jueves , 26 enero 2023

Entrevista al Doctor Luis González Placencia, después del acto por el día de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto

Transcripción 07/2011
27 de enero de 2011

Pregunta (P): De la situación de reclusorios, donde, bueno, ahí también viven su propio holocausto, apenas nos informaron que habían encontrado material para cortar la droga; sin embargo, reclusorios dice que adentro no se procesa la droga, que adentro no hay laboratorios ¿Cuál es la información que ustedes tienen?

Luis González Placencia (LGP): Bueno, desafortunadamente, sabemos que adentro hay una cantidad importante de mercados ilegales, entre ellos seguramente también de droga. La investigación que hicimos sobre trata de internas demuestra que es posible, que es perfectamente posible que existan dispositivos que hagan posible este tipo de situaciones. No tenemos verificado ningún caso; sin embargo, creemos que la estructura que se monta en estas instituciones hace posible que exista, sin duda.

P: También han metido perros para realizar operativos, ¿esto es permitido, doctor?

LGP: Bueno, siempre y cuando no atenten contra la integridad de los internos, cualquier dispositivo que se emplee para detectar drogas es válido; aquí lo que tenemos que tener cuidado es que no se conviertan, por ejemplo, en elementos de intimidación o de agresión directa. No tenemos ninguna queja hasta ahora de eso.

P: ¿Cuál es su opinión de que están construyendo dos cárceles de máxima seguridad aquí en el Distrito Federal? ¿A ustedes les han pedido información? ¿Qué piensa de que las autoridades locales tengan que tomar este tipo de medida?

LGP: No, no nos han pedido autorización, ni tampoco, bueno, no tienen por qué hacerlo, pero no se han acercado a la Comisión con ese motivo. Yo creo que ahí tendría que haber una justificación plena: ¿Porque hablamos de cárceles de máxima seguridad? Eso tendría que ser en relación con el tipo de personas que están siendo internas en la ciudad de México y también tendría que tener relación con que si esas personas lo son por procesos que tengan que ver con el fuero común.

P: Oiga doctor, ayer por la tarde, la Marina hizo otro operativo y la Policía Federal otro en la colonia Obrera,  dos dispositivos más de las fuerzas amadas. ¿Ya le entregaron a usted algún reporte? ¿Tenía usted conocimiento?

LGP: Solicitamos hoy esa información, esperamos que nos la den. Hay que tener en cuenta que no es en el contexto de una queja, es una solicitud de información por colaboración  y esperaríamos que en los próximos días nos la den.

P: Incluso, el Procurador Mancera mencionaba que la población debe estar tranquila ante las fuerzas armadas aquí en la capital, ¿es la misma visión que tiene la CDHDF?

LGP: Sí, a nosotros nos parece que estos operativos no generen incertidumbre, que no incrementen la inseguridad, y sí tenemos noticia de que los vecinos de las zonas donde se han realizado los operativos están inquietos; entonces, de ahí la necesidad que se genere información objetiva lo antes posible.

P: Señor, ayer el Subsecretario de Gobierno decía que la Comisión se excedió al ordenar la suspensión de la Supervía, que fue un exceso y que solamente se ordenó por la presión del Frente Amplio Contra la Supervía…

LGP: No, en el propio documento está expresada la competencia de la Comisión para conocer el caso y resolverlo en ese sentido, yo creo que hay ahí una confusión; porque se dice que estamos tomando atribuciones de un juez, no es verdad; si fuera juez, no habría recomendado, habría ordenado la suspensión. Eso no fue lo que ocurrió: estamos recomendando al Jefe de Gobierno que suspenda, hasta en tanto no realice la consulta pública.

P: Se está entrando en una dinámica de descalificaciones: sale cada funcionario del Gobierno del Distrito Federal y habla del trabajo de la Comisión, encabezados principalmente por el Jefe de Gobierno. Ayer las manifestaciones, cada vez más violentas ahí en la Comisión. ¿A dónde va este espiral, doctor?, ¿hay riesgo de una confrontación que justifique a su vez la entrada de la fuerza pública, de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP)?

LGP: No, Yo espero que no, definitivamente, nosotros vamos a esperar la respuesta oficial del Gobierno de la ciudad a la Recomendación y nos pronunciaremos en su momento. Estamos, desde luego, en comunicación directa con nuestros peticionarios y peticionaria; ellos también tienen que conocer esta respuesta y, de manera conjunta, haremos un pronunciamiento cuando ésta llegue.

P: ¿Ya quedan poco días para la respuesta?

LGP: Quedan todavía dos semanas: son 15 días hábiles los que tiene el Gobierno de la ciudad; entonces, hay tiempo. Yo lo que haría aquí es un llamado a las autoridades de la ciudad a que más bien se pronunciaran a través de la respuesta, que es el mecanismo oficial de contestación de la Comisión, justamente para no alimentar ningún tipo de discurso que pueda motivar violencia.

P: Parece que intenta desprestigiar a la Comisión, ¿no?

LGP: Bueno, desde que nació la Comisión la intenta desprestigiar. Yo creo que aquí el tema está en que nuestras resoluciones hablan por sí mismas, nuestras resoluciones son públicas, ahí están, digamos para que la gente las vea, para que los especialistas las vean, y yo ahí no tendría mayor comentario que hacer, que remitir a la Recomendación.

P: En este caso, ¿se intenta desprestigiar a la Comisión?

LGP: No es mi impresión, honestamente. Yo creo que el Gobierno de la ciudad está argumentando su posición, pero como he dicho, pues yo creo que es importante que esto se haga a través de la vía institucional, que será la respuesta…

P: ¿Está litigando en los medios el Gobierno del Distrito Federal?

LGP: Esperaríamos que no, yo creo que no es conveniente, ni para nosotros ni para el Gobierno de la ciudad, hacer un litigio mediático.

