miércoles , 1 febrero 2023

La SCJN tiene la gran oportunidad de asegurar la plena eficacia de la Reforma Constitucional en Derechos Humanos

Boletín 311/2013
3 de septiembre de 2013

 

• Considera la CDHDF que así pondrá a México en la ruta hacia la consolidación de una democracia moderna

 

En la discusión de la contradicción de tesis 293/2011, que llegará a su conclusión en los próximos días, las y los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se encuentran frente a una gran oportunidad para asegurar que la protección de los derechos humanos en México se realice de conformidad con los más altos estándares.

 

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) destaca que durante las últimas dos semanas, el Pleno de la SCJN ha venido discutiendo un tema fundamental para asegurar la eficacia de la Reforma Constitucional promulgada en junio de 2011.

 

Para la CDHDF, las y los Ministros del Máximo Tribunal del país se enfrentan a la disyuntiva de mantener un sistema jurídico basado en visiones que anteponen criterios formales para determinar la jerarquía de las normas jurídicas.

 

De manera contraria, se dará un paso decisivo que permitiría a México situarse como parte de las tradiciones constitucionales más avanzadas del mundo, en donde las normas internacionales que protegen los derechos humanos se elevan a rango constitucional y en donde las normas que brindan la mayor protección a las personas prevalecen, sin importar que las mismas se encuentren o no en el texto de la Constitución.

 

La CDHDF reconoce el impulso que la Corte imprime al debate relacionado con los derechos humanos, y respetuoso de sus determinaciones, confía en que éste asegurará el efecto útil de la Reforma en cuestión, salvaguardando la protección más amplia de los derechos de las personas, dejando de lado concepciones, que basadas en visiones del derecho ajenas a las mejores tradiciones constitucionales, se oponen a una transformación estructural del sistema jurídico mexicano.

 

La existencia y consolidación de un Estado democrático hace necesaria la comprensión e implementación de los más altos estándares en materia de protección y garantía de los derechos humanos, así como de las teorías constitucionales más modernas que consideran a la Constitución como un elemento al servicio y protección de la democracia, y no como una herramienta al servicio del poder que justifica la restricción de derechos en contravención de las obligaciones internacionales que ha suscrito el Estado.

 

A juicio de esta Institución, la transición hacia un Estado comprometido con el respeto, protección y garantía de los derechos humanos requiere, a su vez, de un Tribunal Constitucional sólido que se pronuncie a favor de los derechos buscando ampliar su ámbito de protección, y no a favor de encontrar mecanismos que los restrinjan.

 

La CDHDF confía en que la determinación que adopte el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación pondrá a México en la ruta hacia la consolidación de una democracia moderna, que tenga como eje de su actuación la máxima protección de los derechos humanos de las personas.