viernes , 27 enero 2023

Transcripción de las palabras de la Presidenta de la CDHDF, Perla Gómez Gallardo, en la presentación del Reporte la Infancia Cuenta, de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM).

Discurso 10/2013
4 de diciembre de 2013

Doctora Perla Gómez Gallardo (PGG): Las organizaciones están muy comprometidas de los temas. Lo digo y lo reitero, la importancia de la sociedad civil no es sólo ese compromiso, sino el valor que inspira cuando se da uno cuenta que hay una congruencia y un trabajo constante. En el marco de los comentarios que amablemente me invitaron a hacer sobre la Infancia Cuenta en México 2013, de la Red por los Derechos de la Infancia en México, es muy importante porque desde el año 2005 se ha venido construyendo este sistema de indicadores.

Hay que decirlo muy bien, las metodologías rigurosas, la generación de datos para la toma de decisiones son fundamentales, más cuando se maneja toda esta situación difusa de la información en las propias instituciones. Este tipo de estudios abona y abona bien, porque genera con un rigor y con una forma estructurada insumos que difícilmente pueden desatenderse por las autoridades.

A parte de que este ejercicio tiene otro mérito que es importante: nos da herramientas para ubicar qué debemos hacer para avanzar en el cumplimiento de las directrices que en materia de derechos humanos de la infancia y la adolescencia se han establecido internacionalmente; particularmente la creación del Sistema Nacional de Protección Integral de la Infancia que ha impulsado el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con base en los compromisos sustraídos a través de la Convención de los Derechos del Niño.

La tutela de los derechos de la infancia y la adolescencia no está sujeta a interpretaciones que puedan obviar los compromisos que el Estado mexicano ha adquirido en esta materia; o pretender invocar disposiciones que violen o limiten la garantía de los derechos establecidos en la Constitución y los tratados internacionales.

La interpretación de las normas debe ceñirse en todo momento al principio pro persona, y ello, en el caso de la infancia, conlleva a atender el Interés Superior de la niñez como lo establece el Artículo 4 Constitucional. De ahí que la propuesta que hoy se presenta no sólo es interesante, sino oportuna y necesaria.

Y en este apartado, sólo me referiré a la pertinaz necesidad de contar con un sistema de información unitario que permita conocer el cumplimiento de los derechos de la infancia y la adolescencia, que se convierta en un instrumento que informe a las autoridades y a la sociedad en general sobre los servicios, programas, atenciones y pendientes que faltan por cumplir en relación a esta materia.

El panorama que nos ofrece la Infancia Cuenta en México 2013 respecto del estado que guarda la información disponible sobre la infancia en México, hace evidente la urgencia de avanzar hacia la creación de una Ley general de protección de los derechos de la infancia y la adolescencia, del sistema de información asociado a esto.

Esta tarea debe partir de un trabajo colectivo. Por eso reitero desde la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal todo el interés para garantizar los derechos de la infancia y la adolescencia, y hacer el llamado en concurrencia con autoridades, sociedad civil, academia y sociedad en general.

Lo dicen bien, y la metáfora en interesante, hablando de Matrix, las dos pastillas que se daban eran sobre el libre albedrio, la libre decisión o el determinismo. Que el contexto donde está nuestra niñez no sea el determinismo de una falta de compromiso con su vocación directa.

Un Estado que no atiende a la niñez merece un futuro trágico. Un Estado que atiende a su niñez tiene unas mejores medidas porque se puede con estos diagnósticos, con esta información y con el compromiso desde la sociedad civil y las instituciones, generar las medidas preventivas. No esperemos las violaciones, estemos ahí y que sepan las niñas y niños de nuestro país que sí nos importan. Muchas gracias.