Sitios de Interés
Llama CDHCM a impulsar inclusión educativa desde la emergencia sanitaria

Llama CDHCM a impulsar inclusión educativa desde la emergencia sanitaria

Boletín 186/2020
29 de diciembre de 2020

La Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), Nashieli Ramírez Hernández, llamó a jóvenes estudiantes de secundaria a construir su ciudadanía, a través de participar en temas y situaciones que les afectan, así como construir una cultura donde existan cada vez menos barreras sociales para que todas y todos tengan acceso a una educación inclusiva.

En su participación en el Ciclo de Pláticas virtuales Nosotras: innovación e inclusión. Por una agenda STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, por sus siglas en inglés), organizado por la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (AEFCM), habló sobre el derecho a la educación y sus beneficios.

Dijo que entre las razones para que Niñas, Niños o Adolescentes (NNyA) abandonen la escuela, está la económica, donde los gobiernos en sus distintos niveles han implementado programas para garantizar su Derecho a la Educación, mediante apoyos a las familias, y que la pobreza no sea un factor de exclusión.

Pero también existen cuestiones que se suman a los efectos económicos de la emergencia sanitaria, agregó, para que no sigan estudiando e ingresen al mercado laboral, y donde se aprecian casos diferenciados entre niños y niñas, quienes durante la pandemia han incrementado las horas de quehaceres domésticos y de cuidar a sus hermanos o a sus abuelos y abuelas.

Ramírez Hernández lamentó que en algunas familias aún se tiene la idea de que la escuela no es de utilidad y que aún sin ella, se puede desempeñar algún trabajo, aunque otro factor de exclusión del sistema escolar es también el no tener acceso a Internet y a aparatos de comunicación para poder seguir las clases: “Las instituciones tienen que hacer un esfuerzo para que todos estén incluidos”.

Pero también nos toca a nosotros, insistió, cambiar para no excluir, para no discriminar y evitar expresiones de violencia hacia las compañeras o compañeros, que por esas razones también llegan a perder el interés en escuela.

La Defensora celebró que cada vez menos existan ideas sobre que las mujeres sólo estudian mientras esperan casarse, sino que cada vez más se vean estimuladas a continuar estudiando, prepararse y construir su propio futuro.

“Hay que estar alertas y seguir rompiendo mitos: hoy las niñas y las adolescentes presentan los mejores rendimientos en las ciencias y en las ingenierías. Debemos seguir quitando las barreras que nos ponen y ponemos, por ejemplo, a las niñas con discapacidad o que no hablan español”, subrayó.

En ese tenor, llamó a construir ciudadanía y a no esperar a cumplir 18 años, sino como parte de la socialización, en términos no violentos, de llegar a resoluciones comunes con el resto de compañeras y compañeros, así como con las personas que conviven.

“Desde ya, hagan valer sus derechos a la participación y a ser escuchadas, sobre todo en las decisiones que les afectan, junto con sus compañeras y compañeros, porque participar es una forma muy buena de construir habilidades sociales, a través de actividades comunitarias, en el barrio, hacer cosas por los demás. El trabajo colectivo es muy importante”, exhortó.

La CDHCM, dijo, cuenta con Delegaciones en casi todas las Alcaldías, a excepción de Álvaro Obregón y Benito Juárez, donde pueden solicitar apoyo para talleres, materiales para conocer y difundir sus derechos.

“En la CDHCM los esperamos a que vengan a hacer uso de los servicios que tenemos: pueden poner quejas -como los adultos- contra las autoridades que les niegan un servicio, que no los estén atendiendo, o que ustedes consideran que las están atendiendo mal. No necesitamos que un adulto hable por ustedes, nosotros las atendemos directamente”, explicó.

También pueden acercarse a solicitar apoyos para realizar trabajos comunitarios, como los talleres para eliminar estereotipos y estigmas y prevenir la discriminación: “Fuera de la pandemia, tenemos una Casa del Árbol y una Biblioteca especializada en derechos humanos; también contamos con los Ombudsmóvil, y podemos ir a sus colonias”.

Cabe señalar que el modelo STEAM promueve que las profesiones no son exclusivas de hombres o mujeres, sino que es necesario que las niñas participen en actividades vinculadas con la ciencia y la tecnología, e incentivar su vocación por la investigación y la innovación.

En la plática participaron también Rosa Icela Gluyas, de la Fundación Alberto Baillères; Adalí Ángel, Coordinadora de la Unidad de Juventud y Mujer Indígena; y Erika Díaz de Castro, intérprete de Lengua de Señas Mexicana.

El eje de la plática fue el emprendimiento académico y logro de metas en la educación inclusiva y sus beneficios.

Versión PDF