Sitios de Interés
Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la Presentación del Informe Especial, sobre Derechos Humanos de Jóvenes en el Distrito Federal

Entrevista al Presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, en la Presentación del Informe Especial, sobre Derechos Humanos de Jóvenes en el Distrito Federal

Transcripción 112/2012
12 de diciembre de 2012

Pregunta (P): Quisiéramos preguntarle sobre esta criminalización que se le hace a los jóvenes de 15 a 29 años de edad, ¿cómo es que llegan a esta conclusión en este dictamen? ¿Cuántos fueron los jóvenes que participaron en esta encuesta que realizaron?

Doctor Luis González Placencia (LGP): Bueno, tuvimos una participación amplia de jóvenes. No fue una encuesta, fue más bien el formato de una audiencia. Platicamos con ellas y ellos. La información en buena medida, sobre todo la más cualitativa, proviene de sus testimonios. Y, bueno, quiero decirles que el Informe, aunque se circunscribe a los años 2010-2011, en realidad refleja una situación que, como decía yo hace un momento, se ha venido planteando en la ciudad por lo menos desde hace unos cinco años, que es un proceso de estigmatización de generación de estereotipos sobre determinados jóvenes que terminan en este proceso de criminalización. Si uno aprecia el número de personas jóvenes que hay menores de 29 años en nuestras prisiones pues se puede uno dar cuenta de que son la mayoría de jóvenes. Eso tendría que llevarnos a reflexionar, que es lo que hace el Informe, sobre qué estamos haciendo con nuestras juventudes y cómo las estamos pensando al futuro. Cuando estos jóvenes salgan de la cárcel, qué van a hacer y quién se va a hacer responsable de no haber tenido una política pública a tiempo para evitar que estos jóvenes llegaran a prisión y para generar condiciones de inclusión. De eso trata el Informe.

P: ¿No le interesan a las autoridades los jóvenes?
LGP: Pues con la sola represión, me parece que la mirada que se presenta es una mirada de muy corto plazo. Es una mirada de castigo, es una mirada punitiva que hace abstracción de lo que significa eso en la vida de los jóvenes. Por eso la necesidad de políticas de mucho más largo aliento.

P: Doctor, yo quisiera preguntarle, sabemos que la Comisión continúa trabajando, investigando sobre lo ocurrido el 1° de diciembre y le están dando seguimiento al asunto de los 14 muchachos que siguen en prisión. Se habla de por lo menos cinco personas de esas 14 que está acreditada la detención arbitraria e incluso actos de tortura.
LGP: Sí, entramos en este caso ya en otra fase. A ellos se les dicto el auto de formal prisión. Vamos a ir acompañando a sus abogados con la evidencia que nosotros estamos recabando. Como comentamos la semana pasada, hemos ya solicitado la información a las autoridades. Entiendo que ya está lista esa información y que nos la darían en breve para poder complementar lo que será un Informe Especial sobre todos estos hechos. Sobre el caso de los 14 jóvenes, vamos a seguir acompañando a sus abogados y aportando a la investigación.

P: ¿Los 14 habrían sido detenidos de manera arbitraria, Doctor? ¿Qué es lo que tienen que nos puede adelantar en este momento, sobre todo porque ya lo calificaron de legales?
LGP: Claro, ahora el tema será cómo sus abogados pueden incorporar esos elementos de la detención arbitraria para su defensa. Es importante que se sepa que estamos en dos momentos distintos. Hay un primer momento antes de que se dictara el auto de formal prisión, donde todo este alegato de la detención arbitraria era fundamental, y afortunadamente eso se tradujo en ausencia de elementos para procesar, lo cual dejó afuera a 56 jóvenes.

P: Yo quisiera preguntarle por otro lado, las autoridades insisten en que las detenciones fueron legales y que está calificada de legal. Incluso dan a entender que estos 56 jóvenes liberados podrían volver a ser acusados de algún otro delito ¿Qué opinión le merece?
LGP: Bueno, la fórmula que utilizan es la que están libres con las reservas de ley. Es importante hacer notar que la decisión de la Jueza se basó no en la consideración sobre la detención, sino en la ausencia de pruebas. En nuestra opinión una cosa es consecuencia de la otra. Es decir, no puede haber pruebas si efectivamente las personas no participaron en estos hechos. Y si eso es así entonces la legalidad de la detención se pone en entredicho. Ellos han alegado la flagrancia. De cualquier manera en este momento, aunque es cierto lo que dice el Presidente del Tribunal en términos de que pueden volver a ser acusados, lo importante aquí es hacer notar que se trata de personas inocente. Sí son inocentes porque nadie les ha probado lo contrario. Y en todo caso el Ministerio Público si vuelve a acusarlos tendrá que hacerlo con base en pruebas lo suficientemente sólidas.

P: ¿Pero no es preocupante que no quiera reconocer el Gobierno? Incluso el Tribunal de Justicia, que es un poder autónomo, está defendiendo la actuación de la policía del Distrito Federal, ¿no le parece que es ilógico que no quieran aceptar que se equivocaron?
LGP: Bueno, lo importante aquí es, más allá de si se equivocaron o no, que la resolución de la Jueza fue la libertad para estos 56. No vamos a entrar en debate sobre el tema de la detención. Lo importante es que ellos están afuera y seguir adelante sobre los otros 14 jóvenes. Y en la misma lógica, también quiero decirlo claramente, en todos aquellos otras investigaciones que si vayan señalando quiénes fueron responsables de esos hechos que vimos el día primero.

