Sitios de Interés
Discurso de la Sesión de preguntas y respuestas a la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez Hernández, en la presentación del Informe Anual 2019

Discurso de la Sesión de preguntas y respuestas a la Presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez Hernández, en la presentación del Informe Anual 2019

Transcripción 14/2020
 26 de agosto de 2020

Pregunta (P): Hola, ¿ya me oyen? Creo que no podía encender mi micrófono.

Nashieli Ramírez Hernández (NRH): Sí.

P: Bueno, quería saber, ¿cuál es la evaluación que se tiene en general del Gobierno de la Ciudad de México? Básicamente es, desde la Comisión de Derechos Humanos me pareció muy interesante esta idea de la defensa de las instancias que pueden ser contrapeso fuera de los espacios de los poderes formales y por eso es la pregunta. ¿Cómo calificaríamos al Gobierno de la Ciudad de México en ese año, la recepción que tuvo y las cosas que ha hecho o no ha hecho para defender o para mejorar la situación de los derechos en la Ciudad?

NRH: Fíjate que de entrada sí yo creo que la Ciudad, en ese aspecto, tiene una situación privilegiada. De entrada hay una visión desde quien dirige la Ciudad, en términos de un respeto a la autonomía del Organismo. O sea, en verdad yo te podría decir que jamás he recibido ni la sombra de algo que pudiera catalogarse como una instrucción, o como una solicitud en términos de pensar en que dependemos de la administración pública, como de Gobierno. Acordémonos que la Comisión forma parte del Estado mexicano. Pero es bien diferente la comprensión exactamente de pensar que no somos parte del gobierno, y que no formamos parte además de los tres poderes clásicos, que eran los poderes, digamos, con los que se crearon los contrapesos de la vida democrática en su momento cuando se construyeron este tipo de sistemas.

Entonces hoy en específico en la Ciudad de México esa parte es una parte que se comprende perfectamente. La verdad no hemos tenido ninguna parte, digamos, en donde yo te diga que la Comisión está en riesgo o se ve vulnerada en esa parte. Y yo creo que es lo primero para poder avanzar en todo lo demás.

Lo que nosotros hemos intentado hacer, y bueno, este es mi segundo Informe, es mi tercer año…, es mi tercer Informe, es decir, en noviembre cumplo tres años en la Comisión, en un periodo de cuatro; y la verdad que lo que sí hemos construido mucho en la lógica de administración es que si nosotros somos quienes somos los intermediarios entre la gente y la autoridad, necesitamos también tener, y eso sí lo hacemos mucho en la práctica, espacios de mediación y colaboración con ellos, porque si no, no le respondemos a la gente, y creo que es la ruta que hemos tomado por ahí.

En general, si tú me dices…, cuando dices cómo valoras en general la situación en la Ciudad, yo creo que hay cosas que no se cambian de un día, y como ciudadanos los vemos en la cotidianidad. Si hablamos, por ejemplo, de la agenda de seguridad pública, pues seguimos teniendo un montón de retos, ahora sí que como Periodistas de a pie, pues ciudadanos de a pie. Los mismos. Y aquí en la Comisión se ve, se ve cómo, por ejemplo, finalmente siguen siendo nuestros mayores, digamos, depositantes de nuestras quejas y observaciones las áreas de seguridad y las áreas de impartición de justicia.

Entonces en ese sentido estamos viendo que mover esos aparatos o esta no (inaudible) verdaderamente requiere de un proceso de transformación, digamos, al más mediano plazo.

Confiamos mucho en lo que la Constitución nos da en la Ciudad, es la transformación a la Fiscalía, una serie de eventos institucionales que finalmente apuntan a que eso pueda suceder más allá de voluntades políticas. Pero pues también vemos que eso es un proceso lento y que requeriría de una transformación de muchísima (inaudible).

