sábado , 3 diciembre 2022

Discurso de Presidenta de CDHCM durante la Ceremonia de Premiación del Concurso Internacional de Producciones Radiofónicas, de la 13ª Bienal de Radio

Discurso 27/2021
16 de julio de 2021

Buenas tardes. Saludo a quienes están aquí y a quienes nos escuchan a larga distancia. A lo largo de esta semana hemos hablado de cómo la radio es un medio imprescindible para promover la diversidad, la inclusión y el respeto de todos los derechos humanos; hago hincapié en el plural; generalmente cuando hablamos de los medios de comunicación nos referimos sólo al derecho de la libertad de expresión, pero lo cierto es que como ningún otro, la radio es un espacio donde confluyen muchos públicos, temas y formas de ver la vida; por ello no sólo habla de los derechos, sino que se ejercen; todas las voces pueden estar representadas y expresarse libremente para ser escuchadas. Ya lo mencionaba previamente Genaro, ejemplo de esto son precisamente las radios comunitarias.

En esta ocasión, la Bienal de Radio ha puesto en el centro el trabajo de las radios comunitarias e indígenas que tienen una larga lucha justo en ejercer a través de su derecho a la libertad de expresión otros derechos como el de no discriminación y el respeto pleno a su identidad.

Pero no solo en su mensaje donde radica la riqueza de la radio comunitaria e indígena, sino en el modelo de producción cultural participativa y de organización que utilizan. De este modo, los participantes son ciudadanos activos que se apropian de los instrumentos y técnicas de comunicación. De este modo, los medios comunitarios forman parte de procesos de cambio social, pues un entorno mediático libre, independiente y pluralista es imprescindible para fomentar la democracia.

En este día… al ratito, vamos a cerrar con la clausura y la entrega de los premios del Concurso Internacional de Producciones Radiofónicas. Y esta vez le tocó esta vez a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México poder participar en alianza con Radio Educación y con quienes organizaron esta Bienal en esta categoría, que es “Derechos Humanos”.

Quiero comentarles que se recibieron más de 100 piezas sonoras, una respuesta que es esperanzadora. Se recibieron programas, cápsulas, radio novelas, documentales sonoros; y podcasts de Argentina, Perú, Colombia, Chile y por su puesto de distintas entidades de México; en esos trabajos se materializaron las agendas de derechos humanos que nos atraviesan como región y como país.

Al escuchar las piezas radiofónicas nos sumergimos en las historias y sufrimos las respuestas del buzón de voz en los teléfonos de las personas desaparecidas a las familias que marcan una y otra vez con la esperanza de que les respondan; nos indignó el sonido lento y burocrático del teclado en que algún servidor público transcribía con desdén denuncias. Revivimos los reclamos por los feminicidios y conocimos las voces de hijas, madres y hermanas hoy muertas, en mensajes enviados a sus familias y amigos, recordándonos la humanidad que se nos pierde en el conteo de cifras.

Cada uno de estos trabajos, de los 104, representa casos, colectivos, personas, vidas que se trastocan, transforman o bien, en los extremos, que se pierden en medio de la árida indiferencia; de esto último tratan muchos de los trabajos que se recibieron para evaluar.

Para la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México ver la riqueza y el poder escuchar este centenar de trabajos, forma parte de un gran aprendizaje, en términos de cómo se han incorporado y cómo cada vez más se incorporan en la lógica del trabajo de transmisión, promoción y educación radiofónica, en un paso necesario para tener nuestras garantías a los derechos humanos; y es básicamente información para poder exigirlos. Por lo tanto, nos da mucho gusto estar aquí en la clausura. Al ratito nos van a decir quién ganó, gracias.