domingo , 4 junio 2023

Se suma CDHDF a homenaje a luchadores sociales Bety Cariño y Jyri Jaakkola

Boletín 76/2014
28 de abril de 2014

En el marco del homenaje a los luchadores sociales Bety Cariño y Jyri Jaakkola asesinados hace 4 años en Oaxaca, la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez Gallardo, destacó que éste caso al igual que todas las agresiones a las y los defensores de derechos humanos no pueden quedar impunes.

En presencia de Omar Esparza, luchador social y esposo de Bety Cariño; de Karla Micheel Salas, Presidenta de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) y de Miguel Álvarez, de Servicios y Asesores para la Paz (SERAPAZ), la Doctora Gómez Gallardo destacó que “su trabajo es fundamental para consolidar la justicia, la democracia y la construcción de un país más solidario y justo”.

En el Salón Digna Ochoa de la CDHDF, la Presidenta expresó que no podemos olvidar a estos luchadores sociales porque sería olvidar que fueron asesinados por un mundo mejor y por cambiar las condiciones para lograr una vida digna de los pueblos indígenas de México.

Son alarmantes, dijo, las cifras de las diversas agresiones contra luchadores sociales en el país, pues tan solo en 2013 se registraron 427 casos, de los cuales 27% se dieron en el Distrito Federal; 19.2% en Guerrero; 15.4% en Oaxaca; 9.1% en Chiapas y 3.7% en el Estado de México.

En tanto David Peña, Secretario de Vinculación Estratégica de la CDHDF, destacó que diversos organismos internacionales, entre ellos Amnistía Internacional, Front Line, SWEFOR y el Parlamento Europeo, se han pronunciado por las omisiones de los gobiernos estatales y federal por este caso en particular y por los cientos de casos donde la impunidad es la constante en las agresiones y asesinatos contra luchadores sociales en México.

A su vez, Omar Esparza, compañero de la activista asesinada el 27 de abril de 2010, quien iniciará mañana una huelga de hambre por la impunidad del caso y por la negativa de las autoridades para cumplir las ordenes de aprehensión pendientes giradas por un Juez de Oaxaca, recordó que la fuerza de Bety se trasmitía con su mensaje: “ellos tienen miedo, de que nosotros no tenemos miedo”.

Por su parte, Karla Micheel Salas, dijo que persiste la rabia, el coraje y la indignación por la apatía y omisión de autoridades en el caso, pues uno de los responsables de la emboscada está detenido, pero hay 12 órdenes de aprehensión sin ejecutar y eso es precisamente la omisión de las autoridades corresponsables en la impunidad.

Miguel Álvarez de SERAPAZ, destacó que en México la justicia está atrapada por la irracionalidad y la política, por eso se organiza la sociedad para enfrentar los excesos, las omisiones y las complicidades como en el caso de Bety Cariño y Jyri Jaakkola.