Para nosotros por eso es muy importante todo lo que tenemos con relación a la lucha contra la impunidad. El poder decir, como no somos vinculantes y debemos seguir así, sin ser vinculantes. Hay una discusión ahí rondando en la mesa, de que si tendríamos que hacer obligatorias las Recomendaciones. Y básicamente si nosotros aceptamos esa ruta lo que aceptamos es desaparecer el sistema no jurisdiccional, porque por eso somos no jurisdiccionales.

Entonces lo que decimos es que es la fuerza básicamente de la opinión, de la fuerza moral, la fuerza que te da finalmente una de las herramientas que lo que hace es que no quede impune.

Entonces esta parte de nuestro Programa de Lucha contra la Impunidad, de lo que nosotros decimos es que documentamos que menganito de tal ha violado los derechos humanos de tal persona, y por lo tanto naturalmente solicitamos a la autoridad que proceda, investigue desde los campos que necesita investigar. Pero si no lo hace de todos modos nosotros hacemos lo procedente en este Programa. Es decir, damos vista a la Contraloría. Decimos que hay una (inaudible) en Asuntos Internos que se tiene que denunciar, porque… Hay algo muy raro en esto: si no rompemos con la impunidad, vamos a seguir viendo las violaciones en muchos lados graves, que se siguen dando en la Ciudad y en el país. Y por grave te estoy diciendo que la tortura aún está; esto que estamos viendo de detenciones arbitrarias y de todo esto que tiene que ver con eso y que se siguen repitiendo: excesos de autoridad, y pues seguimos en el mismo plano. Gracias.

P: Y una segunda pregunta, ayer se presentó un informe del Comité Cerezo que básicamente lo que decía era que ha bajado, que disminuyó el año pasado estos mecanismos de represión del Gobierno federal, pero que crecieron en los estados, sobre todo con las policías estatales. La pregunta sería, ¿cómo evalúan ahorita el papel o el trabajo que hay en la actuación de la Policía de la Ciudad de México frente a los ciudadanos y sobre todo con el tema de las mujeres, porque ese fue uno de los grandes temas antes de la pandemia y todavía ahora? Todavía ahorita hubo una última manifestación, muchas denuncias de abuso policiaco a las mujeres que se manifiestan…

NRH: Mira, primero quiero como dividírtelo, y es importante tu pregunta porque pensé que iba más a algo que generalmente no nos preguntamos porque no lo vemos en la Ciudad, a pesar de que está aquí. Nosotros tenemos a la Guardia Nacional, y a diferencia de otros estados la Guardia Nacional la verdad no se ve. O sea, no es porque además nosotros no tenemos competencia si pasa algo. Esa es una discusión (inaudible). En una intervención directa de la Guardia Nacional en esta Ciudad, la Comisión no tiene competencia para investigar. Pero a pesar de eso, nosotros tendríamos que estar incidiendo, porque la gente nunca sabe de ese detalle, verdad, porque si sucede en la Ciudad entonces somos nosotros, de canalización de denuncias, y no las tenemos.

Y eso sucede porque tenemos…, finalmente para bien y para mal, a diferencia de los estados, un cuerpo policiaco de grandes dimensiones. Más de 50 mil elementos, entre la Bancaria, la Preventiva, porque son diferentes corporaciones. Eso no hay en ningún lugar de la República. Entonces eso es un primer factor.

El otro, desde mi punto de vista, tiene que ver con quién lleva la coordinación. Ahora sí que teniendo un cuerpo de seguridad tan poderoso en número y también en peso, que la verdad que se nota que finalmente o se coordinan o se coordinan, a diferencia de otros estados.

Entonces básicamente digamos que la Ciudad se maneja…, no digo que con autonomía, pero sí tiene un margen de maniobra muy diferente al resto de los estados, sin duda.

