jueves , 26 enero 2023

La CDHDF hace un llamado para avanzar hacia una sociedad incluyente y respetuosa de los derechos de las personas con discapacidad

Boletín 424/2013
3 de diciembre de 2013

El 14 de octubre de 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 3 de diciembre como Día Internacional de las Personas con Discapacidad, con el propósito de llamar la atención y movilizar acciones respecto de la inclusión en la sociedad de personas con discapacidad. En este contexto la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) hace un llamado para avanzar hacia una sociedad más respetuosa e incluyente para las personas que viven con algún tipo de discapacidad.

En México, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para el 2010, el 5.1% de la población total registró algún tipo de discapacidad, siendo el Estado de México y el Distrito Federal los que concentran la mayor población en el país. Los dos principales tipos de discapacidad son las relacionadas con la movilidad y la vista. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (ENADIS) 2010, siete de cada diez personas creen que los derechos de las personas con discapacidad no se respetan y las personas que tienen discapacidad señalan entre sus mayores problemas el desempleo, la discriminación, no ser autosuficiente y dificultad para tener acceso a los apoyos gubernamentales.

La CDHDF ha registrado 205 quejas de enero de 2012 a octubre de 2013 presuntamente violatorias a sus derechos humanos, en este sentido visibilizan la falta de garantía para apoyar una vida independiente y a ser incluido en la comunidad, la negativa u obstaculización para el ejercicio de sus derechos humanos, como las barreras que enfrentan para desplazarse libremente en espacios e inmuebles públicos, medios de transporte, acceso a la información, entre otros.

La CDHDF, reconociendo que la discapacidad es un concepto que evoluciona, hace un llamado a todas las instancias públicas para que garanticen lo establecido en el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, reconociendo la urgencia de avanzar en una sociedad incluyente y respetuosa de los derechos de las personas con discapacidad.