sábado , 4 febrero 2023

Necesario impulsar la formación de nuevas Organizaciones Civiles, estimular la participación de las y los jóvenes, y que Gobierno y partidos políticos las reconozcan como actores sociales

Boletín 388/2013
4 de noviembre de 2013

 

• En el Décimo Aniversario de Incide Social, A.C. se reconoció su fomento a la construcción de espacios de dialogo, su influencia para definir la agenda pública y la promoción de temas antes invisibles

 

“Sin esta fortaleza de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) quién sabe qué nos hubiera pasado”, advirtió el Director General de Vinculación, Programas Educativos y Divulgación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Daniel Ponce Vázquez, quien agregó que en el actual contexto que vive el país, la contención, la atención y la protección de las instituciones del Estado ya fueron rebasadas.

 

“Creo que fueron las OSC las que permitieron que el país no se nos fuera de las manos”, por su compromiso para escuchar y apoyar a millones de personas en todo el país, insistió en el marco del Conversatorio Políticas de fomento para las Organizaciones de la Sociedad Civil, que tuvo como sede la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

 

Dijo que las OSC y la sociedad en su conjunto han sido las ‘diagnosticadoras’ más tempranas de los problemas: “Muchas veces más que las áreas de gobierno, las OSC son las primeras en detectar que hay problemáticas y han sido el vehículo para colocarlas en la agenda pública y en la agenda deliberativa del país”.

 

Además, dijo, han logrado traducir la demanda social dispersa y darle sistematicidad, con propuestas de solución técnicamente viables a los problemas; del mismo modo, han hecho un adecuado uso de las redes sociales en los últimos 10 años para visibilizar, denunciar, cuestionar y proponer temas que buscan divulgar y socializar.

 

Una aportación más, dijo, es la de la construcción de espacios deliberativos, incluida la participación de actores sociales en los consejos consultivos de diversas instituciones.

 

En tanto, el Director General de Vinculación con las Organizaciones de la Sociedad Civil en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Miguel Díaz Reynoso, reconoció que las Organizaciones han sido importantes para la formación de nuevos liderazgos ciudadanos, además de su compromiso ético y capacidad técnica para hacer propuestas.

 

Otra lección a rescatar de Incide Social y de las OSC, agregó, es la enseñanza a dialogar y negociar, de estrategias de trabajo: “No sentir que el mundo está perdido cuando no se gana todo”.

 

Entre bisagra y traductor, agregó, es el rol que también han jugado las OSC en los últimos años, entre la sociedad y la administración pública, teniendo en común el espacio público, el espacio del Estado, la tarea gubernamental y la tarea civil.

 

Díaz Reynoso cuestionó también los procesos de integración de otras organizaciones y dijo que es preciso analizar si tienen un proyecto definido o si su objetivo es únicamente obtener recursos.

 

Por su parte, la fundadora de Fortaleza Legal A.C., Ángeles Anaya Montenegro, expresó que la organización de la sociedad civil ha sido esencial para combatir los desastres naturales: “No ha sido necesario formalizar la sociedad civil para organizarla. Cada vez hay más organizaciones que no están dejando todo en el gobierno”.

 

Celebró que pese a que, en general, en México ha costado trabajo actuar colectivamente, en los últimos años se han concretado movimientos e iniciativas a través de las redes sociales y de grupos que no cuentan con un acta constitutiva.

 

En ese sentido, se pronunció porque exista mayor confianza de la sociedad para realizar y materializar proyectos que le beneficien, sin que sea necesario someterlos a licencias o permisos oficiales.

 

Los participantes concluyeron que es necesario impulsar la formación de nuevas organizaciones, y estimular la participación de los jóvenes, quienes podrán contribuir mucho con sus habilidades en el uso de herramientas tecnológicas; además de que es básico que el Gobierno y los Partidos Políticos reconozcan a las OSC como actores sociales clave.

 

Asimismo, coincidieron en señalar que las OSC nacieron como un referente de gobernabilidad democrática, proceso en el que Incide Social ha fomentado la construcción de espacios de diálogo y logrado influir en la definición de la agenda pública y en la promoción de temas antaño invisibles.

 

En el marco de su Décimo Aniversario, Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, INCIDE Social A.C., convocó a una Jornada de Conversatorios que tuvieron como objetivo compartir experiencias y propuestas sobre el estado de la democracia, los derechos humanos y el trabajo de las Organizaciones de la Sociedad Civil en México.

 

El Conversatorio Políticas de fomento para las Organizaciones de la Sociedad Civil, fue moderado por Sergio Salvador García García, de INCIDE Social, y tuvo como eje de reflexión la situación actual de la sociedad civil organizada y las propuestas para enfrentar retos de trabajo.