Creo, y vuelvo a regresar a lo anterior, que naturalmente eso es lo bueno: son muchos, están fuertes. Lo malo es que también hay una herencia de conducción, una herencia de manejo, ahora sí que autogobierno diría, las lógicas del autogobierno clásico acá están, y pues es igual que romper las ligas mafiosas de los que se dicen los malos. Yo aquí creo que es más historia de novela negra que de novela policiaca.

P: Buenas tardes, Presidenta, ¿cómo ha estado?

NRH: Bien, Omar, ¿y tú? ¡Qué gusto verte!

P: Muy bien, muchas gracias. Oiga, sobre este informe que nos acaba de proyectar, la primera duda que tengo es, ¿por qué las denuncias que son consideradas como violatorias a derechos humanos, las quejas, perdón, disminuyeron, haciendo un balance de 2018 a 2019, en casi 50%? En 2018 estamos hablando de 10 mil ochocientas y tantas que son vinculadas a violaciones a derechos humanos. En este reporte nos menciona que son alrededor de 5 mil, 3 mil. Más o menos entendí, y quiero que me lo clarifique, por favor, ¿es por esta justicia restaurativa que ya se puede realizar. ¿Pero a qué sería esto y cómo calificaría este justicia restaurativa, Presidenta?

NRH: Pues ya te contestaste Omar, la primera parte, es por eso. El sistema empezó a operar a partir de mediados del año pasado, eso te da como el (inaudible). Y entonces lo que pasa es que ya no entras (inaudible) y no la subes al sistema como queja, sino que se queda en esta cosa que se llama investigación preliminar, que te permite básicamente llegar a los procesos de justicia restaurativa. Es decir, tratar de reparar el daño y hacerlo de manera más expedita, y básicamente lo que estás teniendo, si tú lo ves con el número futuro así, se vería una disminución, pero no está.

Si tú sumas básicamente lo que está entrando y que está en investigación preliminar y las quejas, es mayor el número tanto de servicios en total de los que se dieron en 2019 que los que se dieron en 2018. Pero tiene que ver con este registro.

Naturalmente nosotros tenemos un tema de seguimiento bastante fuerte, fortalecido, que se va alimentando con el trabajo cualitativo de las Visitadurías, y es digamos el reflejo cuantitativo. Nos tardamos, digamos todo, tuvimos que hacer el cambio, y nos estuvimos tardando en adecuar el sistema. Entonces, lo que nos arroja el sistema, digamos en duro, es eso que tú estás viendo, eso ya está; lo que te puedo decir es que eso ya está arreglado, ya vamos a poder registrar y estamos registrando ya, para que no se vea como si no hubiera disminución.

¿Cuál ha sido el éxito de esto? Pues yo creo que el éxito, sí es para nosotros, sí es un proceso de Justicia Restaurativa, que está en construcción, pero que de entrada, lo que sí vemos es que le da respuesta a la gente, eso es lo importante para nosotros. Había quejas que, digamos que pudieron haberse resuelto con eso, y que tenemos rezagadas desde el 2007, por decir algo, y cuando pudimos haberlo resuelto desde el primer momento, que esa es la intención de la Comisión, a nosotros no nos interesa, a menos naturalmente que sean violaciones graves a derechos humanos, ahí básicamente va la investigación y va la Recomendación, porque va; pero en donde hay procesos, donde puede haber conciliación, donde puede haber mediación, donde lo que dice la autoridades es ‘Reconozco que mi actuar acredita como violación de derechos humanos y hago una reparación ahorita’, ya sea monetaria, de dinero, de cambios, hasta hemos tenido disculpas de la autoridad en corto con la gente sobre el proceder; pues lo que le conviene a la gente es eso.

Quizá muchas veces se pensaba, y se piensa, que nada más la Recomendación es el único instrumento que tenemos, y creo que estas modificaciones lo que nos están llevando es a procedimientos diferentes, que forman parte de los cambios que tiene que haber igualmente en la Comisión. La Comisión y todos los Organismos Públicos de Derechos Humanos cargan con el estigma de ‘¿para quién trabajamos?´, y creo que alguna manera de hacerlo no es tanto dando cursos, sino estando más cercana a la gente y que la gente diga: “Ay, pues sí, sí sirven de algo, porque pues no tenía el agua y ya tengo agua”, por ejemplo.

