miércoles , 1 febrero 2023

CDHDF reprueba agresiones contra personas defensoras de Derechos Humanos en 2011 y principios de este año electoral.

Boletín 40/2012
29 de enero de 2012

•    Amenazas y homicidios, los casos más frecuentes

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), a través de su Relatoría para la Atención a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, registró durante 2011 en el ámbito nacional 66 agresiones en contra de personas defensoras de derechos humanos, las cuales se tradujeron principalmente en amenazas (18 casos) y homicidios (15 hechos).

Del total de ataques, se reportaron  30 en contra de defensores, 16 contra defensoras y 20 contra organizaciones o comunidades. De los 18 registros de amenazas, 5 se dieron en contra de defensores, 4 en contra de defensoras y 9 contra organizaciones. De los 15 homicidios ocurridos, 9 se perpetraron contra defensores y 6 contra defensoras.

La CDHDF expresa que los atentados tienen como fin terminar con la labor de defensa; sin embargo, las defensoras corren mayor riesgo de sufrir determinados tipos de violencia y otras violaciones como insultos o abusos basados en su sexo y la violación, por lo que requieren acciones especializadas.

Considera que el número creciente de agresiones, con relación al año 2010, visibiliza la urgencia de realizar acciones eficaces y eficientes para proteger e investigar los actos delictivos en contra de las personas que defienden los derechos humanos; dado que más del 98% de éstos ataques se mantienen en la impunidad.

La CDHDF reconoce el esfuerzo de diversas Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), y las autoridades capitalinas, las cuales han realizado gestiones para traer a esta ciudad de México a personas defensoras de los derechos humanos de otras entidades, con la finalidad de brindarles protección.

Sin embargo, señala que muchas de estas personas defensoras han seguido recibiendo amenazas y agresiones, debido a que no se han instaurado mecanismos eficaces para investigar la fuente de las agresiones.

La CDHDF hace un llamado a las autoridades competentes para que garanticen el derecho a defender derechos humanos, mismo que otorga la posibilidad de proponer alternativas con el fin de hacer valer los derechos humanos.

Hace énfasis en que tal actividad permite construir ciudadanía y un Estado democrático, las cuales resulta fundamental fortalecer en este año 2012, debido a que se realizarán elecciones presidenciales.

Destaca que en lo que va de enero el panorama y contexto de agresiones contra defensoras y defensores de derechos humanos no ha cambiado, al registrarse la muerte del activista Bernardo Méndez Vázquez, quien fue asesinado por autoridades en San José del Progreso, Oaxaca, acto en el cual se lesionó a una persona más, según un comunicado del Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS).

Amnistía Internacional (AI) denunció que el pasado 13 de enero personas que han denunciado casos de tortura por parte del Ejército Mexicano han sido hostigadas por personal militar en el estado de Baja California, rodeando sus casas, pateando las puertas y tomando fotografías de las personas denunciantes y sus familiares.

Por las redes sociales se difundió una amenaza de muerte recibida vía telefónica por una persona defensora de los derechos ambientales, en la ciudad de San Cristóbal.

Por otra parte, CENCOS denunció que el 21 de este mes fue detenido de manera presuntamente ilegal, en el municipio Ayutla de los Libres, Guerrero, el defensor Maximino García Catarino, integrante de la Organización para el Futuro del Pueblo Mixteco (OFPM) y beneficiario de medidas provisionales ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH).

Esta detención está relacionada con la del defensor me’phaa Raúl Hernández Abundio, quien tuvo que ser liberado por la Procuraduría local, al no poder demostrar sus imputaciones, aunado esto a la presión internacional que se hizo en el caso.

Las agresiones en contra de las personas defensoras de derechos humanos son un indicador de la estabilidad democrática de un país, es por ello que la CDHDF hace un llamado a reforzar las acciones para erradicar estos actos, que dañan a todas y todos los ciudadanos de este país así como al ejercicio de la democracia.

Es importante señalar que en el contexto electoral las personas defensoras de los derechos humanos tienden a presionar a las autoridades para que se implementen agendas acorde a los derechos humanos, situación que genera un mayor riesgo para ellos y ellas, como se observa en las múltiples agresiones que se dieron en este mes.

ACCIONES Y AGRESIONES REGISTRADAS EN EL DF

En cuanto al Distrito Federal, la CDHDF atiende a tres tipos de poblaciones: Personas defensoras de los derechos humanos que habitan en la ciudad de México y defienden derechos humanos en esta entidad; personas defensoras de derechos humanos que habitan en la ciudad de México y defienden derechos humanos en otros estados; y personas defensoras de los derechos humanos que habitan fuera de la ciudad de México y defienden los derechos en sus entidades, pero que por el contexto de inseguridad deben salir y venir a refugiarse en el Distrito Federal.

Derivado del compromiso que mantiene la CDHDF con las personas defensoras de los derechos humanos se han instaurado diversas acciones con la finalidad de atender a esta población, como interlocución con autoridades del Distrito Federal, con la finalidad de atender a las personas que habitan en esta ciudad.

Asimismo, se ha generado interlocución con autoridades federales, con la finalidad de establecer protección a personas defensoras que radican en otras entidades, pero vienen a protegerse en esta ciudad, acciones que repercuten en las autoridades del Distrito Federal.

Así como acciones de interlocución con autoridades de otras entidades federativas con la finalidad de brindar apoyo en conjunto para fortalecer la seguridad de las personas defensoras de los derechos humanos.

Los ataques registrados por la Relatoría de Atención a Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos en contra de las personas defensoras de los derechos humanos en esta ciudad pueden devenir por acciones de defensa realizadas en otras entidades, así como en esta ciudad.

Durante 2011 se contabilizaron 13 casos de agresiones en contra de las personas defensoras de los derechos humanos, que desagregadas se han catalogado como las siguientes: 7 amenazas, 3 hostigamientos, un homicidio, una privación ilegal de la libertad, una tentativa de allanamiento, hechos que permanecen en la impunidad.

Ante esto, la CDHDF junto con OSC, la Oficina del Alto Comisionado en México (OACNUDH), la Subsecretaría de Gobierno (SG), la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) y el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) promueven un mecanismo de protección a favor de las personas defensoras de los derechos humanos, así como de las personas que ejercen el derecho a la libertad de expresión, mismo que por el contexto es necesario operar en este año.

Asimismo, la CDHDF y diversas OSC impulsan la creación de un capítulo del derecho a defender derechos humanos en el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal (PDHDF), acción en la que se trabaja actualmente para poder establecer políticas públicas en favor de esta población.