lunes , 5 diciembre 2022

Discurso de la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez Hernández, en la presentación del cortometraje “La T en Corto. Una historia de amor y comprensión”

Discurso 40/2020
1 de octubre de 2020

Muy buenos días, todavía, a todas, todos y todes quienes estamos aquí por vía remota y quienes nos están viendo también en la transmisión de este evento, que pues básicamente es la presentación virtual del cortometraje “La T en Corto”, que ya tuvimos ahorita todos y todas y todes oportunidades de ver.

Quisiera particularmente saludar a Tania Rocío Morales Olvera y a Salvador Robles Cruz, de la Asociación de las Infancias Trans, y a la artista visual Gloria Blanco.

Creo ─y antes de iniciar con compartirles algo que tengo aquí preparado─ sí decirles que la generación de este tipo de materiales tiene muchísima potencia; muchísima potencia para quienes transitan por lo que se tiene que transitar, pero también para quienes lo ven de lejos y quizá no tengan que transitar por esa parte, pero sí por el reconocimiento pleno a la diversidad y del respeto mismo a la misma.

Como dice Gloria, pues sí, esto está dedicado a Mario, pero también a Luis, a Paolo, a Andrés Joseph. ¿Para qué? Para que todes vivan y se expresen; y lo hagan acompañados exactamente de esta parte que es fundamental que es la protección y la seguridad de que se garantizarán sus derechos a partir de su núcleo más cercano que es su núcleo familiar.

Sin duda esto es un proceso que transforma, ─ya lo decía Salvador─ es transformador en sí, en hecho y lo que pretendemos con esto también es que esta transformación fuese para todas, todos y todes. Porque básicamente eso en términos de respeto y de incorporación es lo que necesitamos para que las funciones, que supuestamente tiene este núcleo protector, sigan caminando.

 

Para la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México es fundamental la promoción y el reconocimiento de los derechos humanos de todas las infancias y adolescencias, por lo que la presentación de este video resulta importante para acercar a la sociedad a la realidad de las vivencias de los niños, niñas, adolescentes, niñes trans.

Es un material que contribuye a fortalecer a las familias para que cuenten con mejores elementos para acompañar los procesos de transición de sus hijas, hijos e hijes.

Este apoyo es fundamental, pues cuando falta el acompañamiento se les expone a ciclos de violencia que afectan su salud integral y trastoca su desarrollo y proyecto de vida.

Muchas niñas, niños, niñes y adolescentes trans, de la diversidad sexual y de género terminan huyendo de sus casas en edades tempranas por falta de apoyo, lo que los orilla a situaciones de riesgo.

En este sentido, cabe destacar que contribuye a prevenir las intervenciones que con frecuencia suceden, en especial por la familia para tratar de corregir la identidad de género o la orientación sexual, en especial de adolescentes y jóvenes.

Recordemos que recientemente en la Ciudad de México se aprobó una reforma al Artículo 206 Bis del Código Penal local, que sanciona los esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género, conocidos como ECOSIG, cuyas prácticas vulneran la dignidad y la libertad de las personas de la diversidad sexual y el género en la Ciudad.

A 30 años de la ratificación de la Convención de los Derechos del Niño aún falta mucho para adecuar en las leyes adjetivas, como el Código Civil por ejemplo y en los procedimientos administrativos para garantizar los derechos de este grupo etario para que exista una respuesta alineada a la Convención y más desde una perspectiva interseccional.

Si bien hay avances significativos, muchos de ellos resultados de los movimientos sociales, organizaciones de la sociedad y personas LGBTTTIQA+, ─te faltó Tania la A─, queda pendiente, por ejemplo, la eliminación normativa de la discriminación en razón de edad, en lo que toca al procedimiento del levantamiento de acta por rectificación de nombre en atención a la identidad de género autopercibida.

En lo administrativo se reconoce la disposición del Gobierno de la Ciudad de México por implementar mecanismos para dar solución, caso por caso, a través del Consejo ad hoc instalado para ello. A la fecha han transcurrido ya ocho asuntos que están en trámites de los 19 amparos; sin embargo se requieren soluciones generales.

En el ámbito judicial muy poco a poco los criterios interpretativos del máximo Tribunal van concretando el control de convencionalidad para incorporar los derechos de la Convención y establecer estándares de garantía de derechos, considerándoles como verdaderos sujetos de derecho en interpretación del Interés Superior de niñas, niños, niñes y adolescentes en su visión tripartita.

