos: Contribución de l@s Cristian@s en México y América Latina”.

Posteriormente tuvo lugar el Panel “Aportes de la Sociedad Civil en materia de Derechos Humanos”, en la que se contó con la participación del Director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Miguel Concha Malo; de la Directora de Cadhac, Consuelo Morales Elizondo; de Antonio Cerezo Contreras, del Comité Cerezo México.

En la Ceremonia de entrega del XX Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”, en la Parroquia de San Pedro de Verona, en el Pueblo de San Pedro Mártir, Delegación Tlalpan, estuvieron presentes la Directora de Cadhac, Consuelo Morales, y el poeta Javier Sicilia.

CADHAC Y JAVIER SICILIA

El Comité Organizador del Premio Nacional determinó que, para la categoría de grupo, otorgar el reconocimiento a Cadhac, organización que se define como independiente de partidos políticos, respetuosa de la pluralidad de credos, ideologías y preferencias sexuales, dedicada a la defensa y promoción de los derechos humanos.

Cadhac se gestó en el seno de las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), de Ciudad Guadalupe, Nuevo León, a las que se fueron integrando ciudadanos que, desde la laicidad, impulsan el respeto a la dignidad humana.

Para la categoría individual, se determinó que el Premio Nacional fuera otorgado al poeta y escritor Javier Sicilia, por su trayectoria en la denuncia y defensa de los derechos humanos, a través de la palabra y el compromiso activo.

“Hombre de una fuerte espiritualidad, formado en los principios de la Teología de la Liberación, sensible al dolor ajeno y solidario con las causas justas”, lo definió el Comité Organizador del Premio.