miércoles , 8 diciembre 2021

CDHCM reitera la necesidad de desarrollar un sistema de cuidados y apoyos para mujeres cuidadoras

Boletín 189/2021
14 de octubre de 2021

  • Ante la pandemia, se deben de analizar los impactos sobre ellas más allá de la salud física y mental. 

Los impactos de la pandemia son especialmente más graves para las mujeres adultas mayores, lo que agudiza y recrudece las desigualdades económicas y sociales, advirtió la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), Nashieli Ramírez Hernández.

Sobre todo en las zonas urbanas, explicó, donde las madres más jóvenes salen a trabajar, el cuidado activo de niñas y niños recae en las abuelas, a quienes la contingencia sanitaria las colocó en una situación de vulnerabilidad y violencia económica y física al interior de sus propias familias, cuando al principio de la pandemia fueron ellas las que requerían de protección.

Lo anterior, en el Conversatorio Derechos Humanos: El Desafío para las Mujeres ante la COVID-19, convocado por el Posgrado Interinstitucional en Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UATx), en el marco de la firma del Convenio de Colaboración con la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tlaxcala (CEDHT).

Indicó que la CDHCM registró un incremento en el número de quejas relacionadas con diferentes tipos de violencia en contra de mujeres adultas mayores, desde el inicio de la pandemia, cuyos impactos deben analizarse más allá de la salud física y mental.

La Defensora se refirió al Sistema de Cuidados y de Apoyos, necesario para quienes en razón de edad van incorporando a su vida factores que comprometen su salud y sus capacidades, y requieren de la asistencia de los otros.

Por otra parte, llamó la atención sobre el índice de violencia en contra de mujeres y niñas en el estado de Tlaxcala, superior a la media nacional, al igual que el de feminicidios, en un contexto en el que ahí habita el mayor porcentaje de mujeres menores de 20 años, con una mayor violencia física hacia ellas, sobre todo en localidades rurales, similar al Estado de México, Oaxaca, Tabasco e Hidalgo.

La violencia clasificada como ‘severa’ en contra de las mujeres en Tlaxcala también supera la media nacional, las mujeres dejaron de realizar sus actividades a consecuencia de las agresiones de su pareja, hasta por 65 días.

Con base en lo anterior, sugirió una agenda de derechos de las mujeres que atienda la situación de violencia previa a la pandemia, y que con el confinamiento se incrementó de manera considerable; de manera que se garantice la adecuada investigación de las denuncias por parte de las autoridades.

“Hay una falla estructural, en términos de no tener un contexto que asegure la protección del Estado y de la procuración de justicia; desde 2015, la cifra negra en Tlaxcala es mayor a la nacional”, dijo.

Ramírez Hernández explicó que, más allá de la COVID, es fundamental promover el liderazgo y participación de las niñas, adolescentes y mujeres, en los asuntos que les competen, dados los retos para su desarrollo y ejercicio de todos sus derechos.

Al respecto, señaló el empuje por parte de mujeres muy jóvenes para la visibilización de la agenda de cambio climático y, de manera importante, para el abastecimiento de agua.

En el Conversatorio, Ramírez Hernández intercambió impresiones con la Presidenta de la CEDHT, Jakqueline Ordóñez Brasdefer; y con la académica de la UATx, Georgina Ruiz Toledo; el encuentro fue moderado por el Rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, Luis González Placencia.

Versión PDF