P: ¿Podemos decir que es bueno este sistema de Justicia Restaurativa, los primeros meses que está operando?

NRH: Sí, totalmente. Y de hecho lo que va a pasar, acuérdate que este es un reporte del año pasado; este año todo lo que hemos venido acumulando de experiencias va a permitir no nada más poder decir ‘estas prácticas son las prácticas que más estamos usando, lo que más se está haciendo, dando resultados…’. Porque lo importante de esto es que está en construcción. Ninguna Comisión de Derechos Humanos del país, incluyendo la Nacional y en este tipo de procedimiento, con la lógica conceptual que trae atrás. Entonces es Justicia Restaurativa desde el planteamiento No Jurisdiccional, como tal, es algo que estamos construyendo desde la Comisión. Entonces, esperemos que nos dé la vida para, exactamente después de este año de operar ya más fuertemente lo que es el sistema y está visión, sistematizarlos y aportarlo, porque así es cierto que no nos sirve de nada de ‘mira qué bonito lo hacemos aquí’, sino que es importante que sí se haga en todos lados.

P: Usted ya ha vivido en 2018, estuvo la anterior administración de Miguel Ángel Mancera, después José Ramón Amieva y este 2019 ya estuvo la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, ¿ha visto un cambio en defensa de los derechos humanos?, ¿qué nos podría decir de cómo ha sido este cambio de administración en materia de derechos humanos?

NRH: Mira, la verdad es que, como te digo, nosotros seguimos teniendo la misma dinámica en términos de quejas, en términos de a quién están dirigidas; entonces, nuestros mayores receptores de quejas siguen siendo, desde entonces, la Secretaría de Seguridad Pública, ahora Secretaría de Seguridad Ciudadana; la entonces Procuraduría, ahora Fiscalía. No son fugitivos y permanecen, ahí siguen. Entonces, si tú me lo dices desde esa lógica, en términos de lo que nos llega a nosotros, del actuar de la Comisión, pues la situación sigue con problemas. Ahora, en todos los casos, yo creo que aquí la diferencia está en, y tú lo ves en términos del planteamiento de administración pública, no hay mucho para dónde moverse en una Ciudad donde la Constitución es una Constitución garantista, donde tenemos la Constitución de más avanzada en todo el país, que por lo menos en términos de marco legal está marcando que no podrías tener otra lógica de funcionar, más que con un enfoque de derechos. Digamos que eso también es un proceso de aprendizaje en las autoridades. ¿Disposición? A mí la verdad no me tocó trabajar mucho tiempo con la administración de Miguel Ángel Mancera; yo llegué en noviembre y él se fue en febrero, la verdad es que no, el contacto, y pasó la Navidad y menos; el contacto fue muy poco. Me tocó más trabajar con Amieva, pero tampoco fue ni el año completo, y ya llevamos dos años, vamos a cumplir, trabajando con Claudia Sheinbaum.

Entonces, digamos que en términos de estrategia de Gobierno, ya a Amieva ya no le tocó, pero si tú ves la lógica de cómo está el programa de gobierno de esta administración, pues es un programa de gobierno hecho bajo el enfoque de derechos, tiene la perspectiva. Y aquí, pues es como lo que pasa igual en estas estructuras, como tú dices una cosa acá y cómo esto va pasando a las personas que operan. Ahí es donde ahí nosotros operamos mucho, porque igual les damos capacitación.

