domingo , 21 julio 2024

Transcripción de las palabras de la Presidenta de la CDHDF, Doctora Perla Gómez Gallardo, durante su participación en la celebración del Día Internacional de la Mujer en el Centro Femenil de Santa Martha Acatitla

Discurso 013/2014

7 de marzo de 2014

PERLA GÓMEZ GALLARDO (PGG): Gracias, buenas tardes a todas y a todos, antes que nada y en el contexto que nos toca acompañarlas el día de hoy, hay una cosa que jamás se pierde como seres humanos, que es la dignidad. Sin importar cómo estén y cuál sea su contexto de vida al día de hoy, la dignidad no se pierde, y como Comisión de los Derechos Humanos es nuestra obligación decirles que nos importan y que estamos aquí, no obstante ante el contexto que les toca vivir en su ruta de vida.

Y esta es una parte, no sólo cuando se tenga que documentar una posible violación de derechos humanos, que más que lleguen, queremos prevenirlas, queremos anticipar la forma en que nos podemos acercar.

En primer lugar, diciéndoles cuáles son sus derechos; en segundo lugar, acercando a sus familiares también, a que se puedan acercar a la autoridad, sensibilizarse y mejorar las condiciones. Porque, reitero: la reclusión no es pérdida de identidad ni de dignidad. Y, en ese sentido, es el compromiso que queremos hacer con ustedes el día de hoy, para continuar estando aquí constantemente, no sólo del simbolismo de un día tan importante, como el hecho de saber que por ser mujer puede haber hasta diferencias en el tipo de acceso a la justicia, que por ser mujer hay una vulnerabilidad adicional, que no sólo es una afrenta, es eso sí, una rabia de un contexto que no debe ser tolerado y que debe de visibilizarse con esa exigencia, con políticas públicas, con acercamiento a la autoridad y en contextos tan complejos como es la reclusión; de saberse que no están solas, que hay instituciones que se crearon para ustedes y que en ese contexto vamos a estar aquí, apoyando, visibilizando y generando condiciones donde se podrán estar purgando la responsabilidad que les toque, pero con dignidad.

Y otra parte más importante que jamás se puede recluir: el pensamiento. Y ahí son todas ustedes libres y en esos esquemas donde tienen la oportunidad de la reinserción, donde tienen la oportunidad de la reflexión. Queremos también aportar, simbólicamente, estamos haciendo una donación que estaremos reforzando en libros, en vídeos, con su DVD y su pantalla, para que la puedan ustedes estar viendo, porque siempre hay espacio. Y cuando están en estos contextos, no hay más qué decirles, porque los viven todos los días, pero lo que nos toca a nosotras, mujer, es estar ahí y que sepas que como institución, la Comisión de Derechos Humanos no tiene sentido si no pasa por estas conductas y por estas actuaciones y que sepas que nos importas y que sepas que vamos a generar condiciones de acercamiento institucional con las autoridades y que podamos fomentar, no sólo la capacitación, sino en la previsión de todo un esquema de respeto y derechos a todas ustedes. Muchas gracias.