jueves , 9 febrero 2023

Trata de personas, el delito más grave, en términos de los daños que deja en las víctimas

Boletín 25/2013
23 de enero de 2013

• Participa Ombudsman capitalino en la presentación del libro “Trafficked”, sobre la historia de una joven víctima de trata en Europa

• Llama a construir redes que contrarresten el delito que obliga a la esclavitud sexual

El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, dijo que aunque la trata de personas es el segundo negocio más rentable para la criminalidad organizada, debe ser considerado como el más grave, en términos de los efectos y daños que causa en las víctimas.

Al participar en la presentación del libro “Trafficked”, el Ombudsman capitalino reiteró el interés de la CDHDF para visibilizar, analizar y combatir la trata de personas con fines sexuales desde todos los ámbitos posibles y exhortó a los empresarios de la ciudad de México a sumar esfuerzos y a incidir desde sus respectivas organizaciones.

“La trata de personas tiene como base para su prosperidad el consumo, por lo que es fundamental llamar a que las personas eviten involucrarse en este tipo de delito. Desde la perspectiva del consumo, sólo están implicadas personas que comúnmente se pensaría que pagan por sexo, sino también hay jueces, policías, empresarios o profesionistas, entre otros”, señaló.

Dijo que de manera similar a la que se narra en el citado libro, sobre la historia de Sophie Hayes en Europa, el perfil de los consumidores lleva a intuir que el problema está distribuido ampliamente en las sociedades.

González Placencia señaló también que varios destinos en México se conocen ya como puntos de comercio sexual, por lo que llamó a la solidaridad de todos los actores sociales y a la formación de redes para la salvaguarda de la vida y la libertad de las personas.

“No podemos permitir que en una sociedad que está tratando de salir adelante y tener marcos sólidos de protección de la libertad, la seguridad y los derechos humanos de las personas, ocurran fenómenos medievales como el de la esclavitud sexual”, advirtió.

Es de la mayor importancia, reiteró, sumar esfuerzos: “Ustedes, amigos del empresariado, tienen capacidad e influencia, presencia pública, por las organizaciones que dirigen; tienen la posibilidad de  enviar un mensaje con el objetivo de que no haya más víctimas de trata de personas en el país, de que no  existan sitios como destinos de turismo sexual; de respaldo a las acciones de la autoridad y actúen como les toca para desmantelar a las redes y rescatar a las víctimas”.

Sobre la historia de Sophie, celebró la importancia de ponerse en pie, a través delMovimiento Un Millón de Pie, que invita a bailar el próximo 14 de febrero, para contrarrestar la intención criminal de poner a las víctimas de trata en el piso, de quienes en México se calcula que existen alrededor de 80 mil, que se suman a los millones que existen en el mundo y que, a decir del Ombudsman capitalino, obligan a apelar a la conciencia de cada persona, de que sepan sí pueden contribuir para visibilizar y combatir ese delito.

Apuntó que, desde la perspectiva de la política pública contra la trata de personas, la CDHDF ha reconocido que hay personas que deciden hacer trabajo sexual y que su decisión debe ser respetada, a diferencia del trabajo sexual en calles y zonas específicas de la ciudad, en las cuales existen elementos que deben ser tomados en cuenta por la autoridad, ya que podrían configurarse como trata de personas, “sin que eso sea una aseveración absoluta, ya que tampoco detrás de cada persona que ejerce el trabajo sexual hay un tratante”.

En la presentación de “Trafficked” también participaron la Presidenta de la Comisión Unidos Contra la Trata, Rosi Orozco; el Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) ciudad de México, Fernando Oscar García Chávez; y la autora, quien, por seguridad, no aparece ante los medios de comunicación, y fue traducida por una intérprete, para exponer los fines de su Fundación,  en materia de difusión de una cultura de prevención y sensibilización sobre la trata de personas.

En su intervención, Rosi Orozco agradeció a los empresarios de COPARMEX su participación en el combate a la trata de personas, lo mismo que a la CDHDF, sobre todo en la construcción de las nuevas vidas de jóvenes mujeres, una vez que fueron rescatadas por las autoridades y continúan recuperándose a través del apoyo de algunas organizaciones civiles.

Es imperdonable, dijo, que en México exista ese tipo de esclavitud en pleno Siglo XXI, con 70 mil niñas y niñas víctimas de este delito, de quienes 30 mil no han cumplido 14 años, tal como lo pudo constatar Sophie, quien en su visita a la ciudad de México conoció a niñas rescatadas con apenas 6 años.

Cabe señalar que posteriormente, Rosi Orozco acudirá a la CDHDF, en donde participará en el evento “Trata de Personas, un fenómeno global. Testimonios de una víctima”, en su calidad de Presidenta de la Comisión Unidos vs Trata; así como la Subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Sulma Campos Mata; y donde Sophie Hayes ofrecerá su testimonio.

Por su parte, el Presidente de la COPARMEX ciudad de México, Fernando Oscar García Chávez, celebró su participación en el Movimiento Un Millón de Pie, a través del cual sus agremiados se sumarán a su difusión y, de esa forma, contribuirán al combate del delito de trata de personas, como una de las muchas formas de la esclavitud.

“Todos tenemos familia y si algunos de nuestros cercanos cayera en la trata, entonces estaríamos preocupados. Afortunadamente, en la ciudad de México gozamos de protección y seguridad”, señaló.

El libro fue presentado como uno de los más vendidos en el Reino Unido, toda vez que se trata de una historia no-ficticia, y que inspiró a crear la Fundación Sophie Hayes en enero de 2012, bajo la consideración de que la trata de personas es uno de los crímenes de mayor crecimiento en el mundo y del que cualquier mujer, hermana, hija o amiga, al igual que Sophie, pueden ser víctimas de trata con fines de explotación sexual comercial.