martes , 7 febrero 2023

Respalda Ombudsman del estado de Hidalgo argumentos de la CDHDF ante la Comisión Interamericana, con motivo de la exhibición de detenidos ante medios de comunicación

Boletín 97/2013
20 de marzo de 2013

• El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo, Raúl Arroyo, compareció ante la CIDH, a través de una misiva, para adherirse al cuerpo argumentativo de este Organismo, Fundar, el CIDE y el especialista Miguel Sarre.

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo (CDHEH), Raúl Arroyo, se adhirió a las expresiones argumentativas de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), con motivo de la Exhibición en medios de comunicación de víctimas del delito y de personas detenidas y/o bajo la responsabilidad del Ministerio Público.

Lo anterior, en el marco de la Audiencia pública ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que además de la CDHDF, Fundar, Centro de Análisis e Investigación, el Instituto de Justicia Procesal Penal Clínica del Centro de Investigaciones y Docencia Económicas (CIDE) y el especialista Miguel Sarre, expusieron sus argumentos que pueden configurar una violación a los derechos humanos por parte del Estado mexicano.

“La exhibición de personas ante los medios de comunicación es una práctica que no contribuye en nada en un verdadero acceso a la justicia, no fomenta la cultura de la denuncia y no garantiza el éxito de la investigación ministerial”, coincide en su misiva dirigida a los miembros integrantes de la CIDH.

Raúl Arroyo advierte también que su adhesión responde a que esas prácticas lesivas y violatorias de los derechos humanos ocurren no sólo en la capital del país, sino en el resto de las entidades, incluido el estado de Hidalgo, motivo por el cual la CDHEH emitió su Recomendación 11/2011.

Coincidió también en que la exhibición por parte de las Procuradurías de Justicia y/o de las Secretarías de Seguridad Pública lesiona el derecho a la presunción de inocencia de las personas exhibidas, además de dañar su proyecto de vida y el de sus familiares, quienes son condenados paralelamente.

A lo anterior se suman otras violaciones que alteran la integridad psicofísica de las personas, lo cual repercute en sus esferas familiar, social, laboral y profesional, causándoles un estigma y discriminación al haber sido exhibidos y expuestos públicamente como ‘delincuentes’.