Ejemplo de esto es el criterio que fija la autonomía progresiva y los estándares para que el Estado intervenga en su salud, aún en contra versión de la disposición familiar cuando éste esté en riesgo. Solicitar su consentimiento y opinión. Éste es el caso, por ejemplo, recientemente discutido por la Suprema Corte alrededor de una niña rarámuri y sustracción sanguínea por enfermedad. Y bien, la interpretación sobre el derecho al nombre y la opinión de los niños al respecto, caso de orden de los apellidos.

En la medida en que estos criterios vayan permeando el actuar judicial y de las autoridades de otros ámbitos, se contribuirá a que se respete a los niños, niñas, niñes y adolescentes como sujetos de derecho y como voceros de sus propias vidas de manera progresiva.

Sumado al andamiaje normativo para avanzar administrativamente en la garantía de derechos a la identidad, se cuenta con instrumentos interpretativos especializados como la Opinión Consultiva 24, de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

Como mencioné anteriormente, la reciente Resolución alrededor del derecho de cualquier niño, niña, niñe o adolescente para poder cambiar el orden de sus apellidos, para poder cambiar su propio nombre si así lo requiere, son importantes avances; no nada más en términos de cuestiones que tiene que ver con identidad de género, orientación sexual o autoadscripción, sino en general en lo que tiene que ver con el derecho que tiene este sector de la población como persona sujeta esto, de poder cambiar, de poder vivir exactamente su identidad, no nada más referida al tema que hoy nos ocupa.

El cortometraje “La T en Corto” es el título de este video animado que la Asociación de las Infancias Transgénero ─con apoyo de esta Comisión─ realizó, con el fin de brindar información relevante respecto a la diversidad de género, el proceso de transición propio de algunas personas y las distintas formas de identidad de género que pueden presentarse, respondiéndose preguntas de ¿qué es?, ¿qué no es?, ¿es por algo que se hace?, ¿es por algo que no se hace?, ¿qué va a pasar ahora?, entre otras cosas.

Aquí quiero dejar muy claro, la Comisión de Derechos Humanos de esta Ciudad acompañó el esfuerzo de la situación. No es al revés. Nosotros somos básicamente parte de una orquesta donde los protagonistas son exactamente estas familias y exactamente personas como Mario ─como lo dije─, personas como Luis, personas como Paolo, personas como Joseph.

La propuesta presentada el día de hoy merece todo el reconocimiento y visibilidad, ya que promueve a través de materiales didácticos el respeto de los derechos de las infancias y adolescencias trans, y la importancia de los entornos familiares y acompañar de manera respetuosa e informada las decisiones de la identidad de género que toman las niñas niños y adolescentes con respecto a su autonomía progresiva y el derecho a manifestar su opinión y ser escuchados, no sólo por sus principales cuidadores, sino también por las instituciones públicas las que deben traducir esta escucha en procedimientos administrativos concretos.

Desde esta Comisión consideramos fundamental la promoción de los derechos humanos de las infancias y adolescencias trans, siendo uno de ellos el reconocimiento social y jurídico de su identidad de género; por lo que la Comisión reafirma su compromiso y continuará realizando acciones de defensa y promoción para que este derecho se vea garantizado en la Ciudad de México.

Nos sumamos exactamente a quienes me precedieron en la palabra con la solicitud nuevamente a nuestro Congreso de esta Ciudad para que apruebe la Iniciativa de este reconocimiento en esta capital.

Esto permitirá ─como ellos y ellas mismos nos lo están planteando─ que la Ciudad esté en la categoría que tiene que estar y en los niveles que su propia Constitución está demandando; y que empuje y que sea básicamente quien empuje a todos los estados del país este tipo de marco legislativo.

Esta Comisión felicita a la Asociación para las Instancias Transgénero, en particular a Tania Rocío Morales Olvera por este importante y delicado y sensible trabajo que han presentado públicamente el día de hoy; y reconoce su trabajo en la defensa, protección y promoción de los derechos de las infancias y adolescencias trans.

Muchísimas gracias por confiar en la Comisión y muchísimas gracias por exactamente hacer viva esta agenda, que es una agenda prioritaria para nosotros.

 

Muy buenas días a todos.