martes , 25 junio 2024

Palabras de la Doctora Perla Gómez Gallardo, Presidente de la CDHDF, en la presentación del proyecto: Memorial New’s Divine, Nunca Más.

Discurso 48/2014
20  de junio 2014

Doctora Perla Gómez Gallardo (PGG): Gracias. Buenas tardes a todas y todos. Saludo a los familiares de las víctimas. Agradezco la difusión de los medios de comunicación que nos acompañan.

Hoy nos convoca la memoria de los trágicos acontecimientos ocurridos el 20 de junio de 2008 en la discoteca New’s Divine, evento particularmente significativo en la vida de la Ciudad de México para quienes habitamos y transitamos por la capital del país, en particular para las y los jóvenes.

El acontecimiento es por sí mismo paradigmático, dadas las graves y múltiples violaciones a derechos humanos que se sucedieron en el operativo implementado en el marco del entonces Sistema de Coordinación Policial del Distrito Federal (UNIPOL), que dio como resultado la pérdida de 9 jóvenes y 3 servidores públicos.

No obstante, el acontecimiento trasciende además porque evidenció que el Distrito Federal carecía de una política pública para jóvenes, lo suficientemente efectiva como para dar cauce a la implementación de acciones coordinadas e integrales que permitieran solventar las principales problemáticas de este grupo poblacional, lo que ha significado, desde entonces, la inclusión de las y los jóvenes en los temas a tratar en una agenda gubernamental que incluya medidas y programas de acción, para atender sus necesidades específicas.

Desde la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal se ha dado puntual seguimiento al caso, en un primer momento durante la investigación de los hechos que dio lugar a la emisión de la Recomendación 11/2008, dirigida al Jefe de Gobierno del Distrito Federal y al entonces Encargado de la Jefatura Delegacional en Gustavo A. Madero, y posteriormente en el impulso para el cumplimiento de la misma.

En el contexto general de los acontecimientos, se recomendaron acciones tendientes a realizar una adecuada investigación; a sancionar a los responsables; a alcanzar reformas estructurales y operativas de los cuerpos policiales y las autoridades encargadas de verificaciones administrativas; a la reparación del daño; a la consideración de la población joven en la formulación de políticas públicas y a la inclusión de los instrumentos internacionales protectores de personas jóvenes y mujeres, en la normatividad interna.

Así, al amparo del instrumento recomendatorio, se ha brindado acompañamiento puntual a las víctimas, impulsándose, desde su emisión, el cumplimiento de los puntos recomendatorios formulados a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, para reparar el daño, y para la realización de acciones con impacto a nivel estructural, lo que significa beneficios no solamente para las víctimas directas, sino beneficios en un espectro mayor de impacto, que inciden en toda la población joven de la Ciudad de México.

Con relación a ello, es justo reconocer los avances logrados mediante acciones de Gobierno que han permitido garantizar espacios públicos seguros para los jóvenes; crear la Unidad Preventiva Juvenil; así como el protocolo de su actuación y la expedición del “Protocolo de actuación de la Unidad Policial Mixta para la atención multidisciplinaria a niñas, niños, adolescentes y jóvenes en manifestaciones, concentraciones, eventos culturales, sociales y deportivos”; así como mejorar en los sistemas para una adecuada comunicación entre dichas instituciones; en su momento se emitieron las “Bases de colaboración que celebran la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal”, para la realización de operativos conjuntos.

Sin embargo, se continuará impulsando la definición de una política pública integral en materia de juventud para el Distrito Federal, proceso en el que la reciente aprobación de la Ley de las y los Jóvenes de la Ciudad de México es un paso fundamental, en el que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal ha celebrado la coordinación entre actores ciudadanos, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, las instituciones del Gobierno del Distrito Federal y la propia Comisión.

La Comisión es consciente de que una de las principales demandas de los familiares de las víctimas es el acceso a la justicia, por lo que desde un ejercicio respetuoso de nuestras atribuciones, se seguirá dando el seguimiento a los procedimientos administrativos y penales en contra de las y los servidores públicos involucrados en los lamentables hechos.

Pero hoy nos convoca también la presentación del proyecto de Memorial New’s Divine Nunca Más, cuyo propósito es recordarnos que hechos similares no se deben repetir. Desde 2013 esta iniciativa conjuntó la participación de familiares de las víctimas, Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que los acompañan, dependencias del Gobierno del Distrito Federal y esta Comisión, para la construcción de un Memorial, un espacio de dignificación de las víctimas, justamente en el lugar de los hechos, el cual constituirá asimismo un espacio de atención a personas jóvenes, a través de actividades y talleres, el cual estará a cargo del Instituto de la Juventud del Distrito Federal.

Finalmente, hacemos énfasis en el compromiso que esta Comisión mantiene de impulsar las acciones necesarias para evitar la no repetición en hechos similares, para que los familiares de las víctimas accedan a la justicia y para que se les dé un trato digno y respetuoso siempre.

Que este Memorial que el día de hoy de manera sentida vienen ustedes a inaugurar, sea un antes y un después en política pública y que haya valido la pena lo que van a vivir ustedes siempre, que es una tragedia. Muchas gracias.