lunes , 5 diciembre 2022
Palabras de la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez, en la presentación del Programa Construcción de la Seguridad y de Paz en las Escuelas Secundarias en la Alcaldía Iztapalapa

Palabras de la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez, en la presentación del Programa Construcción de la Seguridad y de Paz en las Escuelas Secundarias en la Alcaldía Iztapalapa

Discurso 08/2022
7 de abril de 2022

Muy buenos días a todas, todos y todes. Agradezco muchísimo a Clara Brugada la invitación a estar aquí contigo. Como lo has señalado, la Comisión está sentada en el Gabinete de Seguridad y ha sido activamente participante en esta estrategia.

Lo primero que quiero destacar es la importancia que tiene que lo hagamos aquí y que se haga aquí. La Alcaldía Iztapalapa concentra el 24% de las y los estudiantes de la Ciudad; concentra el 15% de las Escuelas Secundarias de la Ciudad; y, por lo tanto, lo que hagamos aquí tiene un impacto no nada más para Iztapalapa, sino tiene un impacto para la Ciudad.

Quiero ─para no ser muy reiterativa─ destacar la importancia de por qué una estrategia como ésta es la estrategia y el camino correcto.

Estamos ante un problema complejo que impacta a las escuelas, pero que no tiene su solución dentro de las escuelas nada más, exclusivamente, sino que tiene su solución alrededor de las escuelas. Tiene su solución en las casas de donde provienen nuestras estudiantes y nuestros estudiantes. Y, por lo tanto, el pensar en la integralidad es la solución, es el camino correcto. Y lo decía muy bien la Alcaldesa, se tardan, pero más vale tardarse y hacerlo bien. Porque las soluciones rápidas no siempre son las mejores soluciones. Y en este caso está probado que no lo son.

“Mochila Segura” no solamente es inconstitucional. Es una estrategia fallida. Tan sencillo como esto: No podemos comparar que nos revisen en el aeropuerto para ver si tenemos armas, a que nos revisen en la escuela como una constante y como solución. Por una sencilla razón: En la escuela aprendemos matemáticas, aprendemos química, pero también, y sobre todo, aprendemos convivencia.

Y la diferencia es que yo en el aeropuerto no conozco a la gente que está a un lado. Y en la escuela sí. Supuestamente sí. Entonces tenemos que hacer comunidad. Tenemos que crear confianza. Tenemos que construir y, claro, tenemos que tener estrategias preventivas por las cosas que suceden. Pero no solas, porque eso no basta.

Necesitamos mandar el sentido exactamente de lo que también hablaba Salvador Guerrero Chiprés: Las armas no llegan a las escuelas caminando. Salen de un lugar en el interior del barrio, de las mismas casas y es ahí donde tenemos que empezar a construir la paz.

Básicamente creo que el mensaje está muy claro: Se requiere esto que es una apuesta en donde todos estemos: maestros, papás, alumnos, instituciones, órganos, la federación, el gobierno local. Todos, porque construir convivencia y construir paz es construir democracia, es construirnos en familia, es construir comunidad escolar. Y creo ─desde mi punto de vista─ que ese es el camino que tenemos que seguir.

Qué bueno que estemos aquí inaugurándolo. Qué bueno que estemos aquí claros en que eso es nuestro objetivo común y que por eso vamos a caminar. Y que este es un fenómeno mucho más complejo que quitar un arma a la entrada de la escuela. Si no más bien es quitar las armas a la entrada de nuestras casas, de nuestros barrios, de nuestras colonias, de nuestra Ciudad.

Muchísimas felicidades, querida Clara.