martes , 31 enero 2023

Las mayores violaciones a los derechos de las mujeres se dan en el ámbito privado

Boletín 30/2013
28 de enero de 2013

• Apoyan CDHDF e Indesol proyecto “De las exigencias a los hechos. Mujeres y derechos”.

Dado que las mayores vulneraciones a los derechos de las mujeres se presentan en el ámbito privado, se requieren de redes solidarias para brindarles apoyos y crear programas que contribuyan a su empoderamiento, aseguró María Dolores Ruiz González, de la organización Con Transparencia e Información las Mujeres Construimos Ciudadanía, AC.

Lo anterior, al explicar el proyecto “De las exigencias a los hechos. Mujeres y derechos” el cual coordina y que fue apoyado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), a través del “Programa de Fomento a Iniciativas Ciudadanas en Materia de Educación y Promoción de los Derechos Humanos en el Distrito Federal 2012”.

Consideró que la violencia hacia el sector femenino es una problemática que afecta a toda la sociedad. En ese sentido, indicó que con el objetivo de contribuir al empoderamiento de las mujeres llevaron a cabo dicho proyecto educativo.

A través de esta iniciativa, abundó, realizaron 12 talleres de capacitación a los cuales asistieron 50 mujeres, a quienes formaron en temas de derechos humanos, género y acceso a la justicia.

Señaló que como organización pretenden beneficiar a mujeres de escasos recursos, indígenas y con alguna discapacidad, a fin de que mejoren su entorno social mediante información, orientación, asistencia, asesoría, capacitación y apoyo.

Con Transparencia e Información las Mujeres Construimos Ciudadanía, AC, detalló que las beneficiarias fueron vecinas de la colonia Santo Domingo, en la Delegación Coyoacán.

“La idea era que al final de los talleres lograran identificar a las instituciones y procedimientos para exigir el cumplimientos de sus derechos en materia de acceso a una vida libre de violencia”, subrayó.

Manifestó que como Asociación Civil han creado apoyos y programas sociales dirigidos al sector femenino para fortalecerlas y brindarles herramientas metodológicas y jurídicas.

“Para obtener mejores resultados se implementó un programa que apoyará con recursos económicos a las mujeres residentes de la demarcación que atraviesen por una situación de violencia, como el Programa de Apoyo Alimentario a las Mujeres Víctimas de la Violencia”, dijo.

Indicó que su labor ha facilitado la construcción de redes solidarias entre las mujeres beneficiadas y formado una campaña permanente de difusión y divulgación de sus derechos humanos tutelados en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Admitió que el proyecto no terminará con las violaciones a los derechos de las mujeres, pero que las mujeres informadas se abren espacios para el crecimiento y la reflexión, lo que permite acercarse a una vida con mejores condiciones.

“La importancia de formar a las mujeres en derechos humanos reside en que las coloca a la par con los varones, y crea un cambio cultural que impide la repetición de los patrones desigualitarios, así como alerta de las consecuencias de la violencia en sus entornos sociales, familiares y comunitarios”, finalizó.