miércoles , 1 febrero 2023

Los adultos deben entender la importancia del juego en la vida de los infantes

Boletín 179/2013
28 de mayo de 2013

•Destaca el Ombudsman capitalino que es un Derecho que implica obligaciones para los adultos respecto de niñas y niños

•El juego proporciona herramientas para la vida adulta: Mónica Juárez

En el marco de la celebración del Día Internacional del Juego, y presentación del número 8 de la Revista Iberoamericana sobre Niñez y Juventud en Lucha por sus Derechos, Rayuela, se destacó la importancia del juego en el desarrollo cognitivo y emocional de niñas, niños y adolescentes, así como las obligaciones que supone para los adultos por ser un Derecho.

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, subrayó que el juego debe verse como un Derecho, porque de lo contrario se desestima su importancia, “tendría que estar instalado como un espacio que es necesario considerar y respetar”.

Al ser un Derecho, añadió, supone obligaciones para los adultos respecto de los niños. Dijo que debe verse como aquel espacio en el que estamos produciendo emociones, para que el juego también adquiera un significado, porque el juego es un espacio fundamental para lo que vamos a ser de grandes.

“En el contexto del juego también aparecen circunstancias que tendrían que llamar nuestra atención, para comprender conflictos que ocurren en el seno familiar, para entender los fenómenos de bullying, entender reproducción de los estereotipos de género”, apuntó.

Señaló que darnos la oportunidad de tener ese espacio de interacción, de juego con niñas y niños, nos tendría que dar la oportunidad también de poder identificar circunstancias en las que tendríamos que intervenir. “El juego no es sólo una manera de pasar el tiempo, sirve para interactuar, sirve para socializar, sirve para resolver conflictos, es un momento ideal para desarrollar los aectos”.

La Presidenta de la Asociación Mexicana de Ludotecas, Mónica Juárez Soria, destacó que jugar es serio, ya que el juego proporciona herramientas, las mismas que se viven en la vida adulta, “son nuestras habilidades, nuestras astucias, nuestra creatividad, nuestra imaginación, todo lo que somos es lo que jugamos, incluso para salir adelante de situaciones que la vida nos presenta”.

La también Directora de la Fundación México Juega, A.C. expuso que la gente no ve al juego como una necesidad primaria, pero, dijo, el Derecho al juego es básico en la vida de las personas. Apuntó que son los adultos quienes violan este Derecho de niñas, niños y adolescentes, de ahí que sugirió sensibilizarlos.

“Jugar es salud, jugar es que haya acuerdos, que haya consensos, haya movimientos participativos humanos de democracia, que les dé felicidad; para ellos todo esto significa vivir. Nosotros los adultos tenemos que facilitar esta situación, crear espacios, herramientas, darles tiempo para que puedan ejercerlo, dejar de pensar que jugar es improductivo”.

Convocó a toda la sociedad a formular programas, tener espacios dignos, dar tiempo para jugar dentro de las familias, las escuelas, las instituciones, las Organizaciones de Sociedad Civil, y poyar las mociones respecto de este Derecho. “Creamos que el juego vale, dignifiquémoslo y lograremos que la gente respete el derecho al juego, porque no es pérdida de tiempo. Es un Derecho, no un privilegio”.

La profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco, Yolanda Corona Caraveo, parte del Grupo de Expertas y Expertos encargados de revisar y difundir el Comentario General sobre el Derecho de los Niños al Juego, aprobado en 2013 por el Comité de Derechos del Niño de la ONU, indicó que “cada vez los adultos tenemos menos tiempo para jugar con los niños”.

Refiriendo a teóricos del desarrollo, dijo que el tiempo que pasemos como niños jugando es directamente proporcional a la capacidad que tenemos de enfrentar la incertidumbre como humanos, “la incertidumbre es lo que lo que nos pasa todos los días, lo que nosotros siempre enfrentamos”.

Norma Jael Media Granados, educadora de Educación con niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle (Édnica), expuso las acciones que realiza su Organización en favor del ejercicio del Derecho al juego de niñas y niños. Resaltó que el papel del juego para el desarrollo intelectual, físico y social, “es un elemento primordial en la formación de las personas, favorece que nos relacionemos positivamente con todo lo que nos rodea”.

Mencionó que de acuerdo a la Convención de los Derechos del Niño en su Artículo 31, estipula que los Estados parte reconocen del Derecho al niño al esparcimiento y al juego y a las actividades recreativas propias de su edad, y a participar libremente en la vida cultural y en las artes, por ello el Estado debe ser generador de programas para que niñas y niños puedan ejercer este derecho, pero esto no se lleva a cabo.

Antes, Vanesa Carina Ramírez Ramírez de 10 años, estudiante de 5° de primaria, mencionó la dificultad para jugar en espacios limpios y seguros, además de que los adultos no juegan con ellos. Areli Ramón Urbina de 11 años, estudiante de 6° de primaria, relató su participación en el periódico Azteca, y Fernando Adrián Morales García de 10 años, estudiante de 5° de primaria, comentó su experiencia como escritor de cuentos para la Revista Rayuela.

El número 8 de Rayuela está dedicado al Derecho al Juego, contiene 28 artículos de México, Nicaragua, Cuba, Argentina, Bolivia, Paraguay, España, Estados Unidos, Gambia e Italia.

Como parte de la celebración del Día Internacional del Juego se presentó el Comentario General del Comité de los Derechos del Niño sobre el Artículo 31, y diversas OSC instalaron estaciones de juego para niños y adultos en la Explanada Gilberto Bosques de la CDHDF.