Sitios de Interés
Personas servidoras públicas deben conocer e implementar recursos en materia de derechos humanos para la atención directa a la población

Personas servidoras públicas deben conocer e implementar recursos en materia de derechos humanos para la atención directa a la población

Boletín 02/2021
5 de enero de 2021

La mejor forma para salir de la crisis sanitaria y económica derivada del contexto de COVID-19, y que continuaremos enfrentando durante los próximos meses, es a través del trabajo institucional, social e individual, destacó la Presidenta la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), Nashieli Ramírez Hernández.

En la entrega simbólica de constancias y reconocimientos a personas servidoras públicas de la Alcaldía Iztacalco, quienes participaron en el curso ABC en derechos humanos y el taller Derechos Humanos e Igualdad De Género, impartidos por este Organismo, las exhortó a ser capaces de pensar, imaginar e implementar todas las medidas a su alcance para atender a las personas que están viviendo los peores impactos de la pandemia.

 Subrayó la importancia de la solidaridad social y colectiva, así como la obligación de los Estados, para mantener en el centro el ejercicio efectivo de los derechos humanos para todas las personas.

Conscientes de que la emergencia sanitaria nos obliga a adoptar cambios sustanciales en todas nuestras actividades y rutinas institucionales, explicó, la CDHCM implementó en línea el curso ABC en derechos humanos, “adaptación que nos reta a repensar las estrategias educativas, al igual que muchas actividades que hoy se realizan virtualmente y que cambian la forma en la que interactuamos”.

 Dijo que durante los meses de emergencia sanitaria, la CDHCM cambió sus procesos de educación divulgación y capacitación, con el fin de continuar obteniendo resultados, como los cinco cursos impartidos a lo largo de 8 horas, cada uno, para servidores públicos de la Alcaldía Iztacalco.

 La labor de educación en derechos humanos se enfocó en el piso mínimo que deben reconocer quienes trabajan con la ciudadanía: los derechos que se están afectando; los obstáculos para el ejercicio de esos derechos; la participación de las personas que resultan afectadas por los obstáculos; los niveles de afectación de los diferentes grupos de población; las medidas que se deben tomar para superar y eliminarlos; las autoridades responsables de adoptar medidas contra los obstáculos; y los recursos estatales y federales que se deben adoptar para superarlos.

 La CDHCM impartió también 14 talleres de 3 horas cada uno, para 355 personas, en su mayoría integrantes del Programa de Apoyo Integral para la Mujer para la Equidad (PAIME), en un espacio formativo para la construcción de una cultura de paz y derechos humanos.

 Por su parte, el Alcalde de Iztacalco, Raúl Armando Quintero Martínez, se dijo convencido de que todos los derechos humanos deben garantizarse a todas las personas.

 Expresó su oposición a 20 siglos de dominación varonil, machismo, exclusión, homofobia y discriminación, en países donde se oprime a las personas por el color de su piel, género, estatura y otras condiciones.

Versión PDF