jueves , 26 enero 2023

Mensaje del Presidente de la CDHDF, Doctor Luis González Placencia, en la presentación de la Recomendación 1/2011

Discurso 01/2011
20 de enero de 2011

Buenos días, compañeras y compañeros de los medios de comunicación y a quienes nos acompañan en esta conferencia de prensa

Como es ampliamente sabido, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal recibió diversas quejas de vecinos y vecinas de las delegaciones La Magdalena Contreras y Álvaro Obregón con motivo de la construcción del proyecto conocido como Supervía, concesionado por el gobierno del Distrito Federal a una empresa privada. Con motivo de dichas quejas, la Tercera Visitaduría General inicio la investigación correspondiente.

Dado el conflicto social que se produjo en el contexto de la construcción de esta obra, a mediados de 2010 esta comisión propuso, con fundamento en el artículo 40 de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, un proceso de conciliación entre el GDF y las y los vecinos miembros del Frente Amplio contra la Supervía Poniente que por razones por todas y todos conocidas, desafortunadamente no fructificó. En el momento en el que se dio por cancelada la posible conciliación, esta Comisión anunció que continuaría con la documentación del caso con la finalidad de llegar a una resolución a la brevedad posible.

A lo largo de la investigación, fueron recabadas evidencias de diversa índole que, una vez analizadas y subsumidas en las hipótesis legales correspondientes, generaron la convicción de que fueron violados diversos derechos de las personas peticionarias, integrantes del propio Frente Amplio, así como de las organizaciones  Ciudadanos por contrerasAsociación Ecológica Tlalocan/Tarango y Bartola Axayácatl A.C. lo que en consecuencia motivó la recomendación 01/2011 que fue notificada esta mañana a las autoridades responsables y que ahora hacemos del conocimiento público.

La Recomendación documenta violaciones a los derechos a la seguridad jurídica, a la información y a la participación ciudadana, y en relación con dichas violaciones, la afectación de los derechos a un medio ambiente sano, al agua y a una vivienda adecuada;  establece asimismo la responsabilidad que sobre dichas violaciones tienen, el Gobierno del Distrito Federal, y los titulares de los órganos político administrativos en la Magdalena Contreras y Álvaro Obregón. La recomendación contiene diez puntos recomendatorios, seis de los cuales se dirigen exclusivamente al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, dos al mismo Jefe de Gobierno conjuntamente con el Jefe Delegacional en la Magdalena Contreras, uno más dirigido sólo al Jefe Delegacional en Magdalena Contreras y el último dirigido de forma exclusiva para el Jefe Delegacional en Álvaro Obregón.

Como también fue ampliamente divulgado, la CDHDF recibió una opinión, respaldada por 22,460 firmas de ciudadanas y ciudadanos que expresan la problemática de movilidad en la zona sur/poniente del DF y que a través de los medios se ha manifestado a favor de la Supervía. Como lo ofrecí en su momento, dicha opinión fue analizada con detalle y se verificó que los argumentos vertidos en ella no contenían queja sino en todo caso, la convicción sobre la necesidad de que el GDF resuelva un problema que sin duda implica, hoy por hoy, una importante pérdida de tiempo y dinero, entre otras afectaciones, debido a las dificultades de traslado que las actuales vialidades implican para quienes van o vienen desde Santa Fe. En este sentido, es importante para esta Comisión aclarar que su posición como defensora, la obliga por ley, por compromiso moral y por vocación institucional a estar al lado de las y los peticionarios, y a una defensa exhaustiva de sus derechos, aún cuando estos no sean compartidos por la mayoría. Y es que nuestras consideraciones no están sujetas a la voluntad mayoritaria, sino a la convicción sobre la violación de derechos humanos.

De lo anterior no se sigue, sin embargo, que esta Comisión no comparta la necesidad de hallar una solución a la problemática vial del sur/poniente. Más bien, como lo señala nuestra resolución final, a la Comisión le interesa que en la construcción de la mejor solución, se respeten los derechos humanos y, en caso de que, por la razón que sea, resulten violados, se asuma la responsabilidad respectiva y se reparen los daños, como lo ordena la ley, sin distingos ni consideraciones sobre la ideología de las víctimas, la magnitud de su movimiento o grupo de referencia,  su posición social, nivel de activismo político,  o cualquiera otra que pueda generar prejuicio o estigma.

Por esta razón, y en atención al nivel de exposición mediática que el tema que es motivo de esta Recomendación ha alcanzado, y debido a la inevitable politización de los argumentos a favor y en contra del proyecto,  es de gran importancia para esta Comisión dejar claro que el proceso de investigación de la queja, así como el contenido de la recomendación, tienen un carácter eminentemente técnico, producto de una actitud de rigor jurídico y metodológico destinada a limitar al máximo consideraciones de tipo político e ideológico. La autonomía del Ombudsman se refleja también en sus resoluciones y esta que hoy presentamos es ejemplo de solidez teórica y argumentativa.

La CDHDF es un órgano de Estado, con plena vocación ciudadana, que constituye una vía jurídica e institucional para que las y los habitantes de la ciudad diriman sus conflictos con el gobierno. Con la autoridad que nos da ese carácter exhortamos a los destinatarios de la recomendación a aceptarla en sus términos.

No tenemos duda de que ha sido la actitud de pleno civismo de un grupo de personas que ha ejercido su derecho a defender lo que considera justo tanto como la vocación democrática del Gobierno de la ciudad lo que ha impedido hasta ahora hechos de violencia que tengamos que lamentar. Expresamos nuestro reconocimiento a las partes por ello y hacemos un llamado para que sean estas actitudes las que señalen un camino de franca solución al conflicto.

Finalmente, informo a ustedes que la noche de ayer recibí un comunicado del GDF en el que me solicitan considere la importancia de preservar la voluntad de diálogo y acuerdo manifestada por la autoridad local ante la solicitud realizada por la Comisión Civil de Acompañamiento para el Diálogo entre el Gobierno de la Ciudad y el Frente Amplio contra la Supervía. Sobre el particular, manifiesto nuestra entera disposición para que, tal como nos lo solicita el gobierno de la ciudad, dicha voluntad se preserve, y a nombre de la CDHDF y su Consejo Consultivo, expresamos nuestro deseo comprometido para poner todo lo que este de nuestra parte para que esa voluntad sea preservada y se materialice en un diálogo respetuoso y productivo, con la certeza de que esta recomendación abonará a la consecución de ese objetivo.

Muchísimas gracias.