viernes , 27 enero 2023

CDHDF, espacio de confianza y de oportunidad de justicia para la ciudadanía

Boletín 255/2013
22 de julio de 2013

• Se reúne Ombudsman capitalino con integrantes de la CDH-ALDF para hacer un balance de su gestión y explicar los desafíos de la institución en los próximos años.

• La CDHDF no defiende delincuentes, como suele decirse, siempre defiende víctimas: Luis González Placencia.

Con motivo del proceso de confirmación del Ombudsman capitalino por un segundo periodo de cuatro años, el doctor Luis González Placencia sostuvo una reunión de trabajo con las y los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (CDH-ALDF).

Presentó un balance de su administración como Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) a las y los diputados: Dinorah Pizano Osorio, Efraín Morales López, Laura Ballesteros Mancilla, Rodolfo Ondarza Rovira, Bertha Alicia  Cardona, Jorge Agustín Zepeda Cruz, Ernestina Godoy Ramos.

Ante Consejeras y Consejeros de la CDHDF y representantes de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) explicó que una apuesta por la continuidad de esta gestión es una garantía de certeza sobre el lugar al que es posible llevar a la Comisión en el futuro próximo.

“A diferencia de hace cuatro años, cuando quienes conformaban esta Comisión legislativa tuvieron que decidir votando por un proyecto y por una persona que lo encabezara, hoy ustedes decidirán sobre la base de lo realizado y por el equipo que lo hizo posible. Entonces, vine a decirle a aquéllos diputados y diputadas lo que haría; hoy he venido con ustedes para decirles lo que he hecho”, enfatizó.

El Ombudsman capitalino sostuvo que la CDHDF es un ejemplo a seguir y por ello constituye un valor de la ciudad de México que hay que cuidar y fortalecer.  Enfatizó que es un espacio de confianza y una oportunidad de justicia para habitantes y transeúntes del Distrito Federal.

Luis González Placencia consideró que entre los principales retos y desafíos a afrontar para la CDHDF es preservar su autonomía: “Sé cómo ser autónomo y la ciudadanía ha atestiguado que he sabido serlo aún en los momentos más difíciles y sin temor a ningún tipo de consecuencias”.

Indicó que el rigor técnico de las resoluciones de la institución que encabeza está respaldado su formación académica y la de mi equipo, que es la mejor garantía de que seguirá trabajando con plena objetividad. Para la CDHDF primero están las víctimas.

“No defendemos delincuentes, como suele decirse; siempre defendemos víctimas, en especial aquéllas que resultan serlo por acciones u omisiones del Estado”.

Sobre la capacidad para hacer sinergia dijo que se ha probado con creces porque es necesario articular e impulsar las agendas de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC): “La legitimidad de la CDHDF se muestra en el respaldo de un amplio sector de organizaciones, movimientos sociales, sindicatos, académicos, organismos internacionales, embajadas, colegas Ombudsman y sociedad en general”.

Con respecto a la situación de los derechos humanos en el Distrito Federal, elOmbudsman capitalino señaló que la problemática de la delincuencia obliga a trabajar muy de cerca con las autoridades del sistema de procuración de justicia y de seguridad pública, pero con la atención que se requiere para evitar la criminalización de la protesta social y el abuso de la policía.

La sobrepoblación, el anquilosamiento y la corrupción dentro del sistema penitenciario de la ciudad son otros importantes retos a superar en los próximos años, así como la eliminación definitiva de la tortura.

El Presidente de la CDHDF  consideró que la agenda de la ciudad también requiere la atención en materia ecológica y de protección del ambiente; de protección hacia las mujeres para que dejen de ser víctimas de la violencia comunitaria e institucional, de respeto pleno de las poblaciones de la diversidad sexual, personas indígenas y con discapacidad, niñas, niños y jóvenes.

Explicó que hay cuatro agendas que ocupan la atención de la CDHDF para insertar la agenda de los derechos humanos en el ámbito nacional: la situación de las personas migrantes; la protección a periodistas, defensoras y defensores de derechos humanos; combate a la trata de personas; y llevar los avances legislativos de la ciudad de México al resto del país, como la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), los matrimonios igualitarios y la ortotanacia.