P: A mí me gustaría saber respecto a esto que informa, que siguen siendo, tanto la Secretaría de Seguridad Ciudadana como la Fiscalía, las que más quejas por daños a los derechos humanos, pero ¿qué está haciendo la Comisión de Derechos Humanos para que esto avance? Ustedes están brindando talleres, porque si bien parte de ustedes es dar Recomendaciones, de que tomen en talleres enfocados en derechos humanos, con perspectiva de género, como lo estamos viendo ahora en las marchas, pero ¿qué le hace falta a la Comisión para que la Secretaría y la Fiscalía avancen en estos temas?

NRH: Es que yo creo que tenemos que combinarlo con las dos cosas; o sea, nosotros seguimos dando formación y, de hecho, este año vamos a dar mayor formación y, por ejemplo, en perspectiva de género estamos a punto de empezar un programa, junto con la Secretaría de las Mujeres, en dónde nos vamos, y me quedé corta, son 80 mil personas de los cuerpos policiacos, en dónde vamos a trabajar con ellos en formación en perspectiva de género. Pero pasa como con el uso de la fuerza: eso se aprende en la práctica, se aprende cuando lo estás haciendo, porque tú tienes una serie de categorías, y tienes que valorar en el momento que estás actuando. Y como Comisión, tú puedes llegar y decir ‘Te voy a dar el ABC, y te pones a leer y te doy un curso’. Pero el problema es que, ya cuando están enfrente, en las marchas y están donde tienen que estar, pues de repente hacen cosas que no tienen ningún criterio. ¿Cómo se hace? Pues desarrollándolos y en la práctica. Entonces, lo primero es sí, esta parte de la capacitación, en donde seguimos capacitando, hemos intentado modificar las lógicas, el año pasado exactamente probamos varios acercamientos, acá estuvieron directamente los titulares, en ese entonces de la Cuarta Visitaduría, actualmente de la Primera; y el de la Segunda Visitaduría, directamente en capacitación con prácticas sobre uso de la fuerza; y prácticas es así con los polis y ‘A ver, el ejemplos es éste’, y preguntas así. Y tú veías cómo les iba cayendo el 20 y cayendo el 20, pero después de que les cae el 20, en el calor del momento, tiene no nada más haberles caído el 20, sino tener la capacidad de resolver dentro de ese marco, cuál es el uso y hasta dónde pueden y hasta dónde no pueden.

Entonces, cuando eso no resulta, y por eso es bien importante la otra parte que hacemos; es decir, nosotros seguimos insistiendo, mientras nosotros recomendamos, modificamos protocolos, de hecho, todos los protocolos que hay hemos participado, porque también participamos en eso, pero mientras la gente no tenga un castigo, esa es la verdad, y no se trata de ser más punitiva de lo que se debe ser, pero somos servidores públicos y nuestro nivel de…; es decir, nosotros tenemos la obligación de respetar los derechos humanos de los ciudadanos, de protegerlos. Entonces, mientras no haya quien esté monitoreando, mientras no haya básicamente que no pase nada, porque no pasa nada, y tú documentas y así de repente esa misma persona la tenemos en una y luego la tenemos en otra queja, y luego la tenemos en otra queja, y decimos ¿pues qué está pasando?, ¿por qué sigue ahí? Y además, ¿por qué sigue ahí y por qué la gente a su alrededor, sus compañeros…? Y finalmente dices, pues si no pasa nada, pues no pasa nada. Entonces, creo que ahí lo que estamos empujando, a que sí pase algo, que sí pase algo, bajo los mecanismos que sean, que permitan la no impunidad.

P: Y mi pregunta es porque en la cobertura de las marchas feministas, si bien aunque digan que mandan a puras mujeres, en realidad te encuentras hombres; el problema que yo noto es que no hay mucha preparación en las mujeres policías, porque si recordamos, hubo dos agresiones contra una reportera y una funcionaria, que la cacharon tomándoles fotos. Esos problemas se daban en un grupo de las mujeres de Atenea, ellas gritaban, incitando a la violencia, cosa contraria a lo que debe hacer un funcionario, porque ellos están para prevenir las agresiones…

NRH: Sí, mira, ya estás hablando del último Acuerdo que tenemos, de hecho nosotros ya tenemos elaborada una evaluación de cómo operó y dónde es donde tenemos que seguir insistiendo, pero ahí está muy claro: el protocolo no te dice que no nada más haya mujeres, pero bueno, sabemos que si la marcha es una marcha separatista y las compañeras lo está pidiendo así, pues quienes tienen que ir son mujeres. Lo que plantean es una cosa muy práctica, y dicen que lo que pasa es que no hay suficiente personal y entonces hay lugares donde meten hombres.

Nosotros decimos ‘Pues no. Si es separatista, pues nada más van mujeres’, hay que respetar esa parte. Y, como tú lo dices, también lo detectamos, hubo tramos, sobre todo en la última marcha, donde había personal masculino cuando no debía haberlo. Entonces, la otra parte es que, fíjate que hay un grupo de Ateneas que está bastante más capacitado; cuando ves marchas en donde hay tanto cuerpo y las Ateneas, no todas están en el mismo ritmo de capacitación y formación. Pero además, pues el Acuerdo apenas salió, tenía dos días de publicado, cuando vino la primera marcha. Entonces, creo que vamos a tener oportunidad de irlo afinando, yo en esa parte confío mucho en que lo sigamos haciendo y no vamos a dejar de estar acompañando la formación en el uso del uso de la fuerza.

P: Me gustaría que me precisara: en su Informe que dio hace un momento, dijo que el 5 de febrero tuvieron una queja, pero no sé si entendí que era por coronavirus, por no atención, y sumó 612 en total, ¿son revisiones, son por quejas, por no atención de esta enfermedad?

NRH: Son relacionadas con la enfermedad; la primera queja que tuvimos fue esa de febrero, estuvo radicada en la Quinta Visitaduría, y tenía que ver con personal de Salud, que planteaba que no había las condiciones en el Aeropuerto para poder hacer detección del contagio. Estamos hablando de una queja súper madrugadora, porque el 5 de febrero la gente estaba de puente, todavía no pensaban que el coronavirus iba a ser una pandemia y que nos iba a pegar, es más, no estaba declarada como pandemia, el 5 de febrero. Entonces, esa es la primera que tuvimos y, de hecho, estas 651, todas tienen que ver de manera directa o de manera indirecta con COVID-19, la mayoría están radicadas en la Quinta Visitaduría, que tienen que ver con Derechos Laborales y todo relacionado con equipamiento, con permisos, con poblaciones de situación de vulnerabilidad y este tipo digamos cosas vinculadas por ahí; por ejemplo, cuestiones indirectas, como puede ser acoso laboral vía Zoom, de trabajo, pues no es por la enfermedad en sí, pero es por las estrategias de trabajo en casa, derivadas del COVID-19, y están catalogadas como quejas COVID. De estas tenemos 651 en total, como te digo; y pues se refieren algunas a cuestiones, no las de la Quinta Visitaduría, donde tenemos 316. En la Segunda Visitaduría, que son derechos de personas privadas de la libertad, tenemos 200; en la Tercera Visitaduría tenemos 110, y ahí sí, la mayoría tienen que ver con atención a la salud; en el resto no, tienen que ver con otras situaciones, puede ser falta de equipamiento, falta de seguridad para el trabajo. En este caso, en la Segunda Visitaduría, con las visitas, con la falta de información, a veces por falta de atención, pero solamente por ahí.

P: Presidenta, aclarar, de esos 651 expedientes que están directamente vinculados a COVID, usted manejaba 612 remisiones, ahí me confundí…

NRH: Es que esas son adicionales. Las 612 remisiones que tienen que ver con COVID, tienen que ver, por ejemplo, con que llegaron del hospital del IMSS de Balbuena a poner una queja aquí, y ese hospital es federal, entonces hacemos la remisión a la Comisión Nacional, que es la que tiene que investigar. O cuestiones que no tengan que ver con una queja: la gente de repente no se pregunta, y con toda razón, cuestiones vinculadas a la pandemia, y lo que nosotros hacemos es asesorarlo y decir, a ver, esto que me estás pidiendo no va para una queja, pero quien tiene que atender eso es mi hermanito, y entonces canalizamos para que nos resuelva.

P: De esos 651 expedientes, ¿cuántas quejas se han resuelto y cuáles son las dependencias a las que se han dirigido?

NRH: Pues mira, dependiendo. Déjame te voy a dar más o menos por dónde van. En la Primera Visitaduría, que por cierto fue la última en recibir quejas COVID, o sea que las quejas han ido cambiando, dependiendo del momento de la pandemia, van al ritmo de lo que pasa en el contexto y es de lo que van derivando. La Primera Visitaduría empezó con su primera queja en mayo; pasó todo marzo, todo abril y no teníamos quejas vinculadas con COVID en esa Visitaduría; Ahorita tenemos 17 y de éstas son…, los que mayor están remitidos, son para la Fiscalía y para el Sistema Penitenciario.

En la Segunda Visitaduría, que es la que tiene el segundo lugar en  quejas COVID, tenemos la mayoría; o sea, 194 van dirigidas al Sistema Penitenciario.

En la Tercera Visitaduría, que son 110, que también empezó a tener más quejas a partir del mes de mayo. En abril no teníamos todavía, más que no llegaban y a una veintena de quejas en el mes de abril. La autoridad más señalada es la Secretaría de Salud, por lo que les decía yo de que es ahí donde están remitidos por cuestiones de demandas de servicios de salud.

La Cuarta Visitaduría, que es la que menos tiene ahorita vinculadas. Tiene nada más 8 expedientes. Acuérdate que esa Visitaduría atiende a grupos de atención prioritaria. Y aquí tenemos un problema, que sabemos, y estamos ciertos, de que ahorita tiene pocas porque básicamente las que tiene además están ligadas a violencia de género y violencia en la familia, y la gente no está yendo a demandar. No está yendo con la autoridad todavía ahorita. Va a empezar a ir y entonces es cuando hemos venido creciendo en quejas.

Durante casi dos meses tuvimos una. Ahorita están incrementándose poco a poco. ¿Por qué? Acuérdate que nosotros no atendemos la violencia. Lo que hacemos es que quien tiene que atenderla, pues ya después de que no la atendieran, entonces vienen y nos dicen: “Pues no me están haciendo caso”. Como no iba, pues no tenía a quien acusar. No venía, pero eso ahí va.

Y la Quinta Visitaduría tiene 316. Corresponden…, casi la mitad de los expedientes están en la Quinta Visitaduría. La mayoría de ellos (159) están en SEDESA también, Secretaría de Salud, y le siguen la Secretaría de Seguridad Ciudadana y Sistema Penitenciario. En esa.

Ahora…, espérame tantito, porque esa es una por una. ¿Cuántas se han resuelto, por darte un ejemplo, de la quinta? ─si es que encuentro mi…─. En la Cuarta, que teníamos 8 expedientes, tenemos concluidos 3; o sea, ya 5 activos nada más.

En la Quinta Visitaduría… tenemos 74 concluidos, de los 316. En la Segunda Visitaduría… ¿Cuántos tenemos concluidos? Ahorita te digo… Y en la Primera ninguno, ¿no? ¿Los tienes abiertos todos?… Todos están abiertos. Y la Tercera…, espérame…, Primera ya… Ahorita te digo de la Segunda…, y en la Tercera tenemos que se han solucionado 14, el 40% de los expedientes.

P: Perfecto. Y Presidenta, mi otra pregunta es…

NRH: …En la Segunda se han cerrado 31.

