viernes , 27 enero 2023

Entregan recursos a OSC que promueven los Derechos Humanos en el Distrito Federal

Boletín 378/2013
25 de octubre de 2013

 

• Son 8 proyectos apoyados por el Programa de Coinversión Social 2013 de la CDHDF y el Indesol

 

El Programa de Coinversión Social 2103 de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), entregó recursos por más de un millón de pesos a ocho Organizaciones de Sociedad Civil (OSC) que desarrollan iniciativas ciudadanas de educación y promoción de derechos humanos en la ciudad de México.

 

En la ceremonia de entrega estuvieron presentes el Secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la CDHDF, Gerardo Sauri Suárez,  y la Titular del Indesol, Angélica Luna Parra.

 

Gerardo Sauri señaló que esta inversión es estratégica para la ciudad de México, porque anteriormente no se consideraba que el trabajo en derechos humanos era una tarea que valía la pena fortalecer desde los fondos públicos.

 

Destacó que esta apuesta transcendental ha mostrado que los proyectos apoyados, que van dirigidos a distintos tipos de población, son acciones necesarias para la consolidación de la democracia del país, y tienen un componente significativo para el desarrollo social.

 

Los fondos, agregó, han permitido dar visibilidad que la promoción y defensa de derechos humanos están colocados con poblaciones callejeras, mujeres, infancia, grupos de diversidad sexual, indígenas, jóvenes.

 

A su vez, Angélica Luna Parra dijo que el Indesol formó un Centro de Documentación (CEDOC), que está recuperando toda la sistematización y conocimiento generado por las OCS, que, consideró, no está suficientemente aprovechado. “El conocimiento que generan estos Organismos civiles sobre temas de la ciudad y formas de atenderlos tiene que ser mejor capitalizado, divulgado, leído, compartido”, destacó.

 

Resaltó que además de acompañar los casos de vulneración de derechos humanos, las Organizaciones civiles ponen en la agenda la atención a grupos maltratados.

 

Las Organizaciones beneficiadas son Veredas, Caminos Alternativos de Educación Ambiental, con el proyecto denominado “Ciudadanía y derecho humano al agua desde un enfoque de género en el Distrito Federal”, seguimiento a una iniciativa que inició desde 2005, “La agenda azul de las mujeres”.

 

Brenda Rodríguez Herrera explicó que el objetivo del mismo es colocar en la mirada de género los problemas en torno al agua en las políticas públicas. Realizaron un Seminario para generar información y elaboran una Cartilla básica del ejercicio humano al derecho al agua.

 

Citlalkuikani desarrolla el proyecto “Mi derecho humano es… vivir una vida libre de violencia”, que se enfoca en conformar una Red de promotores y promotoras juveniles que prevengan la violencia de género y la violencia familiar, en las unidades habitacionales La Concordia y El Salado, en Iztapalapa.

 

Leticia Mireya Jiménez señaló que es una zona conflictiva que presenta alto índice de violencia. El desarrollo de su iniciativa empezó con talleres y pláticas de sensibilización sobre violencia de género, posteriormente se capacitará a los chicos y chicas para que puedan difundir en su entorno inmediato: escuela, hogar, comunidad.

 

El Centro Transitorio de Capacitación y Educación Recreativa “El Caracol” lleva a cabo el proyecto “Dialogando juntos… fortalecimiento institucional para la incidencia en políticas públicas que promueven el cumplimiento del Capítulo 26 del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal(PDHDF).

 

Luis Enrique Hernández advirtió que la política pública sigue pensada para “niños de la calle” y “El Caracol” hará una revisión de un modelo de incidencia política, para generar un cambio de visión de la población en general y de los servidores públicos respecto de las poblaciones callejeras, donde éstas sean protagonistas, dialoguen directamente con los funcionarios, y den seguimiento a cumplimiento del PDHDF, pese a las dificultades que implican sus condiciones.

 

El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, O.P. lleva a cabo el “Manual de herramientas jurídicas para la defensa de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA) en el Distrito Federal”, que sea accesible y que integre la propuesta de tres grupos focales: defensores, académicos y víctimas de violaciones al derecho a la vivienda y al medio ambiente.

 

Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, Incide Social, presenta el proyecto “Percepciones sobre el acceso al derecho a la salud de las personas que realizan trabajo doméstico remunerado en el Distrito Federal”.

 

Su objetivo es hacer recomendaciones en políticas públicas en materia de salud para atender de manera integral y con enfoque de derechos la  salud física y psicosocial de estas mujeres, externó María Blanca López.

 

Convergencia de Organismos Civiles impulsa el proyecto “Herramientas para el seguimiento y la evaluación de las políticas públicas con perspectiva de derechos humanos, especialmente aquellas señaladas en las líneas de acción del PDHDF”.

 

En tanto que Juchari Motzitarakua desarrolla la iniciativa Monitoreo del grado de cumplimiento de las recomendaciones expresadas en el PDHDF, en referencia a las poblaciones indígenas.

 

A su vez, Esfuerzos Compartidos, Centro de Capacitación, Investigación y Desarrollo Social obtuvo el apoyo para “El derecho a la participación ciudadana y la sociedad civil organizada en los asuntos públicos: Contribución de las OSC a las políticas de defensa y promoción de los derechos humanos en el Distrito Federal”.