P: En los casos de los aún detenidos está documentado por la Comisión que es el del bolero, ¿han recabado ustedes información más al respecto?
LGP: Sí, seguimos investigando. Hay por lo menos dos casos dentro de los 22 que nosotros señalamos. Seguimos investigando y, bueno, ahí vamos a apoyar directamente a la defensa de estos casos que está siendo llevada por Organizaciones de la Sociedad Civil para que sean considerados estos elementos a la hora ya del juicio.

P: Oiga, ¿se trabaja en una Recomendación para la Policía?
LGP: No en este momento. Yo creo que lo que vamos a emitir será un Informe Especial por la naturaleza misma de los hechos. Nos importa…

P: ¿Cuándo sería?
LGP: Seguramente en enero o febrero. Eso dependerá de la información que recabemos. Ahorita, como les decía yo, entramos en otro ritmo. Vamos a estar haciendo la investigación y una vez que tengamos ya todos los elementos emitiremos el Informe.

P: ¿Merece esto una Recomendación sobre que las autoridades ya no sean llevados a la cárcel a los jóvenes?
LGP: Bueno, el tema es que esas acciones son acciones fuera de la ley. Entonces lo que vamos a hacer más bien es una investigación sobre cuáles fueron los motivos que llevaron a la Policía a actuar de esta manera; si es un tema de protocolos; si es un tema de órdenes de la cadena de mandos; si es un tema de decisiones que los propios agentes tomaron en un momento determinado, con la finalidad de poder proponer un sistema, un mecanismo de custodia para las detenciones en el Distrito Federal. Eso es algo que vamos a platicar con las autoridades de la ciudad. Es un imperativo también que proviene del Comité contra la Tortura de Naciones Unidas y es la mejor oportunidad esta para que podamos contar con un sistema de seguimiento desde la detención en la Policía hasta quienes, por la razón que sea, están privados de la libertad.

P: Doctor, en este sentido, no se está investigando a las cadenas de mando, a Luis González Gamboa, los que estuvieron a cargo de este operativo. Sería importante que por lo menos fueran citados a declarar ante el Ministerio Público para que informaran como parte de las pesquisas qué fue lo que sucedió, porque usted también ya ha dado cuenta de que no actuó debidamente en este operativo por parte de las corporaciones policiacas.
LGP: Ahí, como bien comentas, corresponde al Ministerio Público. Nosotros vamos a estar atentos a la investigación que realice el Ministerio Público, y por nuestra cuenta ésta es parte de la investigación, justamente la de las líneas de mando, quién dio qué tipo de órdenes y qué consecuencias tuvieron esas órdenes.

P: Oiga, Doctor, ¿su punto de vista sobre la designación de Joel Ortega en el Metro, quien estuvo involucrado en el caso New’s Divine, que le costó su cargo como Secretario de Seguridad capitalino?
LGP: Bueno, yo lamento realmente que haya circunstancias en las que una persona que ha sido señalada especialmente por esta Comisión, por un hecho tan grave, haya decidido volver a la vida pública. Sin embargo, también quiero decir que es un derecho que tiene él como ciudadano. Ese derecho le cabe a él. Y lo que esperaríamos es que su desempeño en el cargo sea un desempeño que sea apegado a los derechos. El Sistema de Transporte Colectivo constituye la columna vertebral del transporte en la ciudad de México. Ahí hay un espacio privilegiado, no solamente para la protección de los derechos humanos, sino para la promoción de los derechos. Hay 4 millones de personas que transitan todos los días por el Metro. Y creo que eso en todo caso implica una doble responsabilidad para quien ahora asume este cargo.

P: ¿Por qué es lamentable, Doctor?
LGP: Bueno, supongo que ustedes comprenderán que cuando nosotros señalamos a autoridades, a quien sea, como responsables de violaciones a derechos humanos, lo que esperamos es que haya una sanción de la naturaleza que sea. En este caso entendemos que esa respuesta o esa responsabilidad se da en el orden político. Por esa razón, digamos, se apela a la decisión que uno mismo como servidor público debe de tomar frente a una circunstancia en la que se le ha señalado como alguien responsable de una violación de derechos humanos. Él tendrá que explicar, me parece, en qué sentido es que asume esa responsabilidad y, en todo caso, por qué vuelve al escenario público.

P: ¿Pese a que ahora el que es su jefe ya lo exoneró de cualquier responsabilidad penal en lo sucedido en el New´s Divine?
LGP: Claro, ustedes recordarán que efectivamente el entonces Procurador no encontró responsabilidad penal. Ya lo hemos explicado en múltiples ocasiones. La manera en la que se construye la responsabilidad penal no alcanza a llegar a quienes son los titulares de las instituciones y por eso el tema de la responsabilidad política es tan importante.

P: Doctor, pero más que una responsabilidad de él, que son legítimas sus aspiraciones para regresar al servicio público, ¿no recae la responsabilidad en las personas que lo designan o que lo eligen, que lo nombran, que lo avalan, y en este caso el Gobierno del Distrito Federal que en su momento también lo absolvió?
LGP: Bueno, eso ya tendrán ustedes que preguntárselo a quien lo designó, cuáles son las razones por las cuales toma esta decisión. Como les he dicho, él tiene ese derecho como ciudadano. Lo que tendríamos que esperar de él es que su comportamiento al frente del Metro y como servidor público sea ejemplar.

P: ¿Lo estarán vigilando ustedes como Comisión?
LGP: Como a todos los servidores públicos. Gracias.