jueves , 26 enero 2023

CDHDF se solidariza con el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre Libertad de Opinión y Expresión por agresiones en Guatemala

Boletín 270/2013
5 de agosto de 2013

• Rechaza todo tipo de agresión en contra de quienes defienden derechos humanos.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) rechaza el robo de que fue objeto el Relator Especial de Naciones Unidas sobre Libertad de Opinión y Expresión, Frank La Rue, en Guatemala.

La Rue denunció que el pasado 1 de agosto en las instalaciones del Instituto DEMOS, una Organización No Gubernamental que él dirige, se dio el robo de equipos de cómputo y el destrozo de distintos documentos; así como la revisión de pases de abordar de sus vuelos realizados como Relator, encontrándolos ordenados de forma tal que los hubieran estudiado y fotografiado.

En el asalto no se llevaron otros objetos de valor, haciendo parecer el hecho como un acto de intimidación, más que un simple robo.

En el comunicado a propósito del hecho, La Rue subrayó la importancia de rechazar las formas violentas y ofensivas de expresión que se utilizan para atropellar la dignidad humana bajo una falsa y mal entendida bandera de libertad de expresión.

En comunicación directa con la Relatoría para la Libertad de Expresión de la CDHDF, Frank La Rue coincidió en que los distintos actos de agresión a las personas que defienden derechos humanos en general y a quienes protegen la libertad de expresión en particular, además de intentar silenciar a quien la agresión va dirigida, pretenden silenciar a todos los que luchan a favor de los derechos.

La CDHDF remarca que los actos de intimidación son formalmente agresiones en contra de la libertad de expresión y que las personas deben ser protegidas frente a éstas, tal como lo expresa el Principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Del mismo modo, rechaza todo tipo de agresión en contra de quienes defienden derechos humanos y, también, enfatiza que la libertad de expresión es la piedra angular de todas las democracias, por lo que ningún acto en contra de ella debe quedar impune.