jueves , 9 febrero 2023

Tercera Edición Jornadas Por el Derecho a la Alimentación

Boletín 360/2013
12 de octubre de 2013

 

• Proponen blindar al derecho humano a la alimentación con el mayor sustento jurídico posible

 

Entre los funcionarios que atienden la problemática alimentaria hay desconocimiento del enfoque y las obligaciones que implican el cumplimiento de los derechos humanos, en especial del Derecho a la Alimentación, lo cual requiere un proceso de sensibilización y de capacitación sobre sus obligaciones.

 

Lo anterior fue expresado por Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que han participado en las Jornadas por el Derecho a la Alimentación 2012-2013 en articulación con la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

 

En su pronunciamiento a propósito de la conclusión de este proceso, destacaron que el objetivo ha sido promover, difundir y trabajar conjuntamente para avanzar en hacer realidad el derecho humano a la alimentación en la ciudad de México.

 

Aseveraron que estas Jornadas han sido la muestra del interés y compromiso de la CDHDF y de las OSC por abrir espacios para la reflexión y acompañar procesos sociales que buscan reivindicar este derecho, impulsar la construcción y fortalecimiento de una agenda de exigibilidad que tenga como objetivo final impactar en diversos ámbitos.

 

En este caso señalaron el cambio de marcos normativos, el diseño de políticas públicas, con enfoque de derechos humanos y la adecuación a normas internacionales para blindar al derecho humano a la alimentación con el mayor sustento jurídico posible.

 

Consideraron necesaria la inclusión de un capítulo sobre el derecho humano a la alimentación en el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, con base en la definición que sobre este derecho realizó el Relator Especial de Naciones Unidas para la Alimentación en su informe de 2007, donde menciona:

 

“El derecho de toda persona a tener acceso, de manera regular, permanente y libre, sea directamente, sea mediante compra o dinero, a una alimentación cuantitativa y cualitativamente adecuada y suficiente, que corresponda a las tradiciones culturales de la población a la que pertenece el consumidor y que garantice una vida psíquica y física, individual y colectiva, libre de angustias, satisfactoria y digna”.

 

A su vez, el Secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la CDHDF, Gerardo Sauri, sostuvo que el Derechos Humano a la Alimentación debe ser garantizado como un factor indispensable para el desarrollo físico e intelectual de las personas.

 

Al abordar el tema de la distribución, comercialización y consumo de alimentos en el Distrito Federal, dijo que contar con una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, más allá del consumo de alimentos, es una llave fundamental para el ejercicio de otros derechos como la educación, el trabajo, y condición de una vida digna.

 

Destacó la pertinencia de consolidar agenda, considerando que el Congreso de la Unión y en el ámbito local se da un debate sobre el derecho a la alimentación y su reglamentación, al cual se pueden sumar las conclusiones que se deriven de estas Jornadas.

 

Expuso que en vísperas de la actualización del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal el año entrante, será la oportunidad de que el trabajo previo permita construir un diagnóstico y después líneas de acción que comprometan a los entes públicos obligados a la garantía de este derecho.

 

Destacó que en este proceso se han podido identificar a distintos actores involucrados en todo el ciclo relacionado con el ejercicio y la garantía del derecho, productores, pequeños comerciantes, OSC y movimientos sociales, que de manera conjunta con la CDHDF están construyendo una comunidad de discusión y promoción.

 

Refirió que las Jornadas han abordado temas fundamentales que se deben observar para garantizar el disfrute de este derecho humano: salud y nutrición, producción de alimentos, comercialización, distribución y consumo.

 

En el marco de las III Jornadas Permanentes Derecho a la Alimentación nutritiva, suficiente y de calidad se presentaron las acciones de gobierno en el Distrito Federal para garantizar la distribución, comercialización y consumo de alimentos en la ciudad, a cargo de la Secretarías de Desarrollo Social, Desarrollo Económico y Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades.

Se destacó que los programas sociales han logrado disminuir la carencia alimentaria en el Distrito Federal, que se sitúa en 15%, a diferencia de la nacional que es de más de 20% de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

 

Xochimilco, Iztapalapa, Milpa Alta y Tláhuac son las delegaciones que tienen más problemas de carencia alimentaria, lo que contrasta con la Cruzada contra el Hambre del gobierno federal que había colocado a las demarcaciones de Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón.

 

Se mencionó el fortalecimiento de la red de abasto, fomentando el rescate de los mercados públicos, -en el Distrito Federal hay 329 de éstos- y 52 puntos de venta móviles o mercados sobre ruedas. También se señalaron los diversos programas de apoyo a los productores para que le den un valor agregado a sus productos y entren al mercado con la visión del comercio justo.