domingo , 5 febrero 2023

Llama CDHDF a construir una política pública de derechos humanos que parta de la identificación de desigualdades económicas y sociales

Boletín 88/2013
13 de marzo de 2013

• El Ombudsman capitalino participó en el Foro Nueva generación de derechos en el Distrito Federal

• Advirtió sobre la necesidad de que el Estado sea respetuoso de las identidades y estilos de vida de las personas

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, dijo que una política de derechos humanos debe identificar desigualdades y construir caminos legales y de política pública, en una lógica de inclusión de todas las identidades en la ciudad.

En su participación en el Foro Nueva generación de derechos en el Distrito Federal, convocado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), rechazó la relación vertical entre ciudadanos y gobernantes que, dijo, a veces se convierte en clientelar o se rige por los intereses de algún sector y en cuyos casos los ciudadanos son sólo recipiendarios de dádivas asistencialistas y no sujetos plenos de derechos, como lo obliga una auténtica política social enfocada con una visión de derechos humanos.

 “Más que atender a las diferencias entre las identidades, hay que atender hacia las desigualdades, los derechos humanos sirven precisamente para eso: Habría que tener claridad sobre la manera en la que se fijan prioridades, a partir de un diagnóstico de las desigualdades, que incluya a todas las identidades”, agregó.

 Al compartir su ponencia “Avances y perspectivas de los derechos humanos en el Distrito Federal”, dijo que el diagnóstico debe reparar especialmente en aquellas identidades cuyas condiciones hacen más vulnerables a las personas ante las dificultades que enfrentan para ejercer sus derechos: “Porque no es lo mismo ser mujer en Nueva York que en una zona selvática de Chiapas, como tampoco es igual ser mujer pobre que ser mujer rica en esta ciudad; es decir, tener la misma identidad en situaciones diferentes”.

Precisó también que el discurso sobre las generaciones de derechos ha fenecido ante la necesidad de comprender a los derechos humanos bajo un principio de integralidad y de la obligación de los Estados para atender desde una perspectiva de inclusión.

 Agregó que las obligaciones del Estado con respecto a los derechos humanos pasan ahora por la obligación de respetar irrestrictamente la identidad y el estilo de vida, así como de la necesaria intervención para resolver desigualdades de carácter económico, social y cultural.

Por lo anterior, llamó a no repetir esquemas asistencialistas, sino a la inmediatez exigida por el acceso efectivo de derechos mediante la eliminación de cualquier condicionamiento del Estado en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de derechos.

Los derechos sociales con un enfoque de derechos humanos, explicó elOmbudsman capitalino, pasan por un diagnóstico claro de las diversas situaciones en las que se encuentran las y los ciudadanos en un entorno del Distrito Federal, reconocer las desigualdades y, desde la trinchera legal primero y, desde la de la política pública, generar las condiciones para equilibrarlas: “Esa es la manera de ir atendiendo a las prioridades”.

Dijo que un diagnóstico preciso de cómo se generan desigualdades da también la pauta para ir construyendo la política pública: “Porque puede ser que aplicar demasiado dinero en un sector específico sólo reproduzca mayores desigualdades, por ejemplo apostarle con más recursos al derecho social a la seguridad dándole más dinero a la policía y al ministerio público, cabe la posibilidad de que más bien se incrementen las condiciones de desigualdad en los sectores más vulnerables a la labor policíaca”.

En el Foro participaron también los Diputados locales Manuel Granados, Esthela Damián, Dinorah Pizano, Ernestina Godoy, Daniel Ordóñez y Efraín Morales, así como el Diputado federal Carlos Augusto Morales.