viernes , 27 enero 2023

No hay políticas públicas para las familias: OSC’s

Boletín 380/2013
27 de octubre de 2013

 

 

• Se realiza el “Quinto Conversatorio: Familias y Políticas Públicas”, organizado con motivo del Décimo Aniversario de INCIDE Social, AC.

 

La Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Nashieli Ramírez Hernández, aseguró que el modelo de familia única está cada vez más rebasado, por lo que es necesario usar el término plural de familias.

 

Al participar en el “Quinto Conversatorio: Familias y Políticas Públicas”, organizado con motivo del Décimo Aniversario de Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, AC, (INCIDE Social), la también Directora de Ririki, Intervención Social, AC, denunció la inexistencia de política pública sobre este rubro.

 

“Hay acciones gubernamentales, unas mejores que otras, pero no hay verdaderamente una política pública para la familia”, enfatizó.

 

En el Salón Digna Ochoa y Plácido de la CDHDF, señaló que según cifras oficiales, hay alrededor de 30 millones de familias en el país, y de éstas, una tercera parte tiene jefatura femenina.

 

Informó que del 2001 a 2011, disminuyeron en 15% el número de matrimonios y aumentaron en 60% los divorcios.

 

“Hoy por hoy, cada día en este país, 144 adolescentes menores de 18 años están siendo madres”, apuntó.

 

Además, Nashieli Ramírez Hernández aseveró que 45% de la población del país vive en pobreza, lo que violenta las dinámicas familiares no nada más en términos de precarización, sino en la convivencia.

 

“La pobreza violenta íntimamente a los individuos y naturalmente a los colectivos y a las estructuras”, puntualizó.

 

A su vez, la integrante de INCIDE Social, AC, Guadalupe Ordaz Beltrán, reconoció que en muchas familias se desarrollan relaciones inequitativas y violentas que lastiman de manera irreparable a sus integrantes.

 

Consideró que éstas, son una de las pocas instituciones que provén a los individuos de la protección que los precarios sistemas de bienestar social no ofrecen.

 

“En la práctica, son las familias las instituciones que están amortiguando el efecto de las crisis económicas, el desempleo y la enfermedad”, dijo.

 

Sin embargo, aseguró, en México se les abandonó desde hace muchos años como objeto de políticas públicas.

 

Guadalupe Ordaz Beltrán también llamó a reconocer la pluralidad de las familias.

 

“Que reconozcamos que están transformándose, que son instituciones sociales importante para el desarrollo humano y que requieren de atención mediante políticas públicas”, comentó.

 

Por otra parte, el coordinador del Centro de Atención a la Violencia Doméstica (CAVIDA) y fundador del Instituto Latinoamericano de Estudios de la Familia (ILEF), Ignacio Maldonado, señaló que la ciudad de México tiene una legislación de avanzada en término de violencia de género.

 

Sin embargo, detalló que el apoyo hacia las familias y las mujeres frente al tema de la violencia, no tiene nada que ver con la ley por la falta de valores al aplicarla.

 

“Realmente se aplica (la ley) de una manera que a veces da realmente vergüenza”, subrayó.

 

En su oportunidad, el profesor e investigador de El Colegio de México (COLMEX) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Guillermo Figueroa, criticó la manipulación desde el discurso religioso en el tema de las familias.

 

“No existe denuncia sistemática sobre el efecto dañino del discurso religioso manipulado”, apuntó.