Luis González Placencia enfatizó, que de continuar en el cargo comoOmbudsman capitalino de 2013 al 2017, visualiza para la CDHDF un rol central en las acciones de Estado que es necesario llevar a cabo para afianzar el papel de la ciudad de México como vanguardia en el contexto nacional e internacional.

“Veo a una Comisión creativa, proactiva, propositiva, participativa y como siempre, generadora de confianza en sus tareas frente a los derechos humanos de habitantes y transeúntes de nuestra capital. Veo una Comisión lista para madurar y ser líder en la región. Una institución central en la construcción de la ciudad que queremos tener para los próximos 25 años”.

Al término de su exposición, Luis González Placencia respondió a los cuestionamientos de las y los legisladores integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF.

Enfatizó que la CDHDF seguirá insistiendo de manera explícita para que comparezcan los servidores públicos que no acepten las Recomendaciones emitidas por el Organismo. Recordó que la Comisión entregó a la Asamblea Legislativa durante su comparecencia ante el pleno, un Informe sobre el cumplimiento y rechazo de las Recomendaciones emitidas durante 2012 para que fuera esta soberanía llamara a cuentas a dichos funcionarios que las rechazaron.

González Placencia dijo que más allá del debate entre derechos de las mayorías y derechos de las minorías es necesaria una visión de integralidad, donde los derechos sean parte de la política pública de esta ciudad.

Indicó que el trabajo con las OSC es fundamental porque se construye un enfoque global de protección a los derechos humanos. Por ejemplo, dijo, el trabajo con las poblaciones callejeras.

Ante los cuestionamientos de las y los diputas, explicó que la CDHDF ha asumido un trabajo profesional y absolutamente técnico en cada una de sus investigaciones, incluso en temas polémicos como el conflicto de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), la trata de mujeres en reclusorios capitalinos denunciada en su momento, los hechos de violencia registrados el 1 de diciembre pasado y el más álgido: la Supervía poniente; por lo cual ha asumido el costo político de defender los derechos humanos.

Hizo un llamado a las autoridades a ver el tema de la reparación del daño de manera integral y urgió a tener claridad en las problemáticas ambientales que enfrenta la ciudad para atenderlas.

Aseguró que las cárceles de la ciudad de México son verdaderas bombas de tiempo, debido al hacinamiento y porque se han convertido en reproductores del delito a su interior.

Indicó que la fortaleza de la figura del Ombudsman radica en el respaldo y acompañamiento que las Organizaciones dan a las Recomendaciones.

Y enfatizó la necesidad de que la CDHDF juegue un rol fundamental en la Reforma Política de la ciudad de México, misma que debe tener como eje rector los derechos humanos.

Cabe destacar que del 22 al 26 de julio la CDH-ALDF recibirá las opiniones de Organizaciones de la Sociedad Civil sobre el trabajo del Ombudsman capitalino. Se espera que el 29 de julio concluya el análisis y se dictamine la confirmación del actual Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia.

El dictamen será presentado y en su caso aprobado por el Pleno de la ALDF, durante el primer periodo ordinario de sesiones del segundo año legislativo durante septiembre.

A la reunión de trabajo entre la CDH-ALDF y el Ombudsman capitalino asistieron las y los representantes de Organizaciones de la Sociedad Civil, entre las que destacan: Católicas por el Derecho a Decidir, Aidé García; del Instituto Mexicano de Derechos Humanos por la Democracia, Rocío Culebro; de Artículo 19, Dario Ramírez; de Cause Ciudadano, Carlos Cruz; de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM), Martín Pérez García; de Ririki Intervención Social, Nashieli Ramírez Hernández; de Sin Fronteras, Nanci Pérez García; del Movimiento Urbano Popular, Jaime Rello; de Afluentes, Gabriela Rodríguez; del Programa Interdisciplinario de Investigación de Acción Feminista, Francisco Zárate; y de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), Manuel Fuentes.