P: Sin embargo, lo han hecho, ¿no, doctor?

LGP: Sí, yo creo que por la naturaleza del caso, por la exposición mediática que tiene y por el interés que hay también en los medios de comunicación, es inevitable.

P: Pero ya es muy recurrente esta dinámica, ¿no? Se descalifica el trabajo de la Procuraduría, están tomando diversas medidas de presión, entre ellas utilizar a uno de sus grupos connotados de choque para presionar de algún tipo…

LGP: Sí, justo por eso, insisto: creo que es importante que la respuesta que se dé se dé por la vía oficial, que sea abierta, como debe de serlo, que la puedan juzgar las ciudadanas y los ciudadanos, a través de los medios de comunicación y, en función de eso, digamos hacer una valoración, tanto de nuestra Recomendación como de la respuesta del Gobierno de la ciudad.

P: ¿Haría algún llamado al Gobierno capitalino para que, por lo menos en el tiempo en que se emita su posición oficial, se abstenga de hacer este tipo de situaciones que enrarecen más el clima?

LGP: Yo creo que vale la pena que consideremos, sí, tanto desde la Comisión como en el Gobierno de la ciudad que la guerra de declaraciones no ayuda en nada y que más bien tenemos que esperar a que esta respuesta se dé por la vía institucional, insisto, y en función de eso ya informar a la ciudadanía.

P: El Gobierno dice que llegó a destiempo esta Recomendación, que ustedes en sus medidas precautorias tuvieron la oportunidad de pedir que no se hiciera la obra y que nunca lo hicieron, que fue a destiempo y que fue por presión, ¿es así?

LGP: No, de ninguna manera, tenemos ya un año con este expediente, se ha venido documentando, como todas y todos saben, intentamos una Conciliación a mediados del año pasado, que no fue posible porque las partes no accedieron a ella finalmente, y el proceso de Recomendación obedeció al proceso de investigación mismo: una vez que tenemos todas las hipótesis comprobadas, que el documento fue redactado, pues ya no había ninguna razón para detenerlo.

P: Pero dicen que no hay violaciones a los derechos humanos, que la obra no ha violado ningún derechos humano…

LGP: Bueno, ahí creo que es importante recordar que la autoridad que puede determinar si hay violaciones a los derechos humanos es la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

P: Ayer decían que están dispuestos a analizar la realización de la consulta sin suspender la obra, ¿sirve de esta manera?

LGP: Bueno, no es sólo que sirve, sino que desde nuestro punto de vista es obligación del Gobierno de la ciudad hacer la consulta. Entonces, creemos que debe de hacerla.

P: ¿Aunque no suspenda la obra?, ¿aunque no suspenda la obra mientras se realiza la consulta?

LGP: Bueno, es que insisto en que oficialmente no tenemos ninguna respuesta en ese sentido y yo preferiría tener que ver los argumentos. En todo caso, cualquier respuesta del Gobierno de la ciudad tiene que estar claramente fundada y motivada y en razón de eso nos pronunciaremos. Lo demás lo entiendo claramente como declaraciones que se dan al calor del debate que se ha suscitado por la Recomendación.

P: Volviendo al tema de los reclusorios, si bien ustedes no han detectado la presencia de narcolaboratorios, ¿hay las condiciones propicias, de acuerdo al ambiente que se vive en los reclusorios, para que esto sea posible?

LGP: Claro. El problema aquí es que mientras no existan condiciones de orden al interior de las instituciones penitenciarias, cualquier tipo de mercado ilegal se puede dar ahí dentro. Por eso hemos insistido mucho, como ustedes saben, ceo que la mayoría de las Recomendaciones han sido sobre el sistema penitenciario; ésta última, sobre trata de internas, me parece que es paradigmática, porque se centra en la trata de internas, pero pone al descubierto la posibilidad de existencia de aparatos de poder organizados al interior de las instituciones, que hacen posible cualquiera de estas problemáticas.

P: ¿Y el crimen organizado que opera ya desde los reclusorios, doctor?

LGP: Hemos dicho también que, hoy en día, podemos asegurar sin duda que hay nexos y que las cárceles se han convertido en buena medida en bolsa de trabajo para la criminalidad organizada.

P: ¿Existe la posibilidad o los mecanismos para solicitarle a la Asamblea que llame a comparecer a Marcelo Ebrard en caso de que no se cumpla con la Recomendación de la Supervía?

LGP: Legalmente existe la posibilidad, si es que se determina una negativa a aceptar la Recomendación.

P: Volviendo a los reclusorios, ¿tiene ustedes algún tipo de indicios de que pueda haber algún nexo de interno con cárteles de las drogas?

LGP: No lo tenemos probado, porque no es un tema que hayamos investigado. Sin embargo, lo que sí podemos afirmar es que, como ustedes han visto, la ciudadanía ha sido víctima de actividades delictivas que se cometen desde dentro de los centros penitenciarios. Hay situaciones como la trata de internas, que da cuenta de una actividad criminal organizada. Y bueno, hay datos que evidencian que la problemática al interior de las prisiones es propicia para que este tipo de nexos se den. Entonces, por eso es necesario reforzar ahí la seguridad, tener orden al interior, tener una vigilancia estrecha de las funciones que hacen los custodios, las custodias, y de las relaciones que estos tienen, tanto con los internos, como con las autoridades de la ciudad.

P: La propuesta que tiene la Procuraduría para grabar las voces de los visitantes, ¿va en detrimento de los derechos humanos de los familiares?

LGP: No, nosotros hicimos un análisis, en primera instancia, y podemos hacer una analogía con cualquier otro mecanismo de identificación. El problema está en las condiciones de uso, no tanto en el registro, sino con las reglas con que se utilizará ese registro. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *