miércoles , 29 marzo 2023

Entrevista a la Presidenta de la CDHDF, Dra. Perla Gómez Gallardo al término de la conferencia sobre solicitud de garantías para defensores de poblaciones callejeras en la CDMX

Transcripción 033/2016
8 de noviembre de 2016

Pregunta (P): Si nos pudiera comentar, ¿qué cantidad de población callejera existe en la Ciudad de México? ¿Si existe algún censo o definitivamente no hay estadísticas?

Doctora Perla Gómez Gallardo (PGG): Bueno, es que creo que parte de este trabajo, y de más de 25 años que no se había atendido de manera integral, nosotros lo que identificamos gracias al Protocolo que se desarrolló tanto con sociedad civil como con Gobierno, que hay una primera ruta para iniciar tanto los diagnósticos, como la ubicación.

Es un aspecto que requiere de manera multifactorial. No se pude ni generalizar. Hay diferentes tipos de sectores en este tipo de población. Diferentes tipos de condiciones de por qué están en la calle. Lo más importante es que si ya existe un Protocolo y hay una forma de atender ya la problemática, no pasen operativos como los que vimos en el caso de la Delegación Cuauhtémoc, que se fueron de manera desarticulada; o que ahora incluso se esté descalificando que el obstáculo sea el trabajo comprometido de organizaciones que históricamente han estado ahí, apoyando a este grupo de población.

Creo que lo importante es que se respete el tema del Protocolo. Estamos nosotros generando el acercamiento para que la propia Secretaría de Gobierno convoque a las Delegaciones y se haga de manera integral; que conozcan el Protocolo; que lo apliquen de manera coordinada con Secretaría de Desarrollo Social, la propia Secretaría de Gobierno y las Delegaciones.

 Vemos que viene una propuesta en la propia Constitución de la Ciudad de México del reconocimiento a grupos vulnerables, donde entraría también este sector, y hace necesario también la reflexión de que se retomen. Hay dos propuestas de ley que están en la propia Asamblea Legislativa que quedaron pendientes en la legislatura anterior, y que ahora es propicio que se retome el debate porque justo permitiría que ya todas las autoridades tuvieran claridad en cuanto a su competencia y cómo tendrían que tener la responsabilidad cuando intervienen.

Y quitar este seudoproblema que no es una confrontación en el espacio público entre vecinas y vecinos y este grupo de población. Hay que sensibilizar a las vecinas y los vecinos que es un problema complejo, pero que tampoco implica el que se excluya, se discrimine o haya una limpieza social.

P: ¿Ya ustedes se sentaron o hablaron con el Delegado? ¿Tuvieron alguna plática o acercamiento, o algún escrito, algo?

PGG: No hemos tenido en un momento interrupción del diálogo en cuanto aspectos coordinados que tenemos en otro tipo de materias. Lo que sí es cierto es que para el operativo que llevaron a cabo no requirieron el acompañamiento de la Comisión.

P: ¿Pero después de ese operativo?

PGG: Y en función del operativo ya hubo una reunión de trabajo, no fue propiamente el Delegado ni la Secretaria, sino los grupos de trabajo, tanto la propia Comisión observó ya el encuentro. La idea es justo ahora coordinarse y que no vuelva a pasar un incidente como el que sucedió en el operativo último que tuvo sola la Delegación. La idea es revisarlo.

Nosotros estamos actualmente documentando el caso. Nos preocupa ver gente que está en campo con uniforme de policías sin ningún tipo de identificación. Eso lo estamos documentando. El tema de qué tipo de facultades tiene la autoridad cuando está haciendo estos operativos. Pero eso, aparte de que forma parte de una investigación, hacia el futuro lo que queremos es anticipar, donde ya la Delegación se coordine. Existe el Protocolo. El Protocolo establece cuáles son los grados de responsabilidad de todas las autoridades y eso permitirá que se haga de mejor manera los siguientes operativos.

P: ¿Pero habrá alguna Recomendación?

PGG: No la descartamos, porque tenemos no sólo este caso. Tenemos más de 50 casos que estamos sistematizando para hacerlo. Cincuenta y nueve y ocho solamente en materia de desalojos. Entonces estamos haciéndolo de manera integral. Estos acompañamientos que también con sociedad civil se están haciendo en los puntos donde se focalizan los problemas para sacar una Recomendación que permita integrar todos los aspectos que se ven.

¿Qué es lo que estamos ubicando? Que ya hay un avance con el Protocolo, que se utilice. No entendemos un sentido de que habiendo un instrumento no sea utilizado. Y la otra parte es que se fortalezca a través de una legislación adecuada, que incluya todas estas situaciones.

Esperamos que ya en este caso el señor Delegado, y cualquier otra autoridad que pretenda hacer operativos en el espacio público en materia de poblaciones callejeras, lo lleve a cabo conforme al Protocolo. El Protocolo establece los requisitos, la forma en que se deben coordinar y esa forma de articulación es la que permitirá acercarnos de mejor manera a este problema.

P: ¿Este problema nada más ha sido en la Delegación Cuauhtémoc o en otras demarcaciones también?

PGG: No, tenemos en el histórico otro tipo de desalojos en otras demarcaciones, por eso mismo iniciamos este trabajo que empezó a convocar el propio Gobierno para el Protocolo. Hubo observaciones de la Comisión, la propia sociedad civil. No es un documento acabado, pero ya es una primera ruta en décadas que no se había hecho de manera integral. Pero sigue habiendo la necesidad de la ley; sigue habiendo la necesidad también de que se refuerce como principio de grupos vulnerables en la Constitución; y justo con la Recomendación que estamos documentado actualmente en estos más de 59 casos pretendemos evidenciar, seguir visibilizando y ahora también adicional: el respeto que debe haber a las organizaciones que llevan a cabo su función en estos espacios.

P: ¿De qué otra forma apoya la Comisión a estos grupos, Doctora?

PGG: Bueno, para nosotros lo primero es visibilizar. No es un tema fácil. Es el hecho de decir que existen y nos importan y tienen una Comisión que está vigilante a que no haya abusos por su condición de vulnerabilidad; la no estigmatización; la no criminalización; la no limpieza social; el tema del respeto a la familia cuando sobreviven en la calle. Entonces en primer lugar es la visibilización.

En segundo lugar, desde el área de Vinculación con Sociedad Civil y de manera constante con el Programa de Territorio, se hacen visitas periódicas para identificar e inhibir cualquier acción de autoridad que quisiera estar afectando sus derechos.

Y ahora con el Protocolo es escuchando a la población; o sea, no tienen que ser medidas tutelares, sino aspectos donde se conozca, se escuche y se reconozca la condición particular de cada persona que está en esta condición, se lleven a cabo medidas tanto de inserción al trabajo, de salud, de cuestiones de atención de adicciones. Pero no estigmatizar, ni criminalizar, diciendo que por el simple hecho de estar ya en la calle automáticamente tienen una condición de ser delincuentes o que merezcan ser desplazados.

Muchas gracias a todas y a todos.