P: Y de las visitas que ustedes han estado realizando a todo lo que es el Sistema Penitenciario, ¿cuántas personas privadas de la libertad han sido aislados y si tienen algún reporte de cuántas personas han fallecido y cómo se han reforzado las medidas de seguridad por COVID?

NRH: ¿Cuántas están ahorita hospitalizados…? Nada más…, espérame tantito, ahorita hay 37. Sí, 37 personas.

P: Son muy poquitos.

NRH: Sí, porque…, sabes qué, de la fecha en que dieron el corte las autoridades, ha ido más bien a la baja. No ha ido a la alza. Ahorita los únicos que están aislados son 37 que están activos.

P: ¿Y sería en el Reclusorio Oriente?

NRH: No, están en Torre Médica Tepepan tres, y el resto simplemente aislados… Y de las muertes, te acuerdas cuándo…, ¿el 31 de julio dieron el corte? ¿No? 54 muertos, ése fue el reporte de la autoridad.

P: O sea, continúa igual, no ha habido incremento

NRH: Tres más, 57. O sea, en un mes 3 más. La verdad es que como verás ha ido disminuyendo en casos activos y en casos sospechoso, y el ritmo no es un ritmo que nos dé una alerta muy fuerte.

P: Perfecto. Pues Presidenta muchísimas gracias.

NRH: De nada, ya te extraño.

P: Yo también.

P: Hola, buenas tardes Presidenta. Solamente una aclaración, refería que estas 151 quejas eran respecto a reclusorios, ¿no?

NRH: Así es.

P: Pero digamos, ¿en qué han consistido estás 200 quejas? ¿Cuál es la mayor parte, estás quejas en qué se centran?

NRH: Te voy a pasar al Visitador porque ya me duele la garganta.

Segundo Visitador General, Iván García Gárate (IGG): Muchas gracias. Bueno, de las 200 quejas que se presentaron sobre el tema particular de Covid, en muchos casos lo que se señalaba era que no había condiciones generales en los centros penitenciarios para poder contener los contagios. En algunos casos también se señalaban una falta de atención o que no podían tener contacto con las familias. También se señalaba que no podían recibir algunos insumos que las familias estaban dejando en los centros penitenciarios. Todas estas fueron como las temáticas más recurrentes de las quejas que tiene que ver con el tema de Covid en específico. Pero muchas de ellas señalaban condiciones estructurales o condiciones de los centros penitenciarios que no podían contener los contagios, y esas fueron básicamente la mayor parte de quejas que se presentaron sobre el tema.

P: Perdón, solamente, de estas 651 quejas recibidas por el tema COVID, ¿se han recibido respecto a funcionarios públicos del Gobierno capitalino a los cuales se les han negado el permiso para resguardarse en casa, pese a padecer enfermedades como diabetes, hipertensión y tal?

NRH: Sí, fíjate que se recibieron algunas de ésas, la mayoría a finales en el mes de marzo y en abril, de ese tipo de quejas. Todas se han resuelto en el trámite, porque lo que se hace es hablar con la autoridad y se les ha dado los permisos. Todavía tenemos algunas como sueltitas, pero la mayoría de ellas que se presentaron en esa época, ya no tanto ahorita, fueron resueltas en el trámite.

P: ¿Y más o menos tienen un cálculo de cuántas son de este tipo de queja?

NRH: Cuántas eran… viene la Visitadora. Le voy a dar micrófono.

Quinta Visitadora General, Nadia Sierra Campos (NSC): Bien, el 50% de las quejas tenían que ver con medidas de seguridad y seguridad higiene, y el otro 45% tendrían que ver con población en situación de vulnerabilidad por enfermedades previas, mujeres embarazadas o mujeres madres o padres de familia con hijos menores de 12 años a su cargo. Más o menos así estaba el cálculo.

P: Muchas gracias, gracias.

NRH: Muchas gracias, esta ya fue la última intervención Les agradecemos a todas y a todos y buena tarde.