miércoles , 1 febrero 2023

Chantiko: derechos para las niñas y los niños de Xochimilco

Boletín 14/2013
16 de enero de 2013

La Asociación Mojiganga desarrolla actividades artístico-culturales en tres pueblos originarios de la montaña de Xochimilco, dirigidas a niñas y niños, a sus padres y familiares, para promover la defensa y respeto de sus derechos humanos

Con un trabajo de más de 20 años con las y los habitantes de los pueblos originarios de la montaña de Xochimilco, Mojiganga Arte Escénico ofrece actividades artísticas que promuevan la convivencia familiar, el desarrollo del sentido estético y la reflexión colectiva sobre los problemas comunitarios: analfabetismo, machismo, alcoholismo, falta de infraestructura educativa, maltrato infantil y ausencia de un programa social integral.

De acuerdo con la Coordinadora del Proyecto “Chantiko: derechos para las niñas y los niños de Xochimilco”, Laura Yoalli Navarro Huitrón, Mojiganga Arte Escénico fomenta la participación social a favor de la infancia, mediante el reconocimiento, difusión y protección de los derechos de las niñas y los niños, primordialmente, con la concurrencia de madres y padres de familia, así como de maestros de sus centros escolares, para coadyuvar así con el desarrollo de capital social en la región.

Y agregó que, los pueblos de San Francisco Tlalnepantla, Santa Cecilia Tepetlapa, San Andrés Ahuayucan y San Mateo Xalpa presentan un alto grado de marginación, especialmente en colonias de la sierra, donde escasean los servicios públicos y sociales, como el nulo acceso de los niños y niñas al arte y la cultura, así como a alternativas para la convivencia, más allá de la televisión.

El trabajo de Mojiganga en la montaña de Xochimilco parte entonces de la necesidad de promover, respetar y proteger los derechos de niñas y niños, a partir de mejorar la convivencia familiar y social, así como las condiciones y la calidad de vida en las comunidades, y atendiendo a situaciones que colocan en desventaja y desigualdad a la infancia de Xochimilco, así como al resto de las y los habitantes de la región.

El Proyecto “Chantiko: derechos para las niñas y los niños de Xochimilco” del Centro de Actividades Artísticas para la Infancia Mojiganga Arte Escénico permite dar continuidad al proceso ejecutado durante 2011, “Mis pueblos: San Andrés Ahuayucan, Santa Cecilia Tepetlapa y San Francisco Tepalcatlalpan tienen mucho que decir sobre los derechos de los niños y las niñas”, desarrollado también con el apoyo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL), a través del Programa de Coinversión Social.

“Chantiko…” significa acciones directas de Educación en derechos humanos, económicos, sociales, culturales y ambientales, de Educación cultural y musical y para la Creación de espacios de convivencia familiar y social armónicos, con 96 mujeres y 61 hombres, 35 de ellas niñas y 25 niños menores de 12 años. Pero las actividades – impartición de talleres (3 infantiles y 1 para adultos) de formación y capacitación, actividades artísticas y culturales, espectáculos en vivo, la distribución de un Manual, de dípticos y un cartel, así como la elaboración de un libro de cuentos colectivos, que promueven el tema de los derechos de niñas y niños- buscan permear a otros niños y niñas, a madres y padres de familia, a las maestras y maestros, así como a las autoridades educativas de los pueblos originarios de Xochimilco.

En general, señala Laura Navarro, las y los habitantes de los pueblos de Xochimilco conviven con altos índices de violencia intrafamiliar, especialmente de padres y madres hacia sus hijos, quienes consideran aún  que ‘la mano dura’ es la única manera de educar: “Las nuevas generaciones reproducen la violencia desde muy temprana edad, es su único parámetro de referencia, evidenciado así en los talleres del Proyecto “Mis pueblos tienen mucho que decir… …”, en 2011 y los que se llevaron a cabo en 2012.

De igual forma, una conducta reiterada entre las personas, incluidas niñas y niños, que colaboraron en los libros de cuentos colectivos, producto de la intervención de Mojiganga, fue el maltrato hacia los animales domésticos, como expresión de una violencia contenida.

MOJIGANGA, A.C.

A través de música, teatro, títeres y cuentos, el Centro de Actividades Artísticas para la Infancia, Mojiganga Arte Escénico A.C., fomenta valores como la tolerancia, el diálogo, el espíritu comunitario, la igualdad y la solidaridad. Promueve espectáculos para toda la familia, cursos y talleres para todo público, cursos y talleres para maestros y maestras de educación preescolar y primaria, así como proyectos sociales que estimulan la autogestión cultural.

De su trabajo destacan giras por Estados Unidos y Japón, así como proyectos culturales para la ciudad de México; la publicación de libros de cuentos colectivos sobre derechos humanos y violencia familiar; la edición de 12 discos compactos; y la publicación de 4 cuadernos sobre los derechos de la niñez.

Mojiganga presenta también temporadas de teatro escolar, ofreciendo servicios gratuitos para las niñas y los niños de todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *