viernes , 3 febrero 2023

Santiago Corcuera: se debe exigir al Estado que diga dónde están y qué les pasó a los desaparecidos

Boletín 69/2013
28 de febrero de 2013

  • • Participa en la presentación del libro Desaparición forzada y terrorismo de Estado, publicado por la AFADEM

En la presentación del libro Desaparición forzada y terrorismo de Estado, el ex Consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Santiago Corcuera Cabezut señaló que no se debe confundir a las personas desaparecidas forzadamente a manos de agentes del Estado o de particulares con la aquiescencia del Estado, de otras personas que no están localizadas y que probablemente fueron secuestradas por agentes particulares.

Aseveró que si se pone en la misma vasija a los secuestrados y a los desaparecidos, “lo que estamos haciendo es diluirle la responsabilidad al Estado”. El gobierno tiene que decir ahora, cuántos de más de 27 mil (desaparecidos) son de manos de agentes de la Marina, de la Policía, del Instituto Nacional de Migración, de las Policías preventivas de cada estado de la República.

Agregó que la autoridad debe puntualizar y decir “Estos son desaparecidos propiamente dicho y los demás son personas no localizadas, extraviadas, secuestradas, privadas de su libertad por agentes particulares, que no es lo mismo”.

Expuso que eso que la Convención de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para la Protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas distingue entre la conducta de desaparición forzada, en el Artículo 2, de otras conductas afines o análogas cometidas por agentes no estatales que también deben ser investigadas y perseguidas.

Agregó que con la lista “que ya tuvieron el valor de aceptar que existe” y no ocultarla como en el sexenio anterior, “Tenemos que exigir que nos digan dónde están o qué les pasó, aunque no hay Poder Judicial ni Procuradurías que aguanten una lista de tales dimensiones, queremos ver no nada más intenciones, sino medidas de búsqueda y localización”.

Pero, dijo, debemos exigir que busquen con afán de encontrar y que los resultados que se obtengan los den a conocer “para que el ungüento de la esperanza se vaya esparciendo a lo largo de los cuerpos de los familiares de los desaparecidos”.

Sobre el libro publicado por la Asociación de Familiares de Desaparecidos, Víctimas de Violación a Derechos Humanos en México (AFADEM), el ex integrante del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, del que fue Presidente durante el período 2006-2009, dijo que el homenaje que rinde es a las familias de las personas desaparecidas “que se unen, se organizan, se documentan y se enriquecen dentro de su dolor para luchar ordenada y eficazmente”.

Por su parte, el Director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Miguel Concha Malo, destacó que este libro presenta la memoria viva de las víctimas del terrorismo de Estado que se comenzó a dar en México durante las décadas de los 70 y los 80.

Resaltó que la práctica de la desaparición forzada es uno de los elementos que le dan forma al terrorismo de Estado.

Expuso que el libro presentado es resultado del esfuerzo de AFADEM, de académicos, de los familiares y conocidos, quienes recuerdan y vuelven a sentir el dolor con los testimonios que se ofrecen en la publicación. “En la introducción, Teresa Estrada nos recuerda que los testimonios son el principal antídoto contra el silencio y la impunidad”.

Dijo que este trabajo “Concurre a la lucha de la sociedad por el derecho a la verdad, por la recuperación de la memoria, sumando una investigación sistemática, para que nuestra sociedad recupere su salud”.

El Presidente de AFADEM, Julio Mata, señaló que esta publicación, resultado del esfuerzo de muchos años y realizado por Andrea Radilla (+), Claudia Rangel Lozano, Evangelina Sánchez Serrano y Francisco Ávila Coronel, busca recuperar la memoria que el Estado mexicano quiere borrar, “que quiere que olvidemos a los desaparecidos por motivos políticos desde los años 60”.

Mencionó que este libro se publica también como un homenaje al desaparecido escritor Carlos Montemayor, quien este día cumple dos año de haber fallecido, “y quien ayudó con su obra a identificar que la violencia viene del Estado, el pueblo se organiza para evitarla y el Estado reprime de manera más violenta, aplicando el terror”.

Comentó que el estado mexicano ha dado largas al cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) contra el Estado mexicano por la desaparición de Rosendo Radilla en Atoyac de Álvarez, Guerrero, cuyo punto principal es la localización de Rosendo, “que se hagan excavaciones en el ex Cuartel Militar, para localizar a todos los detenidos, desaparecidos de ese lugar que se llevó el Ejército Mexicano”.