viernes , 3 febrero 2023

Preocupa a CDHDF la atención a personas con trastornos mentales en centros penitenciarios capitalinos

Boletín 9/2013
12 de enero de 2013


La atención a la salud mental debe garantizarse bajo un cambio de paradigma y con enfoque de derechos humanos.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) expresa su preocupación por la atención que se brinda en los centros penitenciarios de la ciudad a las personas con trastornos mentales y del comportamiento.

Por ello, hace un llamado a las autoridades capitalinas para que esta atención se base en un modelo integral que garantice los estándares enunciados en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La CDHDF enfatiza que la citada Convención y los Principios para la Protección de los Enfermos Mentales y el Mejoramiento de la Atención a la Salud Mental reconocen la protección a la salud mental como parte del derecho a la salud, la cual debe realizarse bajo un enfoque de derechos humanos, reconociendo, entre otros, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar sus propias decisiones; la independencia de las personas; la no discriminación; la participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad; así como la igualdad de oportunidades.

Considera que los ejes sobre los cuales se deberá centrar la atención a la salud mental consisten en reconocer que la gran mayoría de personas con discapacidad mental pueden vivir en la comunidad; que se requiere de un sistema de apoyos y servicios para generar un proceso de atención integral, contando con infraestructura hospitalaria, el seguimiento médico y la participación de la comunidad en el proceso de atención; es decir, asegurar la atención preventiva, continua, comunitaria y participativa.

Bajo este enfoque, la atención a la salud mental deberá transitar en un cambio de paradigma, dejar de centralizar la atención en una institución de forma exclusiva a través del modelo asilar en un “hospital psiquiátrico” a involucrar a diferentes actores, donde se garantice que las personas con enfermedades mentales y del comportamiento no se alejen de la comunidad a través de la restricción a la libertad.

Concebir que la atención a la salud mental debe realizarse bajo un enfoque integral implica reconocer a las instituciones médicas como parte fundamental de este proceso de atención, donde en éstas y fuera de ellas deben desplegarse acciones de capacitación vocacional, actividades de recreo, esparcimiento y culturales, entre otras.

La CDHDF espera que este año se promuevan los instrumentos normativos y se generen las condiciones materiales para consolidar el esquema de atención a la salud mental, dado que es una tarea pendiente, según lo reveló desde el año 2000 Mental Disability Rights International en su informe “Derechos Humanos y Salud Mental en México”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *