viernes , 12 agosto 2022

Se pronuncia Pilar Sánchez Rivera por una efectiva protección y resguardo de los derechos humanos de las mujeres víctimas de

Boletín 104/2013
25 de marzo de 2013

• La Directora de Espacio Mujeres para una Vida Digna Libre de Violencia A.C. obtuvo mención honorífica durante la entrega del Reconocimiento “Hermila Galindo” 2013

Debemos insistir sobre la necesaria reformulación del trabajo cotidiano de las áreas de acceso a la justicia, donde las personas que son víctimas, principalmente las mujeres, tengan real protección y resguardo de sus derechos, así como el debido acompañamiento y la información detallada sobre sus casos, lo cual significaría su efectivo acceso al derecho al debido proceso y la posibilidad de obtener justicia, señaló la Directora de Espacio Mujeres para una Vida Digna Libre de Violencia A.C., María del Pilar Sánchez Rivera.

Merecedora de una Mención Honorífica por parte de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), en el marco de la entrega del Reconocimiento “Hermila Galindo” 2013, por su amplia trayectoria como activista y promotora de la equidad de género, lamentó que generalmente los servidores públicos que administran y procuran justicia tienen establecido un parámetro de masculinidades y feminidades y se niegan al cambio individual y social.

Lo anterior, explicó, en los hechos significaría tener una igualdad de oportunidades, derechos y acceso a la justicia, imparcial, sin obstáculos que condenen, discriminen y condenen a las personas por el hecho de ir a denunciar.

En su quehacer como activista y promotora de la equidad de género, dijo que actualmente las funciones que desempeña al frente del Espacio Mujeres para una Vida Digna Libre de Violencia, además de permitirle servir a su comunidad, le han permitido, junto con sus compañeras de lucha, llevado a constatar que el marco de derechos humanos que se busca extender no es suficientemente conocido, reconocido o siquiera identificado.

“No está internalizado en la vida y en la cotidianeidad de las personas, hay mucha ignorancia sobre la cultura de los derechos que todas y todos tenemos”, insistió.

Sánchez Rivera habló también de su experiencia como tallerista con servidores públicos de las áreas de educación y de salud, así como con quienes tiene la posibilidad de incidir desde el área de acceso a la justicia, desde el Ministerio Público y los Juzgados.

“A veces nos dan la posibilidad de estar con ellos dos o tres horas, pero no son suficientes, nos damos cuenta que sólo es un barniz, que esa capacitación sobre la armonización con los convenios internacionales no se refleja en la aplicación de la mirada garantista, que todavía es muy punitiva y discriminadora, tan sólo ante el hecho de que una mujer se presente a hacer su denuncia”, subrayó. No obstante, recordó que hace 15 años no había alternativas para desmontar el sistema único de pensamiento, que ideologiza a las personas sobre el ‘cómo deber ser mujer’ y el ‘cómo deber ser hombre’.

“Eso no debía trastocarse, sino seguir alimentándose, multiplicándose y reproduciéndose, aunque fuera la base y motor de muchas desigualdades e inequidades, donde las relaciones entre unas y otros se basaba en la violencia, ajenas a la cultura de los derechos humanos”, agregó.

Obtener la Mención Honorífica del Reconocimiento “Hermila Galindo” 2013 significa entonces, explicó, un acicate y una nueva esperanza en la vida, porque nuestros sueños se hacen realidad, podemos seguir soñando con otras formas de encuentro y convivencia entre hombres y mujeres, entre mujeres de cualquier edad, religión, entre madres, gracias a su conocimiento de los derechos humanos.

Sánchez Rivera dijo que las áreas de servicio del Espacio Mujeres para una Vida Digna Libre de Violencia incluyen la prevención, la detección, la atención y el acceso a la justicia, que en conjunto significan sobre todo la libertad para ir creando, recreando y dignificando proyectos desde una perspectiva feminista y del marco internacional de los derechos humanos.

El Centro es un espacio de atención externa para mujeres, jóvenes, adolescentes, niñas y niños, que han sido afectados por la violencia familiar, abusos sexuales o en el ejercicio de sus derechos laborales. La Casa de Transición alberga a mujeres adolescentes en camino hacia su reinserción social. El refugio fue creado como un verdadero lugar de rescate, protección y seguridad para las mujeres que llegan muy vulneradas, atemorizadas, paralizadas por el miedo, porque han sido violentadas.

MARÍA DEL PILAR SÁNCHEZ RIVERA

Recibió de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) una Mención Honorífica, en el marco de la entrega del Reconocimiento “Hermila Galindo” 2013, por su amplia trayectoria como activista y promotora de la equidad de género.

Es licenciada en Filosofía por la Universidad Antoniana de Roma, Italia; diplomada sobre Estudios de la Mujer y Problemas de Lenguaje, por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Fue religiosa Franciscana Misionera de María durante 12 años, en los que realizó trabajos para el desarrollo comunitario con mujeres en México y posteriormente de la zona selvática de Curahuasi, Perú.

Se ha desempeñado en los niveles de educación media básica y de bachillerato, en instituciones como la Normal de Especialización y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde colabora como conferencista sobre temas de equidad de género y derechos humanos de las mujeres.

Actualmente es Directora de Espacio Mujeres para una Vida Digna Libre de Violencia A.C., que ofrece servicios de orientación social, asesoría jurídica y tratamiento psicoterapéutico a niñas, niños, jóvenes y mujeres para construir un plan de vida que permita convivencias saludables, respetuosas y dignas.

El Jurado del Reconocimiento “Hermila Galindo” 2013 estuvo integrado por el Ombudsman capitalino, Luis González Placencia; la Consejera de la CDHDF, Mónica González Contró; la Secretaria Académica del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM, Patricia Piñones Vázquez; el Profesor Investigador en la Universidad de Guadalajara (UdeG), dentro del programa Interdisciplinario de Estudios de Género, Carlos Ramírez, y la Secretaria Ejecutiva de la CDHDF, Gabriela Gutiérrez Ruz.

El Reconocimiento “Hermila Galindo” 2013 fue otorgado a Gloria Ramírez Hernández, en la categoría de persona; en la categoría de Organización de la Sociedad Civil (OSC), el Jurado seleccionó a la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas A.C. (ADIVAC).